Catálogo de obras de Erminio Blotta/Argentina/Provincia de Santa Fe/Rosario/Plazas

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Argentina[editar]

Provincia de Santa Fe[editar]

Ciudad de Rosario[editar]

Plazas, parques y calles de Rosario[editar]

  • 1916, julio 9, domingo: monumento con torso (parte superior del tórax, comprendida la cabeza) del abogado y general porteño Dr. Manuel Belgrano (1770-1820), cemento pompeyano (que contiene mica) y placa en forma de bandera, bronce, pedestal y resto hurtado o destruido en 1936); plaza en Mendoza y Provincias Unidas. En 1916 el ex Concejo Deliberante llamó a concurso para realizar un monumento, en conmemoración de la Independencia. Se presentan Erminio Blotta, Lola Mora y las casas Fontana y Girola. Gana Blotta y realiza la obra en cuatro meses. Era un muro o estela sobre dos escalones en cuya base central descansaba el busto (que en realidad solo representaba su cara) del prócer.
Instancia de inauguración: varias escolares llevaron la placa recién hecha (embadurnada de pátina de betún de Judea) en un carruaje al emplazamiento el día de la inauguración (¡las pobres niñas quedaron cubiertas de betún!). Crónica en La Capital del 11 de enero de 1932 y descripción en «Bustos de Rosario», de María Amanda Bergnia, en La Capital del 6 de octubre de 1968, 2.ª sección (p. 52) y 3.ª sección (p. 7).
Escritor Juan Bautista Alberdi
Presupuesto: 2400 pesos. Comitente: Comisión de Fomento (especie de alcaldía) del ex Pueblo Alberdi. El presidente Luis Sívori, al indicarle Blotta el bajísimo costo de la obra, bromeó que se podía hacer el monumento del escritor ¡a caballo! (En Argentina es común que los próceres hayan sido todos militares a caballo, lo cual no es el caso de Alberdi). A pesar del bajo presupuesto, Blotta nunca recibió la paga completa.
Síntesis de la obra: pedestal de granito sobre el que descansa un gran libro esculpido en mármol (las Bases de la Constitución argentina), más una cabeza alada a su frente simbolizando el pensamiento (cabeza y alas unidas con argamasa). Sobre esa cabeza descansa un niño de pie que le extiende sus brazos a Alberdi, representando las generaciones argentinas (el modelo fue su hermano menor Mario, nacido el 21 de mayo de 1908). Corona el monumento la efigie de Alberdi en tres cuartos, en cuyo cuerpo esbozado se modela esculpido en altorrelieve, el niño aquel; escrito: «Juan Bautista Alberdi, autor de las bases de nuestra constitución. MCMXVII». Colaboran con el escultor, el granitero Pascual Petti y el marmolista scalpellino José Lombardi (de quienes Blotta diría años más tarde: «Eran excelentes, eximios» (según el álbum fotográfico y hemerográfico del escultor). Cuando todavía faltaban semanas para terminar la obra, a Lombardi le salta una esquirla de mármol que le rompe a Blotta los anteojos y le mete astillas de vidrio y de mármol en ambos ojos. Quedaría definitivamente ciego del ojo derecho, luego de operarse en Buenos Aires con el Dr. Pedro Lagleyze (ícono de la oftalmología argentina; en su honor el más importante instituto de la especialidad lleva su nombre).
Imagen de la cabeza de Alberdi (que está en la Facultad de Ciencias Económicas), en La Capital del 23 de diciembre de 1917, p. 6 y nota:

Joven escultor rosarino Herminio [sic, por Erminio] Blotta, quien ha realizado una obra meritoria de la cual nos hemos ocupado cuando quedó lista para ser instalada [sic; incorrecto, ya que se hizo in situ] en la Plaza 25 de Mayo. La crítica en general se ha expresado en términos elogiosos respecto al Monumento que hoy será entregado al pueblo de Alberdi por la Comisión de Fomento, cuyo presidente Sr. Luis Sívori, pronunciará con tal motivo un discurso. Y prestará su concurso la banda de policía del Rosario.


Y en La Capital del 24 de diciembre de 1917, p. 5, con el título «El monumento a Alberdi, su inauguración oficial» se transcribió parte del discurso del Sr. Sívori:

Horas angustiosas debió pasar en la realización de su trabajo el joven escultor Herminio [sic, por Erminio] Blotta, que no lo completó como lo habría deseado, á causa de carecer de los recursos pecuniarios debidos. Herminio Blotta es ese joven escultor que ha sabido dar á su obra expresión y vida, singular carácter que denotan al artista inteligente, entusiasta, lleno de amor.
El Sr. Luis Sívori declaró inaugurado el monumento con un breve discurso (se incluye aquí un fragmento) que fue muy aplaudido. Luego hablaron los Sres. Modesto Barroso, Alberti y Cisneros.
En el momento en que se declaró inaugurado el monumento, la numerosa concurrencia dejó oír una ovación clamorosa que duró largos instantes. Tanto el Sr. Sívori como el artista Sr. Blotta, recibieron de los presentes numerosas felicitaciones.


En un artículo de María Amanda Bergnia de Córdoba Lutges del 11 de noviembre de 1962, 2.ª sección, titulado: «Plaza Alberdi: […] Artículo 1.º Ley Provincial n.º 1970 del 24 de diciembre de 1918 “incorporar al Distrito Alberdi al ejido urbano de Rosario” y modificado por la ley N.º 1988 del 13 de junio de 1919 “incorporar a la jurisdicción de la Comisión de Fomento de Alberdi al ejido urbano de Rosario”. Nicolás Puccio crea el pueblo en 1876 y la Iglesia se levanta en 1904. En 1934 (ver más abajo) se da el nombre de J. B. Alberdi a la plaza. En 1915 se resuelve levantar un Monumento a Alberdi. En La Capital del 15 de noviembre de 1967 se lee que la ciudad de Buenos Aires tuvo su monumento a Alberdi recién el 29 de agosto de 1964 (en la Plaza Constitución).
Material: un bloque de mármol y tres de granito; llevados en «zorra» de la empresa de tranvías, y con tablones los vecinos pasaron las zanjas del borde de la plaza. [En este texto de la autora figura el error de creer que lo inauguró la Municipalidad de Rosario. En «Monumentos de Rosario», María Amanda Bergnia ratifica este y otros errores (aunque sí escribe correctamente Erminio): «E inaugurado en 1919 y el escultor no estuvo en la inauguración» (La Capital del 21 de enero de 1968, 2.ª sección, p. 16).
Para más confusión, en La Capital del 25 de junio de 1934 (p. 5), escribe el Sr. Guillermo Rith, titulando el diario: «Un caso estupendo. El monumento a Alberdi está impago y sin concluir». El vecino de esta ciudad escribe:

Con motivo del quincuagésimo lugar la plaza (faltan líneas de tipografía) de J. B. Alberdi, una escuela del barrio Alberdi rindió homenaje al prócer en torno al monumento [véase imagen y textos en La Capital del 19 de junio de 1934 (p. 6); entre otros asuntos, ese día el intendente solicita al ex Concejo Deliberante una ordenanza para llamar Alberdi a la plaza.] Se pronunciaron discursos donde se destacó con fuertes relieves la personalidad del eminente escritor y publicista, se coreó el Himno Nacional y finalizó el acto depositando al pie del monumento una corona de flores. Bueno es consignar que en esa hora de recordación histórica, nadie ha tenido una palabra de aliento, ni estímulo para el artista rosarino Sr. Herminio [sic, por Erminio] Blotta, quien con su talento y sus esfuerzos propios, realizó esa obra, hasta dejarla casi terminada y sin que se le haya remunerado con 1 centavo. Es sin duda un caso estupendo digno de comentarse.
El año 1916 se dictó una ley provincial por la que se autorizaba al Poder Ejecutivo la construcción de un monumento recordatorio a la memoria de J. B. Alberdi. El Sr. Blotta, obedeciendo al entusiasmo desbordante de sus primeros años de artista y pensando con cordura que todo trabajo debe ser recompensado, resolvió mutuo propio [sic por “resolvió motu proprio”] realizar la obra y eligió el lugar más indicado, una plaza de Pueblo Alberdi. Los moradores de esta localidad vieron al Sr. Blotta modelando el mármol durante dos años, mañana y tarde, hasta dejar casi terminado el pedestal y el busto del ilustre prócer.
Empleó en la obra tres toneladas de mármol, pues mide 7 m de altura y para ello se empeñó en cuatro mil y tantos pesos pero cuando se hallaba próximo a dar el último retoque al busto, una arista de mármol que saltó al golpe del martillo en el cincel, se le incrustó en un ojo. Suministrados los primeros auxilios, se comprobó que había perdido la vista del ojo derecho, donde recibió doce puntadas… y ahí está el artista rosarino que ha dilapidado una veintena de magníficas obras en parques, plazas, paseos, escuelas y edificios públicos, ahí está cargado de años, de deudas, de familia, con la pérdida de un ojo, pero siempre optimista, con fe en el porvenir y en las promesas de los hombres. Es que los verdaderos artistas, los fervorosos, los que han nacido con el don, con la divina estrella, tienen alas y se levantan por encima de la arcilla humana y viven saturados de belleza, en la persecución de nobles quimeras. La estatua de Alberdi está inconclusa, no ha sido pagada...


Estas dos situaciones, bastante contradictorias, dan pie para imaginar la real anécdota:

Una anécdota: el año 1920, cuando el ministro de Instrucción Pública de la Nación Dr. José S. Salinas inaugura la UNL, fue llevado por políticos de aquel entonces para que conociese el «Monumento del Rosario a la memoria de Alberdi». Blotta le explicó los símbolos que lo adornan: las futuras generaciones en marcha hasta llegar a la comprensión y ejecución de su pensamiento, como asimismo la frente con alas, símbolo de una nueva era de prosperidad y de justicia. El Dr. Salinas, sin prestar mayor atención a las palabras del artista preguntó:
—¿De qué sustancia está hecho?
—De mármol.
—¿Macizo?
—¡Sí, Doctor, macizo, trabajado, estilizado y espiritualizado a la imagen y semejanza del cerebro más pujante de la América Latina!
El Doctor, cohibido, se enjugó la frente sudorosa con un fino pañuelo de batista.


El siguiente texto no responde exactamente a lo escrito por Luis Aguirre Sotomayor, pero aporta numerosos elementos interesantísimos (en La Capital del 3 de agosto de 1937, p. 4 [allí figura incorrectamente «Herminio»]):

Necesidad de hermosear la parte de la plaza de Alberdi donde se halla la escultura […] y un lago artificial, con fuentes y cascada […] Desde el año 1918 [sic], esta ciudad por intermedio de un escultor rosarino, el señor Herminio [sic, por Erminio] Blotta, rindió homenaje conservando al Dr. Juan Bautista Alberdi en el mármol para la posteridad.


Imagen trunca del Monumento a Alberdi en La Capital del 29 de agosto de 1935 (p. 5), por el 125.º natalicio. Y vista lejana del Monumento a Alberdi y su entorno en ocasión de inaugurarse obras de embellecimiento, imagen y notas en La Capital del 11 y 13 de julio de 1941 p. 13 y 3. En el discurso del vecino don Guillermo Alberti: «…en la que Alberdi erguido sobre su alto pedestal pareciera salir al encuentro de las pasiones para serenarlas…».
El periódico La Capital denunció muchas veces el abandono total de la plaza Alberdi, fotos del 30 de enero de 1939; del 23 de agosto de 1960; «La estatua de Alberdi con fondo de casillas» del 27 de septiembre de 1965 (p. 7).
  • Placa con alegorías al Congreso de Tucumán, bronce, plaza del barrio Belgrano. Sin datos. Según Luis Aguirre Sotomayor.
  • 1921 junio 26, domingo: busto del presidente argentino Bartolomé Mitre (1821-1906), mármol (nariz rota), exterior, pedestal de travertino escrito “A Mitre, la ciudad de Rosario”, a 26 dm, plaquita en bronce escrita “Homenaje de El Círculo, junio 26 1921”, en Plaza Pringles, esquina sudeste. El sábado 17 de julio de 1943, se lo traslada al Parque Bartolomé Mitre (de las Cuatro Plazas), Av. Provincias Unidas esq. Mendoza. AEB. V.
  • 1921, noviembre 11, viernes: media estatua del poeta florentino Dante Alighieri (1265-1321), mármol de Carrara, firmado frente base «E. Blotta», a 24 dm, exterior, nariz reparada, prepedestal en mármol firmado «E. BLOTTA» y pedestal de mampostería de color blanco. Donado por directivos del teatro El Círculo. Sitio original: Rosedal del Parque Independencia (según el álbum fotográfico y hemerográfico del escultor); sitio actual: desde el lunes 18 de mayo de 1964, cantero central del frente a la escuela homónima, Oroño 1160. Nota en La Capital (p. 10) e imagen del 19 de mayo (p. 3 [figura como «Erminio»]). Originalmente tenía una placa: «El Círculo a la ciudad de Rosario 14-IX-MCMXXI» (imagen de La Capital, 15 de abril de 1961 3.ª sección) y en el nuevo sitio se agregó otra placa: «La Dante Alighieri de Rosario al divino poeta nell settimo centenario della nascita. Maggio 1965», colocada el 23 de septiembre de 1966, La Capital (p. 6). Circulan dos conjeturas acerca dl modelo para el Dante: o su amigo el cantante bajo y reggiseur Felipe Romito (fallece en Buenos Aires el 1.º de marzo de 1961, imagen La Capital del 4 de marzo de 1961, Panteón Casa del Teatro, Cementerio de la Chacarita). Y la otra, más verídica (en el álbum fotográfico y hemerográfico del escultor) se insinúa que el modelo fue Abel Rodríguez (1893-1961). En octubre de 2010 se lo rodeó con una reja antivandálica, de 1,80 m de altura. V.


El Dante Rodríguez Blotta.

Sin ninguna boya encendida en las aguas del pasado. Habiendo renunciado a la búsqueda de lazos con la herencia merecida. Navegando en la abundancia de otros ríos. Apenas abierta la mañana, se asoma Agustín, sin temor a las olas que arrastran palabras por los desiertos del sentido.

Casi sin consciencia, va despertando animales orilleros sin nombre que esta ciudad olvidó; como nos va a olvidar a cada uno. Y que la muerte, prolija, los fue atendiendo más temprano que tarde. Escondiéndolos en una foto o abandonándolos para siempre en el silencio de algún cuento o de su historia familiar; que quizá nadie vuelva a leer. Sus merecimientos y el azar los fueron ubicando sin clemencia. Confieso que si no hubiera estado bien agarrado a la boca azul de mi virgen sablista, disfrutando el perfume cerca de su tallo; y a nuestras hadas sonrientes y pelionas que le disputan la alegría a la alegría, hubiera sido difícil soportar el envión y no ser arrastrado. Cuenta la historia, que como todo cuento pinta los hechos con los colores del mito, que cien años atrás dos jóvenes anarquistas, obreros y sensibles compartieron amistad con la bohemia y la intelectualidad local en un “clan” de próceres de rebeliones ínfimas.

Suenan extraños apellidos. Sobre todo para mí que los desconozco y que siempre esperé un mensaje más allá de los genes. Además de estos dos, Aguilar, Caggiano, Cochet, Minturn Zerva, Lenzoni, Ouvrard, Sartori. Parecieran sólo hombres que, como a todos, el corazón les latió en un lugar imposible.

De los dos amigos, el primero fue escultor y vistió con caricias esta desnuda ciudad portuaria. Desparramando con generosidad monumentos, estatuas y bustos. El segundo fue poeta y periodista y dejó algunos libros en los que pintó cuentos con el horror del hambre y la locura cotidiana. Ambos, arrobados por algunas cinturas imposibles, acercaron sus orígenes. El primero agregó una hache y españolizo su nombre de origen italiano. El segundo le prestó su imagen española al amigo para que, con el mármol, forjara la estatua del sumo poeta italiano. El primero fue el escultor (H)Erminio Blotta, el segundo el poeta (Avelino) Abel Rodríguez. Al primero, además de agradecerle su obra, debo agradecerle acercarme la imagen de este Otro Abel, de este otro poeta, mi abuelo. No se mucho más de ellos.

En cuanto al segundo que jamás me hizo un guiño cada vez que bareé mi ignorancia en las cercanías de su imagen de Carrara debo decir que, a pesar de estos largos cincuenta años, no va a tener que esperar mucho más porque, por primera vez una mañana de éstas, nos vamos a ver cara a cara.

Ahora, las tormentas que tengo para contarle, como caballeros, serán desatadas en la intimidad de una mañana del Boulevard Oroño.

Solos, con los pájaros.


  • Torso (parte superior del tórax, comprendida la cabeza) del maestro y presidente argentino Domingo Faustino Sarmiento (1811-1888), cemento patinado bronce, en la plazoleta actualmente llamada Luis Federico Leloir, ubicada entre calles República del Líbano, Damas Mendocinas, y Remedios de Escalada (excalles 15 y 18) en el barrio Sarmiento, cerca de bulevar Rondeau al 500; donó la vecinal del Barrio Sarmiento. Nota en La Capital del 28 de octubre de 1962, 2.ª sección.
  • Torso del historiador y profesor José Manuel de Estrada (1842-1894, por quien el 17 de septiembre se festeja el Día del Profesor), cemento patinado bronce muy oscuro, sitio original: Plazoleta del Foro, en bulevar Oroño y avenida Pellegrini. Según el álbum fotográfico y hemerográfico del escultor. Actualmente en el Centro Municipal de Restauración de Estatuaria Urbana (en el Galpón 17).
Alegoría del Gladiador (realizada por Guillermo Gianninazzi) y altorrelieve de Leandro N. Alem (realizada por Erminio Blotta).
  • 1922, 9 de mayo, martes: monumento alegórico, y un altorrelieve del político porteño Leandro N. Alem, bronce, exterior, coautoría con Guillermo Gianninazzi (autor de La Cuadriga) según el Centro Municipal de Restauración de Estatuaria Urbana (en el Galpón 17), escalinatas de 4 m de ancho, con cuatro escalones de escallas, jardinería en el basamento, y tramo final de cuatro escalones más, de 1,50 m de ancho en dos sectores; el retrato de Alem: altorrelieve, mide 1,40 m de alto, firmado «Gianninazzi»; pedestal de 26 dm, lo corona un gladiador (que bien podría ser un zelote) semipostrado rompiendo una gruesa estaca (simbolizando «que se rompa pero que no se doble»), firmado en el dorso del pedestal en una de sus placas «Gianninazzi escultor 1922».
Sitio original: parque Independencia (según editorial de La Capital del 18 de abril de 1942, p. 4), luego en 1942 se traslada por Decreto 653/42, al parque Leandro N. Alem. G17MR. El autor de la cara de Alem fue Blotta (EMR), y María Amanda Bergnia (en «Monumentos de Rosario» en La Capital del 3 de marzo de 1968, p. 17) relata que la máscara fue efectivamente hecha por E. Blotta: «Notable por la veracidad de expresión». Imagen de la máscara de Alem en La Capital del 5 de julio de 1963 (p. 3). También en el Libro de Oro de Rosario de 1969, ahce constar que la máscara de bronce de Além es de Blotta. V.
  • 1937, julio 10, sábado: torso del presidente argentino Nicolás Avellaneda (1836-1885), bronce, exterior, placa de bronce: «Al gran tucumano, homenaje de sus comprovincianos. 1940»; pedestal de travertino; fuente inaugurada en 1935 del escultor Ludovico Beati. Donó el Sr. Orlando Corcione de la Sociedad Vecinal Avellaneda, plaza del barrio Jardín o Avellaneda, bulevar Avellaneda esq. Tucumán. Imagen La Capital del 18 abril de 1937 (p. 5), del 10 de julio de 1937 (p. 4), y del 13 de diciembre de 1939 (p. 12); artículo de María Amanda Bergnia de Córdoba Lutges del 16 de noviembre de 1969, «Fuentes de Rosario». Sin datos.
  • 1946, julio 14, domingo: torso del periodista Ovidio Lagos, cemento, pedestal revestido con mármol de San Luis, en plaza Ovidio Lagos, calle Martín Fierro al 400, barrio La Florida. Original en bronce de 1925, en el patio central del periódico, del escultor Juan Scarabelli, réplica de Blotta; placa: «Plaza Ovidio Lagos Ordenanza 76-1942». Imagen del periódico La Capital 16 de noviembre de 1960 (p. 5); 30 de marzo de 1964 (p. 11); 1.º de noviembre de 1965 (p. 5), artículo de María Amanda Bergnia de Córdoba Lutges del 12 de enero de 1969 (p. 17).
  • 1949: torso monumental del senador rosarino Lisandro de la Torre (1868-1939), cemento patinado bronce oxidado verde, a 3,40 m, con pedestal de granito construido por la Casa Fontana y Scarabelli, de Rosario. En La Capital del 6 de enero de 1941 (p. 11) se lee: «Herminio [sic, por Erminio] Blotta presentó ayer el busto de Lisandro de la Torre en el 2.º aniversario de su muerte. Es una obra en piedra, doble tamaño del natural, modelado con toda sobriedad y en la que este artista, hijo de la ciudad, espíritu inquieto y trabajador infatigable, pone de manifiesto una vez más sus afanes y sensibilidad artísticos. Oportunamente se dará a conocer el destino de la obra». Pasan siete años y se autoriza su instalación por Dec. 1484/48 del Honorable Concejo Municipal, del 20 de mayo de 1948. Ornamentación de origen («Monumentos de Rosario» en La Capital del 19 de octubre de 1969 por María Amanda Bergnia): la Municipalidad colocó una pequeña fuente adosada al costado norte de su pedestal; realizada en cemento y revestido de azulejos verdes decorados con una estrella blanca estilizada; con un surtidor en su centro, en inundación de 1986 tuvo más de un metro de agua; en el cantero central de bulevar Rondeau casi esq. Av. Portugal. V.
    Senador Lisandro de la Torre
  • 1950, marzo: torso de Lisandro de la Torre, cemento patinado bronce, en Puente Arroyito, barrio rosarino desarrollado en las cercanías de un puente ahora inexistente (pues el cauce del Arroyo Ludueña fue entubado). Fotografía del periódico La Capital, 4 de marzo de 1950 (p. 5). Sin datos.
  • 1950: medallón con retrato del general correntino José de San Martín (1778-1850), cemento patinado blanco, firmada «H. Blotta», a 14 dm, con estragos: intervenido con múltiples capas de pintura blanca mate (y a veces dorado oscuro) vandalizado con aerosol en color amarillo y azul (los colores del club de fútbol Rosario Central, de los que casualmente el escultor era simpatizante), nariz destruida, en la plaza Buratovich, Nueve de Julio 3535 aprox. V.
  • 1950, julio: placa con retrato del general San Martín, bronce, fundidor Mauri Hnos., mástil Plaza de las Américas (nota en La Capital del 4 de agosto de 1963 2.ª sección), Salta 3360. V.
  • 1950: torso del general San Martín, cemento, alto pedestal con dos placas: «Los vecinos del Barrio Belgrano al gran Capitán – MCML» y «Homenaje de los escolares de Barrio Belgrano – 1950», Cuatro Plazas. Desaparecido. Artículo de María Amanda Bergnia de Córdoba Lutges, del 15 de diciembre de 1963, 3.ª sección.
  • 1952, abril 27, domingo: monumento con torso (parte superior del tórax, comprendida la cabeza) al novelista español Miguel de Cervantes (1547-1616), cemento (original en bronce) patinado bronce oscuro, descascarado, exterior, a 1,90 m, firmado «Blotta» en el hombro izquierdo, pedestal mampostería, placa hurtada: «La ciudad de Rosario a Cervantes, 29 sep. 1951-27 abril 1952». Sitio original: plaza Cervantes, Entre Ríos y Av. Wheelwright. Imagen en La Capital del 14 de octubre de 1967 (p. 5), artículo de María Amanda Bergnia de Córdoba Lutges del 25 de mayo de 1969 (p. 28); actual: Av. Del Huerto 1253 (en la costanera sobre el río Paraná). Intendencia de Lo Valvo. El pedestal tiene en sus cuatro caras bajorrelieves en plástico (originales en bronce), con escenas de El Quijote del escultor Pedro Cresta (6 julio 1912 - 16 octubre 1970). Según el álbum fotográfico y hemerográfico del escultor. V.
  • 1952, diciembre 27, sábado: torso del químico y microbiólogo francés Louis Pasteur (1822-1895), piedra reconstituida patinado color bronce viejo, a 2,50 m, exterior, con pedestal con superposición armónica de un conjunto de prismas cuadrangulares revestidos de travertino, placa sustraída «A Luis Pasteur, homenaje de la Facultad de Ciencias Médicas de Rosario, 27 de diciembre de 1822 – 27 de diciembre de 1952»; piedra fundamental: 1922, gestor: Dr. Carlos Ommés, en dársena de Av. Francia y Santa Fe (ex plazoleta Luis Pasteur). Donó la Facultad de Ciencias Médicas, para el 130º aniversario de su natalicio.
En La Capital del 5 de agosto de 1937 (p. 4):

Existe la piedra fundamental para esta obra de arte del escultor rosarino señor Herminio [sic, por Erminio] Blotta. Faltan 1000 pesos para fundir el bronce. Pasteur ha sido homenajeado, pero el cuerpo médico no repara en el basamento que en Av. Francia y Santa Fe espera desde hace muchos años la obra de arte que deba coronarlo.


Por Ordenanza Municipal 1038/1953 se autoriza su colocación. El gobierno francés colaboró con 5000 pesos.
En La Capital del 16 de agosto de 1965 (p. 6) en Carta de Lectores, con el título «Respeten a Pasteur», un lector ignora quién tuvo la feliz idea de honrar la memoria del sabio colocando ese busto (que solo representa la cabeza), que está con propaganda comercial y pintadas partidarias escritas con brea. Dos imágenes en La Capital del 5 de diciembre de 1956 (p. 5). Artículo de María Amanda Bergnia de Córdoba Lutges del 5 de enero de 1969 (p. 18). Luego de las palabras del decano, José D. Imhoff, se inauguró un busto del ilustre hombre de ciencia, obra de Erminio Blotta, y se leyó una carta enviada por el profesor René Pasteur, nieto del sabio y miembro de la Academia de Medicina de París. Revista "Rosario, su historia y región". En octubre de 2015 fue vandalizado con pinturas en aerosol sintéticas. V.
  • 1953, noviembre 15, domingo: torso del almirante irlandés al servicio de la independencia argentina Guillermo Brown (1777-1857), a 2,40 m, tamaño mayor que el natural, piedra reconstituida pátina símil bronce oscuro (original en bronce) exterior, pedestal de adoquines de granito gris, firmado «Blotta» en la base del hombro izquierdo. Hay otra firma menos legible en la base, placas: «Almirante Guillermo Brown 1777-1857» y «Homenaje de la Liga Naval Argentina Delegación Rosario, 15 noviembre 1953 «Es preferible irse a pique antes que rendir el pabellón». Sitio original: hasta 1965 al frente de la Estación Fluvial, obra mirando al Río Paraná; y hasta 2004: mirando al Paraná (por acuerdo entre el autor y las autoridades de Prefectura), en el cantero central de avenida Baterías de la Libertad casi esq. Avenida de los Inmigrantes (costanera frente al Monumento a la Bandera). Desde 2005 estuvo en reparación en el Centro Municipal de Restauración de Estatuaria Urbana (en el Galpón 17). Y en 2012 se realizó al costado norte de la Estación Fluvial, una instalación artística, en hormigón alisado, con pedestal y por su lado izquierdo (sur), con una grada inclinada con frase alegórica: "ALMIRANTE GUILLERMO BROWN 1777 - 1857 Padre de la patria en el mar"), mas se cambió la orientación de su mirada, en sesgo al río y hacia el norte (firmas esfumadas) y del lado derecho (norte) un ancla enrollada con cadenas, en esmalte negro. Imagen en el periódico La Capital, 8 de noviembre de 1954 (p. 5) excelentes imágenes sobre su ubicación original en La Capital, 16 de diciembre de 1956 (p. 7), 18 de mayo de 1961 (p. 10), 18 de mayo de 1963 (p. 4), 6 de noviembre de 1967 (p. 5), artículo de María Amanda Bergnia de Córdoba Lutges del 12 de enero de 1969 (p. 17). Comitente: Liga Naval Argentina (2000 pesos). V.
  • 1956, octubre 22, lunes: torso monumental del general entrerriano Justo José de Urquiza (1801-1870), cemento patinado blanco (nariz rota), a 2 m, exterior, escrito «Urquiza», en la avenida de la Tradición, frente al ex Ferrocarril Santafesino, Parque Urquiza. En La Capital, 18 de octubre (p. 4), 19 de octubre (p. 5), 22 de octubre (p. 4) y 23 de octubre de 1956 (p. 9, con imagen y discursos de Bernardina Dabat de López Elitchery). Nota sobre los estragos en la nariz y la mejilla, en La Capital, 2 de febrero (p. 9), 3 de febrero de 1964 (p. 9, con imagen); nuevo estrago y Blotta escribe en Carta de Lectores «Las ideas no se matan», firma como Erminio Blotta, 2 de agosto de 1965 (p. 6) y 21 de septiembre de 1966 (p. 5). V.
    Monumento a la madre
  • 1956, octubre 11, jueves: Monumento a la madre, cemento patinado blanco, en la plaza Buratovich (a 30 m de Nueve de Julio esq. San Nicolás). Donado por la Liga de Madres (Secretaria, Carmen de Jesús Prieto Ruiz, esposa del escultor) de la parroquia San Miguel Arcángel. Destruido. La Municipalidad lo reemplazó por una pieza de otro autor. Primer monumento a la Madre en Rosario (en La Capital del 28 de julio de 1968, p. 29). Modelos: su hija Beatriz Carmen (de 15 años) y su nieto Luis Antonio (de meses). En la Gran Enciclopedia de la Provincia de Santa Fe (1965) de Diego A. de Santillán se la denomina La madre.
  • Torso del general porteño Manuel Belgrano (1770-1820), bronce, donado por el Club de Leones, en la esquina del Palacio Municipal, calle Córdoba y 25 de Mayo. Según recortes de periódicos de Ana María Blotta. Sin datos.
  • 1960, septiembre 11, domingo: torso de Sarmiento, cemento, a 2,30 m, exterior, ex plazoleta calles Sarmiento y Catamarca. Imagen en La Capital del 12 de septiembre de 1963 (p. 10).
  • Monumento a la madre, cemento patinado blanco, sin firmar, exterior, Parque por un Niño Feliz (barrio Físherton, de Rosario).
  • 1960, junio 28, martes: reentronizado del torso monumental del salteño general Martín Miguel de Güemes, patrono de Gendarmería Nacional (1785-1821), cemento patinado bronce viejo, con respaldo de lajas y base de mampostería, a 1,80 m, exterior, firmado «Blotta» en el frente izquierdo, tres placas: «Gendarmería Nacional Destacamento N.º 3 Rosario. Piedra fundamental del monumento al general Martín M. de Güemes, 1938 28-VII-1960», «Al Gnl. Martín Miguel de Güemes 1785-1821». La instalación original disponía una fuente con surtidores de agua (que posteriormente se quitó) por lo que durante años se la conoció como «la fuente de Güemes». Imagen en La Capital del 25 de octubre de 1964 2.ª sección. Afuera, del Destacamento Móvil N.º 2 de la Gendarmería Nacional de Rosario (Argentina), avenida San Martín 2851. Por esa obra el autor fue honrado con una medalla de oro. Gendarmería Nacional realizó varias copias del molde donado por el hijo del escultor, Claudio Blotta Prieto (según comunicación personal de éste). Artículo en La Capital, 2 de marzo de 1961 (p. 4 [figura como Erminio]), imagen del 3 marzo 1961 (p. 12); otra imagen del 29 de julio de 1964 (p. 5).

Sitio original y fecha de inauguración: 1954 junio 26 sábado, por Ordenanza Municipal 1272/1954, estuvo allí seis años (donó el Centro de Residentes Salteños en Rosario), en la plaza Rosales: calles Güemes, Dorrego y Wheelwright. Placa en bronce «17 junio 1954». Fotografías en el suplemento ilustrado del periódico La Capital del 20, 26 y 27 de junio de 1954. Participó en la inauguración el escultor, el cardenal Caggiano. Esta obra se retiró de allí al remodelar el sector urbano, y se reinstaló por Decreto 4056/1960 en el Parque Hipólito Yrigoyen (Av. San Martín entre Virasoro y Rueda) en 1960, propiciada su reubicación por el Centro de Residentes Salteños. Artículo de María Amanda Bergnia de Córdoba Lutges del 5 de enero de 1969 (p. 18). V.

  • 1960, diciembre 23, viernes: torso de Domingo Matheu, cemento patinado bronce, donó Guarnición Militar Rosario (Argentina), con placa «Domingo Matheu. 1766-1831», plaza Matheu (Callao, Rodríguez, Olegario Andrade y Esteban de Luca). Foto La Capital, 24 de diciembre de 1960; artículo de María Amanda Bergnia, 15 de noviembre de 1964, 3.ª sección (p. 30 [figura como «Erminio»]). S/D/
  • 1961, septiembre 10, domingo: torso de Sarmiento, cemento, exterior, donó la vecinal del barrio Sarmiento, plazoleta ex calles 15 y 18 actuales República del Líbano y Damas Mendocinas. En periódico La Capital del 10 de septiembre de 1961 (p. 4). Es destruido el 21 de septiembre de 1961; en nota del periódico La Capital del 30 de septiembre de 1961: «… y sirva como ejemplo dignificante el hermoso gesto del escultor Herminio [sic, por Erminio] Blotta que, espontáneamente, ha ofrecido donar un busto. Hermosa lección…». Sin datos.
  • 1961, abril 15, sábado: torso del coronel Juan Bautista Charlone (quien combatió y falleció en Curupaytí el 22 de septiembre de 1866: guerra contra Paraguay junto con Giuseppe Garibaldi), cemento pompeyano, exterior, a 2 m, pedestal en ladrillo visto, placa «El pueblo de Rosario al coronel J. B. Charlone, muerto heroicamente el 22 de septiembre de 1866 en el asalto de Curupaytí (Paraguay). Nació en Asti, Italia, en 1826. Municipalidad de Rosario. 1962», en plaza Charlone (Córdoba al 4500, Rioja, Servando Bayo y Pascual Rosas). Imagen en La Capital, 11 de abril (p. 17) y 16 de abril de 1962 (p. 8 [figura incorrectamente como «Herminio»]), 10 de noviembre de 1963 (2.ª sección), 20 de abril de 1964 (p. 7). Según recortes de periódicos de Ana María Blotta, datos del Centro Municipal de Restauración de Estatuaria Urbana (en el Galpón 17), artículo de María Amanda Bergnia de Córdoba Lutges del 23 de febrero de 1969 (p. 17), y carpeta administrativa del escultor.
  • 1962: torso del general Belgrano, cemento patinado bronce viejo, sin firmar, a 1,60 m, pedestal de mampostería en blanco. Foto en el periódico La Capital. Sin datos.
  • 1962, agosto 5, domingo: torso del dominico español Fray Francisco de Vittoria (Burgos 1483 a 1492 aprox.-Salamanca 1546), cemento patinado oscuro (original en bronce hasta 2004, luego al Centro Municipal de Restauración de Estatuaria Urbana), a 1,60 m, exterior, sin firmar, con pedestal en cemento (el pedestal original era de lajas en mármol), escrito «Yo enseño el derecho de todas las gentes; Fray Francisco de Vittoria». Hay dos placas y una advertencia de que se trata de una obra en cemento (de bajo valor económico), donado por el Centro Vasco y E. Uribarri, en plaza Guernica (Salta esq. Mitre). Nota en La Capital del 6 de agosto de 1962 págs. 4 y 11 (imagen) (figura Erminio); también el 9 de marzo de 1969 (p. 20). Se hizo entrega al escultor de una medalla de oro con una dedicatoria, en reconocimiento por la obra realizada.
En el reverso de una foto del día de la inauguración, Blotta escribió: «[esa frase] se refería a los indios maltratados y saqueados en sus tierras por los “civilizados”». V.
  • 1963: torso de Domingo Matheu (Barcelona 1765-Buenos Aires 1831), bronce (fundido en el Arsenal de San Lorenzo), pedestal de lajas calcáreas con plataforma de mosaicos y dos grupos de escalones abiertos en el césped; placa: «Domingo Matheu 1766-1831». Plaza Domingo Matheu: Callao esq. Esteban de Luca. En La Capital «Bustos de Rosario» de María Amanda Bergnia del 6 de abril de 1969 (p. 28).
  • 1963 aprox.: torso de la poetisa gallega Rosalía de Castro (1837-1885), cemento patinado blanco, plaza Galicia (Suipacha, Ricchieri, Biedma y Presidente Quintana). Nota e imagen en La Capital del 4 de febrero de 1963 (p. 8); artículo de María Amanda Bergnia 15 de noviembre de 1964 3.ª sección págs. 26 y 30.
  • 1963 octubre: Monumento a la madre, cemento patinado blanco, sin firmar, exterior, con pedestal de mampostería pintado de blanco, de 3 × 1,4 × 0,4 m; a 1,80 m, exterior, en Av. Uriburu y Del Campo, antes de llegar a calle Corrientes. Repintado blanco con sintético satinado, irrespeto al patinado. V.
  • 1964, octubre 10, sábado: Monumento a la madre, cemento patinado blanco, sin firmar, exterior, con pedestal de lajas travertino, a 1,70 m, exterior, con placa en bronce, donó el escultor y el basamento por la Asociación de Comerciantes e Industriales Zona Sur, Bv. Seguí y Av. San Martín. Nota en La Capital del 1.º de octubre de 1964 (p. 22 [figura incorrectamente como «Herminio»]).
En La vieja de los tachitos (2004), del arquitecto José Mario Bonacci (bonaprin[arroba]ciudad.com.ar) [V] se nombra este monumento:
A pie por Maipú hacia el sur, aparecía a la mañana «la vieja de los tachitos», de nombre y procedencia ignorados. «Clanclán, clanclán», se anunciaba con tachitos y envases de lata colgados o asomados de un bolso raído, seguida siempre por quince o veinte gatos. Llegaba a Bulevar Seguí y Avenida San Martín y se sentaba frente al busto de la Madre, de Blotta. La rodeaban los felinos, pasaba el día hasta que moría la tarde, levantaba campamento y se retiraba como había llegado, por el mismo camino y con los fieles gatos detrás. Sin embargo nunca se nos ocurrió seguirla para saber dónde pasaba el resto de sus horas.
  • 1965: Monumento a la madre, cemento patinado blanco, sin firmar, exterior, con pedestal de mampostería pintado de blanco, de 3,00 × 1,40 × 0,40 m; a 1,60 m, exterior, en el jardín de la Maternidad Martin, Moreno 970. V.
  • 1965, octubre 12, martes: Monumento a la madre, cemento patinado blanco, sin firmar, exterior, en La Capital del 11 de octubre de 1965 (p. 6), en Barrio Acindar (Av. San Martín al 6500). Sin datos.
  • 1966, febrero 6, domingo: placa con retrato del poeta, escritor y periodista Fausto Hernández (autor de la Biografía de Rosario, 1939), bronce, firmada «Blotta», donó el periódico La Tribuna de Rosario [figura incorrectamente como «Herminio»], plaza Fausto Hernández, Físherton. Imágenes en La Capital del 5 y 7 de febrero de 1966, p. 9. La obra es de 1965, según los recortes de periódicos de Ana María Blotta, y el álbum fotográfico y hemerográfico del escultor.
  • 1966, octubre 16, domingo: Monumento a la madre, cemento patinado bronce oscuro, sin firmar, pedestal de lajas, donó Institución Cultural Solidaridad Social (presidente: Andrés Calabrese), 27 de Febrero y Paraguay. Imagen en La Capital, 17 de octubre de 1966 (p. 4 [figura como Erminio]). Sin datos.
  • 1968, noviembre 10, domingo: torso monumental del escritor porteño José Hernández (1834-1886, autor de El gaucho Martín Fierro), cemento patinado bronce repintado gris portland, firma ilegible, pedestal de mampostería a 2,40 m, 24.000 pesos, encargó Asociación Amigos del Barrio J. Hernández, en la plaza José Hernández (Laprida al 4800). En La Capital del 9 de noviembre de 1968 (p. 4). Según la carpeta administrativa del escultor. V.
  • 1970, octubre 18, domingo: Monumento a la madre, cemento patinado blanco, sin firmar, exterior, y placa con frase ganadora de concurso, donó Comisión de Damas, en Hospital de Niños Zona Norte, Av. de los Trabajadores 1331, parque Alem. En La Capital del 20 de octubre de 1970 (p. 10). V.
  • 1970: Monumento a la madre, cemento patinado blanco, sin firmar, exterior, Plaza Argentina.

Referencias[editar]

  • Álbum fotográfico y hemerográfico del escultor Erminio Blotta Mainieri (1893-1976), en custodia de su hija Beatriz Carmen Blotta Prieto.
  • Artículos de María Amanda Bergnia de Córdoba Lutges (1889-1978) acerca de la estatuaria urbana en plazas de Rosario, en el periódico La Capital.
  • Carpeta administrativa del escultor Blotta. En custodia de María Teresa Blotta Agostini.
  • CP: colección privada.
  • EMR: Escuela Superior de Museología de la Municipalidad de Rosario, San Lorenzo 2233, 5.º piso (director en 2005: Alfredo L. Tornimbeni).
  • G17MR: Centro Municipal de Restauración de Estatuaria Urbana (ex Galpón 17, a 400 m al noroeste de la Estación Fluvial, exdirector: escultor Marcelo Castaño) hoy Av. Pellegrini casi Ricchieri.
  • GEA: Gran Enciclopedia Argentina de Abad De Santillán.
  • LBP: legado Blotta Prieto, estatuaria en la última residencia del escultor Blotta, en la «cortada» Marcos Paz 3160.
  • LCBP: listado de obras de Claudio Artemio Blotta Prieto (hijo menor del escultor), en 1978.
  • LFYC: listado de obras en Paraguay por Fulgencio Yegros Calcagno, publicado en La Capital.
  • LBS: fotografías de Luis Antonio Blotta Stengel (nieto del escultor).
  • Luis Aguirre Sotomayor: referencia a la publicación de Luis Ernesto Aguirre Sotomayor (1915-2004, docente, periodista y escritor rosarino, biógrafo del escultor): Vida… de Erminio Blotta (pláticas, 1970), mimeografiado. En 1982 se publica en la Revista de Historia de Rosario Año 20, n.º 34 (págs. 21-51), con once imágenes, titulado «C. Erminio Blotta, escultor autodidáctico» (la C proviene de «Carmen»: el nombre de su difunta hermana (1896-1900), de quien el escultor Erminio utilizó su partida de nacimiento). En la reedición el autor Sotomayor confunde la C y escribe G. Se podría entender como una metáfora de la confusión de nombres creada quizás involuntariamente por el escultor.
  • pág. o p.: página.
  • Recortes de periódicos (principalmente de La Capital) en la hemeroteca de Ana María Blotta Agostini (nieta del escultor). Están algunos de los artículos de María Amanda Bergnia de Córdoba Lutges (1889-1978) acerca de la estatuaria urbana de Rosario (por ejemplo el del 11 de noviembre de 1962, en la 2.ª sección: «Plaza de Alberdi»).
  • V.: visto entre 2004 y 2006 por Luis Antonio Blotta Stengel (nieto del escultor), salvo excepciones.
Si desea ver la biografía del escultor Erminio Blotta en Wikipedia, haga clic aquí.