Biologia Celular (wbook)

From Wikilibros
Jump to navigation Jump to search

Biología celular Disciplina académica que se encarga del estudio de las células en cuanto a lo que respecta a las propiedades, estructura, funciones, orgánulos que contienen, su interacción con el ambiente y su ciclo vital. Historia Con la invención del Microscopio óptico fue posible observar estructuras nunca antes vistas por el hombre, las células. Esas estructuras se estudiaron más detalladamente con el empleo de técnicas de Citoquímica y con la ayuda fundamental del Microscopio electrónico.

La biología celular se centra en la comprensión del funcionamiento de los sistemas celulares, de cómo estas células se regulan y la comprensión del funcionamiento de sus estructuras. Una disciplina afín es la Biología molecular.

La primera referencia al concepto de célula data del siglo XVII cuando el inglés Robert Hooke utilizó este término celula (por su parecido con las habitaciones de los sacerdotes llamadas Celdas) para referirse a los pequeños huecos poliédricos que constituían la estructura de ciertos tejidos vegetales como el corcho. No obstante hasta el siglo XIX no se desarrolla este concepto considerando su estructura interior.

Es en este siglo cuando se desarrolla la teoría celular, que reconoce la célula como la unidad básica de estructura y función de todos los seres vivos, idea que constituye desde entonces uno de los pilares de la biología moderna. Fue esta teoría la que desplazó en buena medida las investigaciones biológicas al terreno microscópico pues no son visibles a simple vista. La unidad de medida utilizada es el micrómetro (μm) o Micra (μ), existiendo células de entre 2 y 20 μm.

La investigación microscópica pronto daría lugar al descubrimiento de la estructura celular interna incluyendo el núcleo, los cromosomas, el Aparato de Golgi y otros orgánulos celulares así como la identificación de la relación existente entre la estructura y la función de los orgánulos celulares. Ya en Siglo XX la introducción del microscopio electrónico reveló detalles de las ultraestructura celular y la aparición de la Histoquímica y de la Citoquímica. También se descubrió la base material de la herencia con los Cromosomas y el ADN con la aparición de la Citogenética.

Atendiendo a su organización celular, los seres vivos se clasificarán en acelulares (virus, Viroides) y celulares, siendo estos a su vez clasificados en eucariotas y procariotas. Peter Agre . Biólogo norteamericano Premio Nobel de Química en 2003, nacido el 30 de enero de 1949 en Northfield. Estados Unidos.

     Síntesis biográfica

Hijo de una familia de inmigrantes provenientes de Suecia y Noruega, sus abuelos se mudaron a Minneapolis, donde su padre obtuvo licenciatura en Química por la Universidad de Minnesota. Sus padres, de confesión luterana, se conocieron en la congregación religiosa. Después de la Segunda Guerra Mundial, se trasladaron a Northfield, a una comunidad de emigrados escandinavos, donde la familia se estableció, teniendo 5 niños, siendo Peder el mayor.

Desde pequeños, el padre les llevaba a las instalaciones de la fábrica, donde preparaba demostraciones de experimentos, por lo que a Peter no le quedaron dudas acerca de su futuro. Estudió en el Theodore Roosevelt High School, sus estudios de Biología los realizó en el [[Augsburg College de Minneapolis, realizando posteriormente un máster de la especialidad en 1974, a través de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore.

Durante su formación universitaria conoce a su futura esposa, Mary McGill, viróloga, con la que se casa en 1975.

Principal labor realizada

Al contraer matrimonio se asienta en Cleveland Heights, Ohio, y prosigue sus prácticas en el hospital Case Western de Cleveland. Aceptó una beca en Hematología y Oncología en la Universidad de Carolina del Norte (UNC), mudándose a Chapel Hill en junio de 1978. Trabajó simultáneamente en el hospital militar de Fort Bragg, y en esa localidad nacieron sus dos hijas mayores.

Se incorpora en tareas docentes como profesor a partir de [[1981 en la [[Universidad Johns Hopkins en Baltimore. Había elegido esta universidad por la posibilidad de formarse en la lucha contra las enfermedades tropicales y los problemas de salud internacionales. Antes, había viajado en solitario por Japón, Taiwán, Laos, Tailandia, Ceylán, India, Pakistan, Afganistán e Irán, llegando finalmente a Estambul, completamente debilitado por enfermedades comunes de los viajeros, incluyendo hepatitis.

A pesar de haber confesado que el trabajo con pacientes terminales le resultaba deprimente, sus evaluaciones sobre estudios de membranas con deficiencia de espectrina fueron publicadas en el New England Journal of Medicine, lo que reforzó su interés en seguir con la investigación biomédica. En 1981 optó por una beca que significaba una reducción de un 40% en sus ingresos, dejó un trabajo en el laboratorio Wellcome, vendieron su casa, y se trasladaron a Baltimore para continuar investigando en J. Hopkins. Para incrementar sus magros ingresos, trabajó como asistente médico en peleas de box nocturnas.

Junto con sus ayudantes, Agre pudo hacer evolucionar sus estudios sobre la correlación de la deficiencia en espectrina con las enfermedades que indicaban esferocitosis. Artículos suyos fueron apareciendo en Nature y en la New England Journal of Medicine. Estando de vacaciones, visitó a su anterior jefe, John Parker, de la Universidad de Carolina del Norte, y al comentarle problemas celulares que le intrigaban, Parker le contestó que tal vez la proteína 28 kDa era un canal para el agua. Esta idea abrió todo un nuevo campo de investigaciones, y tras diversas comprobaciones junto a Greg Preston, pudieron corroborarlo, y enviaron un trabajo que fue publicado por Science en abril de 1992. En la lectura de presentación en la American Society of Clinical Investigation, mencionaron el nombre aquaporina por primera vez, y fue designada oficialmente como AQP1. En la siguiente década, fue itinerando exhaustivamente por el país, dando una serie interminable de conferencias, más de 250, en universidades, institutos, reuniones científicas, lo que en algún momento motivó a su padre el comentario de que tanta notoriedad podría merecerle un Premio Nobel de Química., que le fue otorgado ocurrió el 8 de octubre de 2003 compartido con Roderick MacKinnon.

En 2005 fue nombrado vicerrector de la Universidad de Duke.

Günter Blobel. Biólogo celular y molecular, Investigador del Instituto Médico Howard Hughes (HHMI), en la Universidad Rockefeller. Fue galardonado por su histórico descubrimiento, mediante el cual demuestra que "las proteínas tienen señales intrínsecas que determinan su transporte y localización en la célula". Síntesis biográfica Nacido el 21 de mayo de 1936 en la localidad de Waltersdorf (Silesia), entonces ciudad alemana y actualmente polaca. Aunque germano de nacimiento, tiene la nacionalidad estadounidense desde 1987.

Estudios

En 1967 se graduó en Oncología y a partir de entonces ha realizado toda su carrera en la Universidad de Rockefeller de Nueva York, de la que es profesor y en cuyo Laboratorio de Biología Celular (en el Instituto Médico Howard Hughes) trabaja actualmente.

Logros

Blobel realizó el descubrimiento que le ha valido el galardón a principios de los 70, cuando trabajaba en el equipo del célebre investigador, también premio Nobel en 1974, [[George Palade]. Blobel formuló, en 1971, la hipótesis de la existencia de una señal intrínseca en las proteínas recién sintetizadas, una señal que era esencial para atravesar el retículo endoplásmico.

En 1975, Blobel describió los diferentes pasos de este proceso y demostró que la señal estaba constituida por un péptido, una secuencia de unos 20 aminoácidos hidrofóbicos, que forma parte de la proteína, generalmente en su extremo amino terminal.

Desde entonces, Blobel se ha dedicado al estudio de los mecanismos moleculares que subyacen a este proceso, descubriendo otras secuencias-señal que dirigen las proteínas hacia otros orgánulos celulares (señales topogénicas).

También se pudo demostrar que el péptido señal es un mecanismo universal, que actúa en animales, plantas y levaduras. En 1980 Blobel formuló los principios generales para el "etiquetado" y distribución de proteínas hacia los distintos compartimentos celulares.

El Premio Nobel conseguido por Günter Blobel es el segundo en lo relacionado al transporte de proteínas, pues el primero lo recibieron los norteamericanos Michael Browm y Joseph Goldstein, en 1985, por el descubrimiento de receptores celulares relacionados con el metabolismo del colesterol.

Blobel, que es el fundador y presidente de la sociedad estadounidense de "Amigos de Dresde", ciudad a la que se trasladó con su familia en 1945, ha decidido donar la mayor parte del premio a dicha sociedad, la cual se encarga de apoyar la reconstrucción y conservación de la ciudad, destruida por un bombardeo durante la Segunda Guerra Mundial.

Christian de Duve Médico y biólogo británico. Fue profesor de la Universidad de Lovaina y, posteriormente, trabajó como investigador en el Instituto Rockefeller de Estocolmo y en la Universidad de Saint Louis. Estudió el fraccionamiento químico de los componentes celulares y, junto a Albert Claude, intervino en la identificación morfológica de los componentes aislados de los lisosomas, partículas celulares relacionadas con la digestión de sustancias incorporadas a la célula. Le fue otorgado el premio Nobel de Medicina de 1974, conjuntamente con Albert Claude y George E. Palade, por sus estudios sobre la organización estructural y funcional de la célula. Síntesis biográfica Duve nació en 1917 en Thames-Ditton (cerca de Londres), donde sus padres belgas se habían refugiado durante la Primera Guerra Mundial.La familia regresó a Bélgica en 1920 y se instaló en Amberes.Duve ingresó en la Universidad Católica de Lovaina en 1934.Pese a que inicialmente interesado en una carrera como médico, de Duve fue cada vez más atraído por la investigación científica, trabajó en el laboratorio de fisiología de JP Bouckaert.Después de recibir su título de médico en 1941, de Duve a realizó un grado avanzado en química que se adjudicó en [[1946]. Prosiguió su formación en bioquímica, de Duve inició una cita de dieciocho meses en el Instituto Médico Nobel en Estocolmo, en el laboratorio de Hugo Theorell, para recibir el Premio Nobel en 1955.Duve luego pasó seis meses como becario de la Fundación Rockefeller en la Universidad de Washington Escuela de Medicina, trabajando en el laboratorio de Carl y Gerty Cori, quien recibió el Premio Nobel mientras él estaba allí. En San Luis de Duve también colaboró con Earl Sutherland, quien se convirtió en un premio Nobel en 1971.

En 1947 de Duve se unió a la facultad de la Universidad Católica de Lovaina. Desde 1962, al mismo tiempo dirigió los laboratorios de investigación en Lovaina y en la Universidad Rockefeller en Nueva York.En 1974, De Duve fundó el Instituto Internacional de Patología Celular y Molecular (ICP), un instituto de investigación multidisciplinaria biomédica. De Duve se retiró como profesor emérito de bioquímica de la Universidad Católica de Lovaina y la Universidad de Rockefeller en 1985 y 1988, respectivamente. Dirigió el ICP hasta 1991, fue rebautizado como Christian de Duve Instituto de Patología Celular en 1997.

Falleció el 4 de mayo de 2013.

Principales obras Durante las últimas dos décadas, Christian de Duve ha estado investigando el origen y la evolución de la vida y la estructura y el significado del universo. Ha escrito varios libros al respecto.

  • de Duve, Christian. Life Evolving. Editorial: Oxford University Press, Uk (Año: 04-10-2003). ISBN: 9780195348170.
  • de Duve, Christian; Patterson, Neil; Wilson, Edward O. Genetics of original sin. Editorial: Yale Univ Pr (Año: 2010/12/14). ISBN: 0300165072.
  • de Duve, Christian. Singularities. Editorial: Cambridge Univ Pr. ISBN: 052184195x.
  • de Duve, Christian. La vida en evolucion. Moleculas, mente y spor. Editorial: Crítica. ISBN: 8484325407.
  • de Duve, Christian. Vital Dust. Editorial: Lightning Source Inc. ISBN: 0465090451.
  • Origen de las celulas eucariotas. Chernobil, Diez Años Despues.- Fermat, Demostrado Al Fin.- Atrapados En Ambar.- Salas Inteligentes. por: Alex P. Pentland.- Christian De Duve.- J. Roger.- P. Angel.- Neville J. Woolf.- Yuri M. Scherbak.- Rosa De Frutos.- Yves Hellegouarch.- David A. Grima. Editorial: Investigacion Y Ciencia.- Scientific American.- 1996.- Nº 237.- Prensa Cientifica.-
  • de Duve, Christian. La célula viva. Tomo I-ii. Editorial: Prensa Científica, S.a. (Año: 1º ED. 1988).

Robert Hooke(El hombre que sabía demasiado). Fue uno de los científicos experimentales más importantes de la historia de la ciencia, polemista incansable y genio creativo de primer orden. Sus intereses abarcaron campos tan dispares como biología, medicina, cronometría, física planetaria, microscopía, náutica y arquitectura. Síntesis Biográfica Nació el 18 de julio de 1636 en el pueblo de Freshwater, en la isla de Wight, al sur de Inglaterra. Hooke quedó huérfano a temprana edad y fue acogido por la iglesia que decidió enviarlo a estudiar a Oxford.

Sus protectores pensaron que la mala salud que aquejaba al joven no le pronosticaba un buen futuro dentro del ámbito eclesiástico, de modo que lo orientaron hacia la ciencia. Su aptitud para las matemáticas era tal, que dominó los primeros seis libros de geometría en una sola semana. También reveló ser un ingenioso y experto mecánico.

Características de su persona

Hooke fue un hombre de carácter colérico, fácilmente irritable, con un aspecto físico muy poco agraciado, que mantuvo durante mucho tiempo terribles disputas con científicos como Isaac Newton, Jan Hevelius, Christian Huygens y Henry Oldenburg, entre otros... Disputas que casi siempre tuvieron su origen en las reclamaciones de Robert Hooke en relación con la prioridad sobre determinados descubrimientos, algo con lo que, por lo visto, no estaban de acuerdo los interpelados por Hooke. Como muestra sirva lo que escribió sobre él Christian Huygens, el astrónomo holandés descubridor de los anillos de Saturno:

“Yo ya había notado hace algún tiempo que era vanidoso y ridículo, pero no sabía que era tan malicioso e insolente como lo veo ahora”. También Huygens se quejaba de la “egocéntrica pretensión de Hooke de haberlo inventado todo”. Independientemente de su carácter, Robert Hooke fue un científico extraordinario al que algunos han bautizado como el Leonardo de Londres, por la enorme variedad de campos en los que destacó: Astronomía, Química, Física, Biología, Microscopía, Mecánica, Arquitectura, Dibujo...

Primeros pasos en el mundo de la ciencia

En 1653, ganó un premio en Oxford. Poco más tarde, en 1658, llegó a ser ayudante de Boyle en su laboratorio de Oxford. Allí fabricó y perfeccionó una bomba para su maestro. En 1660 formuló la hoy denominada Ley de Hooke, que describe cómo un cuerpo elástico se estira de forma proporcional a la fuerza que se ejerce sobre él, lo que dio lugar a la invención del resorte helicoidal o muelle. En 1665 fue nombrado profesor de geometría en el colegio de Gresham y publicó el libro Micrographía, relato de 50 observaciones microscópicas y telescópicas con detallados dibujos. Este libro contiene por primera vez la palabra célula y en él se apunta una explicación plausible acerca de los fósiles. Hooke descubrió las células observando en el microscopio una laminilla de corcho. Se dio cuenta de que estaba formada por pequeñas cavidades poliédricas que recordaban a las celdillas de un panal. Por ello llamó célula a cada cavidad. Lo que estaba observando eran células vegetales muertas con su característica forma poligonal.

Aportes realizados

Entre las muchas aportaciones de Hooke se encuentran las siguientes: fue el primero en formular la teoría de los movimientos planetarios como problema mecánico; tuvo un atisbo de la gravitación universal; ideó un sistema práctico de telegrafía; inventó el resorte espiral de los relojes y el primer cuadrante dividido con tornillos y construyó la primera máquina aritmética y el telescopio gregoriano. Sin duda, Hooke fue el mecánico más notable de su época.

Participó en la creación de la primera sociedad científica de la historia, la Royal Society de Londres.Durante cuarenta años fue miembro, secretario y bibliotecario de la Royal Society de Londres y tenía la obligación de presentar ante la sociedad un experimento semanal. Además de las observaciones publicadas en Micrographía y de la formulación de la Teoría de la Elasticidad, Hooke formuló la Teoría del movimiento planetario como un problema de mecánica, y comentó esta teoría en uno de los múltiples escritos que dirigió a Isaac Newton.

Gracias a sus observaciones realizadas con telescopios de su creación, Hooke descubrió la primera estrella binaria e hizo la primera descripción conocida del planeta Urano. Las observaciones que realizó a varios cometas le llevaron a formular sus ideas acerca de la gravitación. Hooke formuló algunos de los aspectos más importantes de la ley de la gravitación pero no llegó a desarrollarlos matemáticamente, En 1672 intentó comprobar que la Tierra se mueve en una elipse alrededor del Sol y seis años más tardes propuso la ley inversa del cuadrado. Mantuvo continuas disputas con Newton respecto a la teoría de la luz y la ley de la gravitación universal.

Dentro de su campo más prolífico

Los inventos mecánicos y el instrumental científico de medida fue, quizás, el campo más prolífico de su creación científica. Junto con Boyle diseñó una bomba de vacío. Como inventor destaca por la invención de la junta o articulación universal, el primer barómetro, higrómetro y anemómetro. Fue también el responsable del establecimiento del punto de congelación del agua como referencia fija en el termómetro. En el campo de la biología destacó por sus ideas preevolucionistas, apuntando a la existencia de infinidad de especies extinguidas e hizo importantes aportes a la fisiología de la respiración. También destacó como arquitecto de reconocido prestigio.

Como arquitecto

Se encargó de diseñar el Hospital Real de Bethlem, el edificio del Real Colegio de Médicos, Ragley Hall en Warwickshire y la iglesia parroquial en Willen, Milton Keynes. Las colaboraciones de Hooke con Christopher Wren fueron especialmente fructíferas, destacando el Real Observatorio de Greenwich, el Monumento al Gran Incendio de Londres y la catedral de San Pablo, cuya cúpula utiliza un método de construcción concebido por Hooke.

Muerte

Robert Hooke murió en Londres, el 3 de marzo de 1703.

Obras destacadas Hooke nos legó, además de numerosos artículos científicos y de un número interminable de descubrimientos, instrumentos e inventos mecánicos, dos grandes obras: Micrographia y Lectiones cutlerianae (Conferencias cutlerianas). La segunda es una recopilación del trabajo realizado entre 1665 y 1679, en el que destacan sus asombrosas invenciones mecánicas, en una de las cuales se demuestra la conocida ley de Hooke sobre la elasticidad de un resorte (el alargamiento es directamente proporcional a la fuerza). Hooke llamó así a estas lecciones en honor del que había sido su mecenas, el financiero John Cutler. Pero, sin duda, la obra de Hooke que pronto se convirtió en uno de los grandes libros de la historia de la ciencia fue la publicada en 1665: Micrographia. El libro, escrito en inglés y con un estilo asequible para un público culto, es el primer gran tratado del mundo microscópico. En él se describen cincuenta y siete observaciones microscópicas y tres telescópicas, que incluyen cincuenta y ocho grabados hechos a partir de los extraordinarios dibujos de Hooke. Quizá el gran éxito de Micrographia se debió a que no se trataba de una investigación exhaustiva sobre un asunto en particular, sino de muy diferentes observaciones microscópicas que abrían al público en general las puertas de un nuevo mundo: el mundo microscópico

En los últimos años se ha publicado un buen número de libros sobre la vida y la obra de uno de los científicos más relevantes y, al mismo tiempo, más ignorados e injustamente tratados de la historia, diversos autores han tratado de reivindicar con sus obras el papel central desempeñado por Hooke en la ciencia del siglo XVII.

Probablemente la más importante de esas obras sea la escrita por Stephen Inwood: The man who knew too much (El hombre que sabía demasiado), que se ha convertido desde su publicación en 2002 en la mejor biografía de Robert Hooke publicada hasta el momento, y que toma prestado el título de las películas dirigidas por Alfred Hitchcook en 1934 y 1956.

Howard Robert Horvitz Biólogo molecular estadounidense, galardonado con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina de 2002 por sus estudios sobre la regulación genética en el desarrollo de órganos y, especialmente, por sus descubrimientos sobre los procesos de muerte celular programada. Compartió el Premio Nobel con Sydney Brenner y John Sulston.

Síntesis biográfica Robert Horvitz nació el 8 de mayo de 1947 en Cambridge (Massachusetts). En 1974 se doctoró en la Universidad de Harvard y cuatro años más tarde ya era profesor asistente en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Pasó a profesor asociado en 1981 y a profesor titular en 1986. Dos años después ejercía de investigador principal y catedrático de Biología en el Instituto Médico Howard Hughes perteneciente al MIT.

Discípulo del veterano biólogo molecular Sydney Brenner, Horvitz empleó para sus estudios el mismo modelo experimental que utilizó éste en sus investigaciones sobre la regulación genética del desarrollo de órganos: un gusano nemátodo de la especie Caenorhabditis elegans.

Horvitz y su equipo de investigación descubrieron el importante papel que desempeña la muerte celular programada, fenómeno también conocido como suicidio celular o apoptosis, en los procesos de organogénesis o generación de órganos. Sus investigaciones dieron como resultado el descubrimiento de 15 genes con un papel clave en la apoptosis, y la demostración de que esos mismos genes se encuentran y actúan igualmente en el ser humano.

Las 131 células descubiertas del gusano (sin contar las 959 que tiene el cuerpo del gusano adulto) mueren o se suicidan durante el desarrollo embrionario del organismo. Horvitz y su equipo descubrieron dos genes, el ced-3 y el ced-4, necesarios para que se produzcan estas muertes, y el gen el ced-9, que protege al gusano contra la muerte celular. Este último gen es muy similar al gen humano Bcl-2, que también bloquea el suicido celular pero que cuando falla su regulación provoca cáncer en los seres humanos. Estos hallazgos son muy importantes si se tiene en cuenta que la mayoría de los tumores tienen desregulados los procesos de apoptosis. Horvitz afirmó que la regulación defectuosa de la muerte celular programada tiene mucho que ver, no sólo con el cáncer, sino también con las enfermedades autoinmunes y con las enfermedades neurodegenerativas.

Estos descubrimientos le han llevado a la concesión del Premio Nobel de Fisiología y Medicina de 2002, que compartió con sus colegas Sydney Brenner y John Sulston. Horvitz cuenta en su haber con varios premios y honores de distintas universidades e instituciones y es miembro honorario de la Academia de Ciencias de Estados Unidos desde 1991. Ha recibido los premios Espencer en Neurobiología en 1986, Charles A. Dana en 1995, Fundación de General Motor para la Investigación del Cáncer en 1998 y la Medalla de la Sociedad Genética de Estados Unidos también en 2001, entre otros muchos.

Antonie van Leeuwenhoek Investigador neerlandés. Construyó microscopios simples de elevado poder de resolución, que le permitieron perfeccionar el estudio y conocimiento de los tejidos orgánicos. Descubrió las levaduras y los glóbulo de la sangre. Resumió sus conocimientos en Opera omnia sive Arcana naturae ope exactissimorum microscopiorum detecta (1715-1722). Fue conocido por las mejoras que introdujo a la fabricación de microscopios y por sus descubrimientos de los glóbulos rojos, el sistema capilar y los ciclos vitales de los insectos, el primero en observar las bacterias y los protozoos. Sus investigaciones en los animales inferiores refutó la doctrina de la generación espontánea y sus observaciones sentaron las bases de la bacteriología y la protozoología. Fue reconocido como el Padre de la Microbiología. Síntesis biográfica Nació en Delft, Países Bajos, el 24 de octubre de 1632, y lo bautizaron en la Iglesia reformada protestante. Era hijo de los comerciantes de cestas Philips Teunisz Leeuwenhoeck y Margriete Jacobsdr van den Berch, casados en esa misma ciudad el 30 de enero de 1622, y que vivían en una casa acomodada de la calle Leeuwenpoort.

Infancia y juventud

Antes de cumplir seis años, dos de sus hermanas menores y su padre habían fallecido, y su madre volvió a casarse en 1640; luego su madre lo envió a un internado en el pueblo de Warmond, cerca de Leiden. A los dieciséis años de edad su padrastro falleció y su madre lo mandó como aprendiz a Ámsterdam como tratante de telas.

De origen humilde se hizo hilandero, trabajó al cual dedicaba gran parte de la jornada laboral en tanto los ratos de ocio los dedicó a la observación a través de las lentes que utilizaba para examinar los paños. Con el decursar del tiempo se convirtió en hombre de ciencias.

No tuvo una formación académica pero a partir de la elaboración de sus famosas cartas, que dirigía a la Royal Society de Londres, fue ganando prestigio entre los investigadores.

Poco se sabe de los primeros años de Leeuwenhoek, salvo que al morir su padrastro en 1648 fue enviado a Amsterdam para convertirse en aprendiz en un negocio de lencería y cuatro años más tardes regresó a poner su propia tienda de telas. Debido a que una de sus funciones consistía en examinar las telas con una lente, sabía muchas cosas de observaciones con estos instrumentos e incluso sabía pulir el vidrio para hacer sus propias lentes así como sabía montarlos en marcos metálicos. Su habilidad fue tal en dicho oficio que pronto superó a las mejores lentes comerciales. Para el año de 1660, Leeuwenhoek fue nombrado como chamberlain de los alguaciles de Delf, cargo que le suministraba estabilidad en sus ingresos como para dedicarse a su afición de observar el mundo a través del aumento de sus lentes.

En 1653 vio su primer microscopio simple, una lupa montada en un pequeño soporte que era utilizado por los comerciantes textiles, con una capacidad de ampliación de tres aumentos y que él adquirió para su propio uso. En 1654 regresó a Delft, donde y montó su propio comercio de telas y mercería. El 11 de julio se casó con Berber (Bárbara) de Mey, hija de un comerciante de telas. Cuatro de sus cinco hijos murieron jóvenes

En 1660 obtuvo el cargo de chambelán del Lord Regente de Delft. En 1669, se convirtió en agrimensor y a partir de 1679 desempeñó el puesto de inspector y controlador de vinos; lo que indica que alcanzó una posición social próspera.

Dejó su negocio de telas poco después de 1660, porque en su correspondencia no lo menciona, y sus puestos de trabajo municipales de permitían dedicarle un tiempo considerable a la microscopía.

En 1666 su esposa murió y en 1671 se casó en segundas nupcias con Cornelia Swalmius; a quién también sobrevivió, pues ella falleció en 1694, dejándolo al cargo de María, única superviviente de sus cinco hijos.

Labor científica

Había llegado a observar animales tan pequeños que no rebasaban la milésima parte de un grano de arena, hazaña no alcanzada hasta el momento.

Cuando Leeuwenhoek se aburrió e examinar las telas, usó sus lentes para observar otras cosas: pelos de animales, insectos, piel humana, astillas de madera, el ojo de un buey; de todas estas observaciones empezó a indagar y a encontrar los componentes.

Se volvió ducho en elaborar microscopios simples y compuestos, dependiendo de su necesidad, pese a su carencia de educación formal. En 1674 empezó Leeuwenhoek a observar las bacterias y los protozoos, cuando decidió a examinar los líquidos, inicialmente el agua estancada de un lago, luego el agua de los barriles que recogían agua lluvia y la de los charcos de la calle. Ese mismo año logró ver los vasos capilares por los que pasa la sangre de las venas a las arterias, confirmando la teoría de Harvey sobre la circulación de la sangre.

Posteriormente lograría describir los glóbulos rojos de la sangre. Pocas personas de su ciudad se interesaban por sus estudios y adelantos, salvo el doctor Regnier de Graaft, un distinguido sabio y médico, quien no solo lo motivaba sino que le indujo a escribir a la Sociedad Real de Londres contando de sus hallazgos.

Los omnipresentes microbios y animalejos seguían asombrando a Leeuwenhoek, que los encontraba en todas partes, inclusive en las raspaduras de sus propios dientes. En 1677 describió por primera vez los espermatozoides; luego estudiaría las estrías de los músculos, el aparato bucal de los insectos, la estructura microscópica de las plantas y la partenogénesis en los áfidos.

Durante el año de 1680 se dio cuenta que la levadura estaba compuesta de minúsculas partículas globulares. Ese mismo año, debido a sus aportes científicos, Leeuwenhoek es elegido para formar parte de la Sociedad Real de Londres.

Demostró que los gorgojos de los graneros (en su tiempo se suponía que eran generados espontáneamente a partir del trigo) eran en realidad larvas nacidas de los huevos depositados por estos insectos alados. Echó abajo así mismo la creencia popular de que las pulgas nacían de la arena y el polvo también por generación espontánea demostrando también que surgían de huevos depositados por otros pulgas aptas para esto.(Lo mismo demostró para las moscas, la anguilas, las almejas y los crustáceos en general).

Su estudio de la historia de las hormigas demostró que lo que gente llamaba huevos de hormiga eran en realidad pupas, las cuales contenían el insecto entero, pronto a salir al mundo exterior.

Leeuwenhoek. Se convirtió así, casi fortuitamente, en botánica, fisiólogo, entomólogo e histólogo ya que a partir del instante en que se presentaron a su vista los innumerables tipos de seres vivientes infinitesimales no ceso de observarlos con detenimiento durante horas, días meses y años.

Observaciones al microscopio

Mientras desarrollaba su trabajo como comerciante de telas, construyó para la observación de la calidad de las telas lupas de mejor calidad que las que se podían conseguir en ese momento. Desarrolló tanto fijaciones para pequeñas lentes biconvexas montadas sobre platinas de latón, que se sostenían muy cerca del ojo, al modo de los anteojos actuales, como estructuras tipo microscopio en la que se podían fijar tanto la lente como el objeto a observar.

A través de ellos podía observar objetos, que montaba sobre la cabeza de un Alfiler, ampliándolos hasta trescientas veces. El médico y anatomista neerlandés Regnier de Graaf es quien presenta las primeras observaciones de van Leeuwenhoek a la Royal Society en 1673. Comienza entonces un intenso intercambio de cartas entre van Leeuwenhoek y los miembros de la sociedad científica londinense, correspondencia que proseguirá durante casi 40 años, hasta su muerte en 1723.

La Royal Society lo admite como miembro en 1680, y la Academia de las ciencias de París como miembro correspondiente en 1699. Realiza sus observaciones utilizando microscopios simples que él mismo construye. A su muerte, legó 26 microscopios a la Royal Society que nunca fueron utilizados y que, un siglo más tarde, se habían perdido.

El 29 de mayo de 1747, dos años después de la muerte de su hija María, se vende un lote de más de 350 de sus microscopios, así como 419 lentes. 247 microscopios estaban completos, muchos conservando todavía el último espécimen observado. Dos de estos instrumentos tenía dos lentes y uno contaba con tres. Sus mejores aparatos conseguían más de 200 aumentos. No dejó ninguna indicación sobre sus métodos de fabricación de las lentes, y hubo que esperar varias décadas para disponer de nuevo de aparatos tan potentes. Se ignora cómo iluminaba los objetos observados así como su potencia.

El más potente de sus instrumentos conservados hoy en día tiene una tasa de ampliación de 275 veces y un poder de resolución de 1,4 Μm. Si bien regaló muchos de sus microscopios a sus allegados, nunca vendió ninguno. Se estima que solamente una decena los microscopios que construyó se conservan en la actualidad. Van Leeuwenhoek mantuvo durante toda su vida que había aspectos de la construcción de sus microscopios «que sólo guardo para mí», en particular su secreto más importante era la forma en que creaba las lentes. Durante muchos años nadie fue capaz de reconstruir sus técnicas de diseño.

Finalmente, en los años 1950 C. L. Stong usó un delgado hilo de cristal fundido en vez del pulimento, y creó con éxito algunas muestras funcionales de un microscopio del diseño de van Leeuwenhoek.

Otras observaciones

El interés de van Leeuwenhoek se dirige hacia objetos muy variados, y aparentemente no sigue un plan predefinido. Sus observaciones en el campo de la zoología son numerosos, pero también en Botánica, Química, Microbiología, Física, Fisiología y Medicina. Leeuwenhoek observa que el gusano del vinagre es vivíparo, otra prueba que confirma su oposición a la teoría de la generación espontánea. Estudia los glóbulos rojos de numerosos animales y del ser humano, así como el riego sanguíneo y los capilares de la cola de los renacuajos, de las patas de las Ranas, de la aleta caudal de las anguilas y del ala de los murciélagos.

Describe la estructura de diversas maneras: plumas de varias especies de aves, pelos y piel de oso o escamas]] de peces. Como otro microscopistas de su época, estudia la anatomía de numerosos insectos como las abejas, moscas pequeñas, pulgas, chinches y gusanos de seda.

Es el primero en observar las diferentes posturas de las larvas de los mosquitos (Culex y Anopheles).

No todas las observaciones de van Leeuwenhoek se dirigen hacia los seres vivos. Estudia y describe la pólvora antes y después de su combustión, o la estructura de diversos metales así como rocas, cristales, sales y otros objetos. Van Leeuwenhoek, en una carta fechada el 25 de abril de 1679, ofrece la que probablemente sea la primera estimación de la población máxima que podría alcanzar la Tierra. Se basa en la densidad de Holanda en su época, y considera que la Tierra podría acoger hasta 13,4 mil millones de seres humanos.

Descubrimiento de los espermatozoides

En 1677 menciona por primera vez los espermatozoides en una carta enviada a la Royal Society, en la que habla de animálculos muy numerosos en el esperma. Leeuwenhoek fue consciente de que sus observaciones, que mostraban que en la semilla contenida en los testículos estaba el principio de la reproducción de los mamíferos, iba a chocar con el paradigma de su época, porque sus observaciones estaban en contra de las tesis desarrolladas por grandes sabios de la época, como William Harvey o Regnier de Graaf.

Muerte

Muere el 26 de agosto de 1723 en Delft, a la edad de 90 años. El 31 de agosto fue enterrado en la Oude Kerk (Iglesia Vieja) de la ciudad. Durante su vida fabricó más de 500 Lentes. Su desarrollo del microscopio fue utilizado y mejorado por Christiaan Huygens para su propia investigación sobre microscopía.

Admiración de científicos contemporáneos Constantijn Huygens (1596-1687) escribió:

«Se puede ver cómo el buen Leeuwenhoeck no se cansa de hurgar por todas partes hasta donde su microscopio alcanza, y si buena parte de otros mucho más sabios hubieran dedicado el mismo esfuerzo, el descubrimiento de cosas bellas iría mucho más lejos». Observaciones como esta suscitaron la admiración de los científicos contemporáneos, posteriormente se criticó su falta de preparación científica académica, además de su desconocimiento de lenguas extranjeras.

Sin embargo esta carencia de conocimientos científicos le permitió realizar sus observaciones desde un punto de vista novedoso, libre de los perjuicios de los anatomistas de su época. Dejó una inmensa obra únicamente constituida por cartas (algunas publicadas en Philosophical Transactions of the Royal Society), más de 300, totalmente redactadas en neerlandés y la mayoría enviadas a la Royal Society.

Sus observaciones fueron lo suficientemente famosas como para recibir a numerosos visitantes de la altura de la reina María II de Inglaterra (1662-1694), Pedro el Grande (1672-1725) o Federico I de Prusia (1657-1713), además de filósofos y sabios, médicos y eclesiásticos.

Van Leeuwenhoek realiza ante ellos numerosas demostraciones: Le mostró a Pedro el Grande la circulación sanguínea en la cola de una anguila.

Leeuwenhoek y la generación espontánea También es conocido por oponerse a la teoría, por aquel entonces en vigor, de la generación espontánea. Junto con el italiano Francesco Redi y otro neerlandés, Jan Swammerdam, hace numerosas observaciones sobre los insectos y sobre su Reproducción. Aunque al principio de sus observaciones no parece estar en contra de esta teoría, realizando unos estudios a mediados de los años 1670 diseca piojos y observa pequeñas crías de estos insectos en los huevos que se encuentran en el cuerpo de las hembras.

Realiza experiencias similares con pulgas y sus huevos, aunque no logra reconocer a las pulgas al ver sus larvas, a pesar de las observaciones publicadas por Swammerdam unos años antes. Años más tarde volvería a estudiar estos animales. Estuvo interesado, a principios de 1679, por la presencia de un gusano en el hígado de Cordero, y, como Redi y Swammerdam, no comprende el complejo ciclo vital del animal, que no sería dilucidado hasta muchos años después.