Técnicas básicas de la fotografía/Guía práctica

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar
← El uso de la cámara Guía práctica Recursos creativos →
Técnicas básicas de la fotografía


Guía práctica para tomar una fotografía[editar]

Como hemos visto hasta ahora, la cantidad de variables que intervienen a la hora de construir una imagen fotográfica es inmensa. A fin de organizar un poco la información que hemos brindado, daremos aquí una serie de pasos a seguir para tomar una fotografía. Esta no es la única forma y es el libre manejo de las variables lo que convierten a la fotografía en un arte.

Construcción de la escena[editar]

Antes de saber como se tomará una fotografía, con qué película, qué profundidad de campo y demás debe decidirse qué queremos fotografiar.

A continuación se menciona una serie de decisiones a tomar:

Tema[editar]

Elegir un tema o idea principal permite coordinar cada detalle hacia un mismo objetivo, expresar una idea.

Antes de tomar la foto debemos conseguir objetos, personas, paisajes que fotografiar y decidir qué características fotográficas tendrán éstos.

Colores[editar]

Sobre los colores hay mucho que pensar. Formar gamas, contrastes, complementos. Pensar en saturaciones, valores y tintes.

Decidir qué se quiere expresar para utilizar el color en nuestro beneficio. Por ejemplo, los colores brillantes y saturados son muy útiles en temas infantiles, al contrario de los desaturados y oscuros. Además, los colores trasmiten sensaciones de temperaturas, ya sean frías (azules, violetas o grises) o cálidas (rojos, naranjas o amarillos).

Texturas[editar]

Las texturas son las irregularidades en el color de un objeto. Pueden ser físicas (relieves de una superficie) o visuales (simples estampados). Siempre agregan complejidad a una escena. Para lograr realzar una textura física, un buen método es ubicar la luz en un ángulo de 45º respecto a la misma.


A la iluminación dedicaremos más capítulos ya que se trata de una técnica más, con sus propias variables.

Es importante saber que usando sólo una fuente de luz intensa podemos lograr mucho contraste de luz y sombra, resaltando las formas. Sobretodo si no iluminamos de frente.

La luz, al dirigirse a una pared (u otra superficie) de color blanco, se difumina logrando iluminaciones mas homogéneas y suaves.

Usar muchas fuentes luminosas compensa el problema de combinar distintas temperaturas color y generar múltiples sombras.

La luz de flash suele separar mucho el primer plano del fondo y generar un halo de sombra a los objetos (no es recomendable en la mayoría de los casos).

Encuadre[editar]

Recién ahora entra en juego la cámara. Encuadrar una imagen significa decidir desde dónde se tomará y con qué distancia focal.

Componer una imagen es realmente complejo y existen diversos estudios al respecto (ver Bauhaus, Kandinsky, gestalt, etc.)

En la composición de una imagen intervienen distintos elementos que son percibidos de diversas maneras:

Personajes[editar]

No necesariamente son seres vivos, pueden ser objetos inertes, pero siempre se les reconoce como unidades y se los diferencia de un entorno.

Planos[editar]

Decidir qué ocurre en cada plano (primer plano: cerca del observador, segundo plano lejos, planos subsiguientes).

Cómo se relacionarán los distintos personajes en el espacio y qué importancia tendrá cada uno.

Se clasifican en:

Plano general[editar]

La figura humana aparece pequeña y suele ser el fondo el que obtenga mayor importancia. Se subdivide en:

Gran Plano General: La figura humana aparece muy lejana y no suele ser reconocible, se usa para denotar soledad.

Plano General Largo: La figura humana es apenas reconocible

Plano General Corto: La figura humana es reconocible pero no ocupa un lugar considerable en la fotografía

Plano Entero[editar]

La figura humana aparece entera y completamente reconocible, además hay muy poco espacio por arriba y por abajo de la misma.

Plano Americano[editar]

La persona es recortada por encima de las rodillas, este plano generalmente se usa para mostrar acciones.

Plano Medio[editar]

La persona es recortada por encima de la cintura.

Primer Plano[editar]

Muestra a una persona desde la caída de los hombros hasta por encima de la cabeza.

Primerísimo Primer Plano[editar]

También llamado Close Up es un plano muy dramático que abarca desde el cuello hasta un poco más de la mitad de la frente.

Plano Conjunto[editar]

Se dice plano conjunto cuando en un plano hay más de un personaje simultáneamente.

Plano Detalle[editar]

Es un plano muy cercano que puede ser, por ejemplo, un ojo que ocupe todo el plano.

Recorte (contraste)[editar]

La forma en que una silueta se recorta sobre otra, por color o iluminación, la cámara no retrata personas ni objetos ni sentimientos, solo la luz que rebota en éstos.

Enfoque[editar]

El enfoque determina en qué plano de la escena se centrará la atención en el primer plano, en el segundo, etc. Cuanto más alejados estén los objetos del plano de enfoque, más borrosos se verán.

Medición de la luz[editar]

A ésta altura ya debemos tener la cámara en mano o en un trípode. Es hora de medir la luz. Por lo general, la forma más práctica es el modo de medición puntual. Esto nos permite medir sobre una superficie que esté dentro de la iluminación media en la escena y que sea de un color medio (ni muy claro ni muy oscuro) y medir sobre él (mover la cámara si es necesario) para que toda el área de medición se sea ocupada por la superficie en cuestión.

Re Enfoque[editar]

Una vez decidida una apertura de diafragma se conoce la profundidad de campo que tendremos, recién ahora sabemos cuán borrosas o cuán nítidas se verá cada silueta.

Obturar[editar]

Presionar el disparador para capturar la imagen. conlleva previo a la obtuación, toda una revisión de la velocidad, diafragmas, profundidad de campo, hasta lograr tener todo bajo control se podrá realizar la obtuación, el punto final de todo un proceso para lograr una fotografía, sin esta pequeña acción, nunca se logrará tener una imagen; así de importante es este paso.

Ajustar[editar]

La fotografía digital nos permite ver de inmediato como salió la toma para ajustar los valores y volver a realizar otra toma.

De todas formas, tanto en la fotografía digital como en la analógica, conviene realizar varias tomas alterando todos los pasos antes descritos para luego decidir cuál resultó el más indicado.