Alimentación infantil/Comer con niños fuera de casa

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Es frecuente comer con los niños fuera de casa, y entre las opciones más frecuentemente usadas están los restaurantes de comida rápida y autoservicios (o buffet). Se ha observado que el aumento del hábito de comer fuera de casa y en este tipo de establecimientos ha ido parejo al incremento de la presencia de la obesidad en nuestra población infantil y juvenil. Recuerde que la obesidad es una enfermedad con repercusiones serias para la salud.

Se han hecho estudios en los que se comprueba que comer fuera de casa hace que los niños tomen entre 126 y 310 calorias (Kcal) diarias de más que cuando se come en casa. También se ha visto que comer fuera de casa en restaurantes de comida rápida, incrementa notablemente la ingesta de azúcar, grasa y sal (sodio).[1]

Siempre que pueda elija restaurantes tradicionales frente a los de "comida rápida"; no obstante, si en alguna ocasión decide acudir a alguno de estos establecimientos tenga en cuenta las recomendaciones siguientes (hacerlo ocasionalmente no tiene mayor importancia desde el punto de vista de la nutrición).

¿Qué pueden hacer los padres en estos casos?[editar]

"Comida rápida": a consumir sólo ocasionalmente

Recomendaciones prácticas:[2]

  • Reducir las horas de televisión. Se ha comprobado que debido a los efectos de la publicidad directa o indirecta, a más horas de televisión, más uso de restaurantes de comida rápida, en los que las opciones menos saludables tienen más peso.
  • Cuidar que el tamaño de las porciones no sea excesivo (en restaurantes tipo bufé).
  • Promover el consumo de opciones más saludables, como por ejemplo:
    • Hamburguesa vegetal en vez de una de carne roja de tamaño gigante con distintas salsas.
    • Porciones de pollo a la brasa en vez de empanado o frito.
    • Beber agua en vez de refrescos.
    • Tomar guarniciones con verduras o patata cocida en vez de patatas fritas.
    • Las pizzas pueden ser un alimento más o menos equilibrado si se elige con verduras (tomate, berenjena, pimiento, champiñón, etc.) en vez de extras de queso, salchicha o embutidos diversos.


Ir al comienzo

¡Cuidado con las máquinas expendedoras de comida![editar]

Máquina expendedora de productos seudoalimenticios

Los productos que ofrecen las máquinas expendedoras de comida contienen en muchas ocasiones excesivas grasas, azúcares o sal. En consecuencia, dificultan el objetivo de una alimentación equilibrada y, por tanto, saludable. Por esto es recomendable limitar todo lo posible (evitar, en la práctica) el uso de estas máquinas para obtener alimentos para los niños. [3][4]

Vea también el apartado ¿Qué llevar al colegio para media mañana?


Ir al comienzo

Referencias[editar]


Ir al comienzo

Para saber más[editar]


Ir al comienzo

Enlaces externos[editar]

Información general (pediatría, puericultura):

Blogs sobre alimentación y nutrición:

Estas direcciones se ofrecen a título informativo. No debe entenderse que las entidades citadas comparten alguna o ninguna de las recomendaciones de este texto.