Ir al contenido

Alimentación infantil/Gastroenteritis aguda

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.

¿Qué es una gastroenteritis aguda?[editar]

Es una enfermedad del tracto gastrointestinal, muy frecuente en niños. Se caracteriza por presentar deposiciones (heces) más frecuentes y más blandas (diarrea). Puede acompañarse de dolor abdominal, vómitos y fiebre; como con cualquier otra enfermedad aguda, los niños suelen tener poco apetito.

Generalmente la causa es una infección; los virus son los microorganismos causantes, aunque también pueden estar causadas por bacterias y parásitos.

Cada vez que el niño defeca o vomita, pierde líquidos que hay que reponer bebiendo. Así podrá evitarse la deshidratación.


Ir al comienzo

¿Qué hacer en casa?[editar]

Medidas generales[editar]

Habitualmente es suficiente con:

  • No es necesario dejar en ayunas al niño. Conviene dar pequeñas cantidades de líquidos y alimentos desde el principio.
  • Si el niño está con lactancia materna, manténganla, y si es posible déle alguna toma más.
  • Los biberones han de prepararse de la forma normal, sin diluirlos más. Use la leche habitual (en general no es necesario usar una leche sin lactosa[1]).
  • Puede tomar casi cualquier alimento, en pequeñas cantidades, por ejemplo: cereales (arroz, etc.), patata, pan, pasta, carne magra, pescado, yogur, sopa casera, algunas verduras (zanahoria, etc.) y frutas (manzana, etc.). Evite alimentos con mucha grasa o azúcar.
  • Para beber, agua.

Si los vómitos y las deposiciones son más frecuentes y abundantes[editar]

A veces, si los vómitos y las deposiciones son más frecuentes y abundantes:

  • Puede añadir suero oral hiposódico (hay numerosas presentaciones comerciales en las farmacias, en sobres, en forma líquida lista para beber, etc.), dando pequeñas cantidades con frecuencia (por ej., 1 o 2 cucharadas cada 5-10 minutos, más o menos). Si usa un suero en sobres para reconstituir en casa con agua, asegúrese de que usa la cantidad de agua necesaria (mire en el prospecto o en el envase). Los sueros en forma líquida listos para beber son los más recomendables.
  • Si el niño está activo y con buen estado general, y no quiere tomar el suero, no se preocupe, significa que probablemente está bien hidratado y su cuerpo no necesita los aportes extras del suero.

No use bebidas caseras (la "limonada alcalina" de hace años), refrescos (por ej. Aquarius)[2][3][4] ni bebidas isotónicas (para deportistas); puede leer más sobre el bulo de que ciertos refrescos sirven para tratar los vómitos o rehidratar a los niños enfermos.

¿Por qué los refrescos que en su publicidad o en el boca-a-boca se promueven para la rehidratación no son adecuados?; vea esta tabla comparativa:[5][6]

Composición de los sueros orales y algunos refrescos
Sodio (Na) (mmol/L) Potasio (K) (mmol/L) Glucosa (mmol/L) Relación glucosa/Na Osmolaridad (mmol/L)
Suero recomendado por la OMS 60-90 15-25 60-111 - 193-318
Suero recomendado por la ESPGHAN 60 20 74-111 <2 200-250
Coca-Cola 5,00 1,00 42,89 8,60 433
Aquarius 5,00 9,01 61,83 12,40 317
Aquarius Naranja 13,00 1,72 103,83 8,00 406

Además, recuerde que no debe dar medicamentos para la diarrea o vómitos sin consultar antes con su pediatra.


Ir al comienzo

¿Se cura fácilmente la gastroenteritis?[editar]

Tomar líquidos generalmente es suficiente en casos de una deshidratación leve y moderada

Sí, con las medidas indicadas suele curarse casi siempre. La mayoría de las veces ni siquiera necesitará consultar con su pediatra.

Recuerde, también, que es importante no acudir a los servicios de urgencias (en centros de salud y hospitales) salvo en casos excepcionales, como son estos:

  • Vómitos muy frecuentes; el niño vomita incluso sin tomar nada.
  • El contenido del vómito es verdoso, con sangre o con restos como los "posos de café".
  • El niño está decaído y no toma nada o casi nada por la boca a pesar de tener diarrea y vómitos frecuentes.
  • El niño está adormilado (con dificultad para despertarle), llora sin lágrimas, orina poco o nota los ojos hundidos.
  • El riesgo de deshidratación es mayor, y, por tanto, las precauciones a tomar mayores, en lactantes pequeños (especialmente menores de 4-6 meses).

Puede leer información de esta enfermedad en otros idiomas: inglés (acute gastroenteritis), portugués (gastroenterite) y árabe (الالتهاب الحاد في المعده والامعاء), en la web de Famiped.


Ir al comienzo

Referencias[editar]


Ir al comienzo

Para saber más[editar]


Ir al comienzo

Enlaces externos[editar]

Información general (pediatría, puericultura):

Blogs sobre alimentación y nutrición:

Estas direcciones se ofrecen a título informativo. No debe entenderse que las entidades citadas comparten alguna o ninguna de las recomendaciones de este texto.