Programación en Pascal/Historia

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

El lenguaje de programación Pascal apareció por primera vez en 1971, de la mano de Niklaus Wirth.

Wirh inventó el lenguaje como una forma de mejorar el por aquel entonces arcaico Algol. No es el primer lenguaje que Wirth diseña, posteriormente inventó el Modula-2 y el Oberon. Sin embargo, paradójicamente, esos dos lenguajes han sido ampliamente superados por el Extended Pascal y el Object Pascal. De todos esos lenguajes, Pascal es el que más éxito ha tenido.

Aunque nace a principios de los 70, Pascal cobra auténtica vida a partir de principios/mediados de los 80, popularizado por el fabuloso Turbo Pascal de MS-DOS para PC, y sobre todo el Apple Pascal. Pascal ha sido tan popular hasta mediados de los 90, que una gran parte (la mayor parte) de las aplicaciones desarrolladas para Mac estaban realizadas en Pascal, así como una enorme parte también de los programas de MS-DOS.

Todavía hoy, Pascal se enseña en las universidades como primer lenguaje, pues se trata de un lenguaje muy legible.

Fue Borland la que, hasta el Turbo Pascal 7, se encargó de la mayor parte de la evolución de este lenguaje. A mediados de los 90, con el boom de Windows y el renacimiento de los sistemas Unix (entre ellos Linux) como ordenadores servidores primero y luego como estaciones de trabajo, motivó que Pascal pasara a un segundo plano en beneficio de C.

En ese momento, prácticamente solo Delphi (Object Pascal para Windows) consiguió mantenerse en la brecha, pero conformándose con una pequeña parte del mercado solamente.

Casi todo el mundo intentó pasarse a C++. Fíjate que decimos intentó. C++ no consiguió calar del todo por su extrema complejidad. Su sistema de objetos, los macros, los crípticos nombres de funciones, los namespaces tan difíciles de manejar, los templates, la STL y otra serie de cosas, hicieron que rápidamente mucha gente pasara de querer usar esa herramienta que todo el mundo proclamaba que era tan potente, a buscar alternativas que fueran más simples y prácticas. Sun, la compañía del Java, se gasto una millonada en promocionar su lenguaje, y tuvo un gran éxito, sin duda debido no solo al dinero en publicidad, sino a la gente que escapaba escaldada del C++. En realidad, Java no es un lenguaje fácil de aprender (obliga a pensar en objetos desde el principio, algo que los novatos no llevan bien), pero comparado con C++, se podía considerar como algo sencillo.

Borland, una compañía con no tanto dinero como Sun, no pudo competir con Pascal, y se tuvo que conformar sacando su propia máquina virtual de Java. Pero Delphi no ha dejado nunca de existir. Aun hoy sigue sacando versiones Delphi, con gran éxito, aunque no consigue subir significativamente su porcentaje de participación en el mercado.

El paso de Turbo Pascal a Delphi también trajo como consecuencias que apareciera Kylix, que no es más que un Delphi multiplataforma. No caló lo suficiente, debido a la licencia cerrada, y a que imponía que el programa compilado fuera GPL.

Posteriormente Microsoft compró la mayor parte de Borland. Con ello se abandonó Kylix, Linux, y se hizo a Borland 100% Windows. Esta estrategia prácticamente ha arruinado el avance de Pascal frente a otros lenguajes, en el entorno corporativo.

En el momento en que Borland pasó de Turbo Pascal a Delphi, apareció Free Pascal. Free Pascal es un intento de la comunidad de código libre de hacer un compilador compatible con Turbo Pascal para todas las plataformas más famosas (incluido Linux, OS X y Windows). Desde la versión 2.0, Free Pascal es además compatible con Delphi.

Free Pascal es, hoy en día, el sistema preferido para programar en Pascal multiplataforma. Su IDE principal, el Lazarus, un clon del Delphi, corre tanto en Windows como en OS X como en Linux.

Para la realización de este tutorial, recomendamos usar Lazarus. Es perfectamente posible usar Delphi, pues es totalmente compatible en lo básico y también en la mayoría de las cosas avanzadas.

Lazarus y Free Pascal son la gran esperanza del lenguaje de programación Pascal, y de los entornos de desarrollo multiplataforma en general. Su desarrollo es muy activo, y con toda seguridad tiene un futuro prometedor.