Alimentación infantil/Curiosidades y otras cosas

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Algunas frases célebres y refranes populares relacionados con los hábitos de alimentación.[1]

La paremia es un enunciado breve, sentencioso e ingenioso que transmite un mensaje instructivo, incitando a la reflexión. Hay muchos tipos de paremias, como los adagios, aforismos, axiomas, proverbios, refranes y dialogismo o wellerismo. El tipo más común es el refrán.


Frases célebres[editar]

Les aphorismes de Brillant-Savarin
  • Asurbanipal, 668-627 a. C.: "Caminante: come, bebe y nada más te importe".
  • Otto von Bismarck, 1815-1898: "La gente no dormiría tranquila si supiera cómo se hacen las salchichas y las leyes".
  • Nota: esta frase atribuida a Otto von Bismarck, probablemente corresponde a John Godfrey Saxe (artículo publicado en 1869 en The Daily Cleveland Herald).[2]
  • "La mesa es el único sitio en el que nadie se aburre durante la primera hora".
  • "El descubrimiento de un nuevo manjar contribuye más a la felicidad del género humano que el descubrimiento de una estrella".
  • "El Creador, al obligar al hombre a que coma, le convida a ello por medio del apetito y le recompensa por medio del placer".
  • Miguel de Cervantes, 1547-1616: "Come poco y cena más poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago".
  • Winston Churchill, 1874-1965: "A menudo me he tenido que comer mis propias palabras y he descubierto que eran una dieta equilibrada".[4]
  • Ludwig Feuerbach, 1804-1872: "Somos lo que comemos".[5]
  • Benjamín Franklin, 1706-1790: "Abreviar la cena, prolonga la vida".
  • Federico García Lorca, 1898-1936:
    • "Nuestro ideal no llega a las estrellas, es sereno, sencillo, quisiéramos hacer miel como las abejas o tener dulce la voz o fuerte el grito, o fácil caminar sobre las hierbas, o senos donde mamen nuestros hijos".
    • "Yo tengo la idea de que las recién paridas están como iluminadas por dentro y los niños se duermen horas y horas sobre ellas, oyendo ese arroyo de leche tibia que les va llenando los pechos para que ellos mamen, para que ellos jueguen hasta que no quieran más, hasta que retiren la cabeza: "otro poquito más, niño... y se les llene la cara y el pecho de gotas blancas" (Yerma, 1934).[6]
  • Francisco Grande Covián, 1909-1995: "Todo en plato de postre, de manera que lo malo nunca sea suficiente para hacer daño".
  • Hipócrates, 460 a. C.: "Que la comida sea tu alimento, y el alimento tu medicina".
  • Enrique Jardiel Poncela, 1901-1952: "La vida es tan amarga que abre a diario las ganas de comer".
  • James Joyce, 1882-1941: “Dios ha hecho los alimentos, y el diablo, la sal y las salsas”.
  • Jean de La Fontaine, 1621-1695: "El estómago hambriento no tiene oídos".
  • Frances Ann "Fran" Lebowitz, 1950: "La comida es una parte importante de una dieta equilibrada".
  • Gregorio Marañón, 1887-1960: "El adulto obeso, constituido, debe tener en cuenta que un adelgazamiento no será obra de un plan médico, sino de un cambio total de régimen de vida" ("Gordos y flacos", 3.ª edición, Madrid, Espasa Calpe, 1936).
  • Groucho Marx, 1890-1977: "El mejor banquete del mundo no merece ser degustado a menos que se tenga alguien para compartirlo".
  • Molière (Jean-Baptiste Poquelin), 1622-1673: "Hay que comer para vivir y no vivir para comer" (El avaro, 1668).
  • Francisco de Quevedo y Villegas, 1580-1645: "El rico come, el pobre se alimenta".
  • François Rabelais, 1494-1553: "Las comidas largas crean vidas cortas".
  • Mark Twain, 1835-1910: "El hombre es el único animal que come sin tener hambre, bebe sin tener sed y habla sin tener nada que decir".
  • Luis Vélez de Guevara, 1579-1644: "La perfecta hora de comer es, para el rico, cuando tiene ganas; y para el pobre, cuando tiene qué".


Ir al comienzo

Entre todos la mataron, y ella sola se murió

Refranes populares[editar]

  • A buen hambre, no hay pan duro.
  • Come poco y cena temprano, si quieres llegar a anciano.
  • Con la olla que hierve, ninguna mosca se atreve.
  • De golosos y tragones, están llenos los panteones.
  • De grandes cenas están las supulturas llenas.
  • De lo que se come, se cría.[7]
  • De un cólico de acelgas nunca murió ni rey ni reina.
  • Después de la leche, nada eches.[8]
  • Más vale gastar en pan que en botica.
  • No comer por haber comido no es tiempo perdido.[9]
  • No hay mejor maestra que el hambre.
  • Pan, uvas y queso saben a beso.
  • Una manzana al día, el médico te ahorraría.


Ir al comienzo

La lactancia materna en el arte[editar]

Referencias a la lactancia materna en el arte español.

Commons


Ir al comienzo

Más cosas curiosas[editar]


Ir al comienzo

Referencias[editar]


Ir al comienzo

Para saber más[editar]


Ir al comienzo

Enlaces externos[editar]

Información general (pediatría, puericultura):

Blogs sobre alimentación y nutrición:

Estas direcciones se ofrecen a título informativo. No debe entenderse que las entidades citadas comparten alguna o ninguna de las recomendaciones de este texto.