Patología de la edificación/Entramados de madera/Forjados/Causas materiales y mecanismos de deterioro

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

FORJADOS DE MADERA. CAUSAS


AGRESIONES EXTERNAS

Las estructuras antiguas suelen estar constituidas por madera de muy buena calidad. Influye la edad de la madera y la estabilización a lo largo del tiempo.

En un proceso de secado defectuoso de la madera se pueden producir tensiones, deformaciones diferenciales, revirados y agrietamientos, mientras que un secado excesivamente rápido puede provocar que las fibras se retuerzan y aparezcan agrietamientos.

-Agentes y mecanismos físicos

- Defectos y alteración de crecimiento: como acebolladuras y colaínas (aberturas curvas entre anillos), fendas (grietas), atronaduras (fendas en dirección radial por heladas), agallas (bolsas de resina), presentar un crecimiento irregular, el corazón partido (en forma de estrella o abierto con grietas radiales por desecación) entrecorteza o entrecasco, doble albura, excentricidad de corazón, fibra diagonal, fibra entrelazada o torcida, grietas (generalmente por defectos de secado y cambios de humedad), lupías (protuberancias en forma de globo), verrugas (protuberancias del tronco irregulares), mermas y nudos.

- Factores climáticos: causantes de pérdida de resistencia mecánica, envejecimiento, decoloración por oxidación fotoquímica, fotodegradación de la lignina por rayos UV y agrietamientos.

La madera es un material higroscópico capaz de captar la humedad del aire que provoca entumecimiento y dilatación. Una excesiva humedad la hace más vulnerable al ataque xilófago. En general, cuanto más humedad tiene, menor es su dureza y resistencia mecánica y mayor es la deformabilidad de la pieza.

- El fuego causa una carbonatación de la madera y una pérdida de resistencia.


- Agentes y mecanismos biológicos


Ataque de organismos xilófagos, insectos y hongos, que se alimentan de la madera y provocando una alteración de las propiedades de la madera, pérdida de masa y el consecuente menoscabo en la resistencia mecánica.

1) Ataque de hongos:

- Hongos cromógenos: alteran el color de la madera sin excesivo deterioro,. - Hongos de pudrición blanca. Se alimentan de lignina. - Hongos de pudrición parda o cúbica. Se alimentan de celulosa e hidratos de carbono. - La pudrición blanda aparece en maderas expuestas a condiciones d humedad muy elevadas, generalmente sin ventilación ni luz. La superficie de la madera se reblandece en un proceso irreversible.

2) Ataque de insecto xilófagos:

- Escarabajos: Sus larvas se alimentan de la madera generando galerías en su interior. En fase adulta perforan la madera para salir al exterior y aparearse. El tamaño, la forma y las dimensiones del agujero de salida son características de cada especie.

- Termitas: se alimentan de la madera aunque el termitero esté en tierra. Un ataque difícil de detectar porque no presenta ningún signo aparente aunque la madera puede llegar a tener alabeas características, basta con golpear y por ruido saber si está compacta o no. Pérdida de masa y resistencia mecánica pudiendo llegar a su destrucción.

El ataque de xilófagos produce una merma de su capacidad mecánica, un aumento de porosidad, y una pérdida de masa.


Causas de lesiones mecánicas La resistencia mecánica de la madera depende de su propia constitución: la rectitud de sus fibras, su contenido de humedad y grado de lignificación. La madera es capaz de asumir deformaciones que en otros materiales serían inadmisibles, sin llegar al colapso. Aunque a veces la sección de la viga puede ser insuficiente para asumir las condiciones de carga y deformación a las que está sometida.

La deformación plástica de la madera a lo largo del tiempo sin que exista un aumento de carga, produce un aumento de la deformación (incremento de la en la flecha en los forjados) que pueden provocar fisuras en tabiques y desconchamientos y caídas del yeso por movimientos diferenciales.

La madera es especialmente sensible a la humedad. La falta de aireación e impermeabilización en las cabezas de las vigas de madera y su apoyo directo sobre muro en muchos casos, las hace que sean más sensibles a alteraciones por esta causa.

También son frecuentes los desplazamientos en apoyos.

Habrá que estudiar el uso del edificio a lo largo del tiempo con atención especial a la situación de canalizaciones y locales húmedos (baños, cocinas, etc,) y su ubicación a lo largo de la vida del edificio.


Otras lesión frecuente es el aplastamiento de la madera por exceso de cargas. La madera es un material anisótropo, va a tener diferente comportamiento ante un esfuerzo en función de la dirección que provenga. La resistencia a compresión es máxima en la dirección al eje del tronco. Previo a su ruptura se produce una fisuración y alargamiento longitudinal y giros en grupos de fibras separadas.

La resistencia a tracción es máxima en la dirección de su eje y mínima a esfuerzos normales. Por lo tanto pueden ser causa de lesiones aplicar tracciones importantes en el sentido normal a la dirección de la fibra o compresiones considerables en el sentido perpendicular a las fibras, situación frecuente en las vigas que funcionan como carreras. En este caso el período elástico es muy corto pero el tiempo de formación plástica es considerable.

Su resistencia a flexión es máxima en la dirección perpendicular al eje del tronco y mínima en paralelo. Con cargas importantes de flexión pueden provocar un fenómeno de fluencia con deformaciones permanentes que pueden afectar a sistemas en contacto con la madera como la tabiquería o los cerramientos.

Generalmente son sistemas constructivos en el que los nudos no son empotrados, la madera no debe quedar restringida en sus movimientos.