Patología de la edificación/Fachadas/5.Erosión./7.PREVENCIÓN DE EROSIÓN MECÁNICA

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

7.PREVENCIÓN DE EROSIÓN MECÁNICA[editar]

La protección de las zonas de fachada más expuestas puede hacerse con elementos cerámicos como ladrillos, que aguanten bien los choques fuertes, siendo lo más común el empleo de elementos de borde como:

  • Cantoneras metálicas o de PVC embutidas en fachada.
  • Cantoneras superficiales de PVC.
  • Rodapiés metálicos para golpes de carritos o zócalos

Los ladrillos, al ser porosos, requieren de un acabado estético con un material de protección no demasiado duro, como endurecedores superficiales transparentes (resinas epoxi que penetran en los poros aumentando su resistencia a abrasión).

La erosión eólica se previene usando materiales más duros en las zonas más expuestas o con estos mismos endurecedores en caso de fachadas de ladrillo y bloques de hormigón. La erosión de las plantas se evita proyectando el edificio teniendo en cuenta su posición y la de las raíces y su posible crecimiento, oponiendo barreras a las mismas.