Patología de la edificación/Fachadas/5.Erosión./3.DIAGNÓSTICO

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

3. DIAGNÓSTICO[editar]

Se procede en primer lugar a determinar datos como material afectado, zona geográfica y climática, localización de la lesión, nivel de exposición y coincidencia con otras lesiones. El diagnóstico se basa pues en estudiar qué causas son las probables; las causas directas son los agentes que intervienen, las indirectas son los errores cometidos en proyecto, construcción y elección de materiales. Cronológicamente hay que ver si el proceso seguido por la lesión es mecánico, físico o químico, y estudiar el síntoma para establecer el sistema de reparación más adecuado. A continuación se decide qué tipo de erosión ha actuado según clasificación del libro “Patología de cerramientos y acabados arquitectónicos”:

  • El diagnóstico de erosiones mecánicas parte del conocimiento de los agentes que ha intervenido: en el caso de personas o animales suelen ser en zonas bajas accesibles a golpes, si son plantas la zona de riesgo es más baja. Como causas indirectas analizaremos el material según la dureza superficial, la protección existente y la ejecución del cerramiento.
  • Las erosiones físicas suelen conllevar humedades previas a este tipo de erosión, junto a las causas indirectas específicas que en este caso son la resistencia del material a la helada, el coeficiente de dilatación térmica potencial y el de humectación.
  • Las erosiones químicas se diagnostican con los procedimientos relativos a humedades y organismos, siendo los parámetros a estudiar el tipo de alteración y el material afectado.