Lectores competentes/Preliminares de lectura/Desarrollo conceptual 1

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar
← Preliminares de lectura/Entorno del operador 1 Desarrollo conceptual 1


PROPOSICIONES RELATIVAS AL MENTEFACTO[editar]

    • El operador Preliminares de lectura fija la ruta de aprehendizaje para la resolución de un problema en el cual se requiere información intelectual. Por su naturaleza y función en la lectura, se constituye en la primera etapa para incorporar conocimiento a la estructura cognitiva.
    • La ruta de aprehendizaje se inicia al identificar el tipo de ideas que son necesarias para resolver un problema. Éstas están presentes en estructuras semánticas por ejemplo: conceptual, argumental, procedimental.
    • La segunda etapa del proceso consiste en formular propósitos de acuerdo con el tipo de ideas: conceptuales, argumentales o procedimentales. Éstos traducen la necesidad de información a indicadores de logro de lectura, asociados al producto intelectual que se debe obtener para resolver un problema.
    • Los propósitos de lectura se concretan con la formulación de preguntas. La precisión de éstas es determinante en la adquisición de la información necesaria para resolver el problema. Éstas orientan todo el proceso y contribuyen a generar la motivación.
  • Preliminares es un operador contextual de aprehendizaje. Gracias a éste, es posible fijar una ruta de conocimiento a través de la lectura, que le permite al lector incorporar conocimiento a su estructura cognitiva.
  • Mientras que Preliminares fija la ruta de aprehendizaje para la resolución de un problema en el cual se requiere información intelectual, Contextualizar realiza un proceso que consiste en formarse una primera impresión relativa a los posibles contenidos e ideas de un nuevo instrumento de conocimiento.


Los propósitos de lectura:[editar]

Toda actividad humana está precedida de motivaciones. Éstas son las encargadas de dar sentido a las acciones del hombre. La lectura no escapa a esta ley, por eso, algunos problemas generados por vacíos de información, motivan al hombre a formular propósitos de lectura para encontrarles un sentido. Dichos propósitos presentan diferentes características, de procedencia, necesidad y aplicación, además concuerdan directamente con la valoración de los textos, por lo tanto, exigen una correcta formulación.

La enunciación de los propósitos de lectura se concreta posteriormente con la elaboración de preguntas relacionadas con éstos. Es importante anotar que, como prerrequisito para la puesta en práctica de la competencia valorativa, son esenciales tanto preguntas como propósitos bien formulados. Las primeras son una herramienta esencial para la concordancia temática y los segundos permiten hacer concordancia de propósitos y de superestructura precisas.

Para formular un propósito de lectura, se parte de las necesidades generadas por vacíos de información que se crean a partir de problemas que requieren solución. La formulación correcta de propósitos tiene en cuenta los siguientes criterios:

  • El verbo: Los propósitos deben comenzar con un verbo que exprese el tipo de aprendizaje que se busca tener. Este tipo de aprendizaje deriva en la estructura semántica principal que va a constituir la lectura.
  • El ámbito temático: Los propósitos deben estar orientados hacia los temas específicos en los cuales estos se desarrollen.

Los propósitos se pueden clasificar según varios criterios.[editar]

  • Según la procedencia del propósito, hay dos tipos:
    • Intrínsecos: Cuando los propósitos son formulados por el lector.
    • Extrínsecos: Cuando los propósitos son formulados por terceras personas.
  • Según su aplicación, los propósitos de clasifican en:
    • Yoicos: Cuando se dirigen a la superación personal del lector.
    • Cognitivos: Cuando buscan que el lector adquiera nuevos conocimientos o habilidades.
    • Asociativos: Cuando dirigen el resultado de la lectura como ayuda a los demás.
  • Según el tipo de necesidad que haya dado lugar a su formulación, los propósitos se pueden clasificar en alguna de las siguientes tres estructuras semánticas:
    • Propósitos procedimentales: si se busca aprender o precisar una secuencia o procedimiento con el fin de llegar a un producto final.
Ejemplos:[editar]
  • Aprender a elaborar una cometa.
  • Aprender a realizar una práctica de laboratorio.
  • Aprender a hacer una enseñanza.
    • Propósitos conceptuales: si se busca definir un concepto.
Ejemplos:[editar]
  • Describir la formación de las nubes.
  • Identificar las características de la célula.
  • Conocer las diferencias entre las estrategias para desarrollar la inteligencia.
    • Propósitos argumentales: si se busca obtener conocimiento para probar una tesis o refutar una afirmación.
Ejemplos:[editar]
  • Demostrar que las mujeres son más inteligentes que los hombres.
  • Comprobar que los sueños influyen en nuestra inteligencia.
  • Analizar los argumentos que afirman que el cigarrillo genera cáncer.

Las preguntas de lectura:[editar]

Después de formular los propósitos, debemos tener presentes las siguientes características para la elaboración de preguntas de lectura.

Características de las preguntas:[editar]

Las preguntas son la ruta hacia las ideas, incitan la imaginación y alientan a la acción, ellas constituyen la razón de ser (el producto) de los Preliminares de lectura, por lo tanto, es necesario estudiar algunas de sus características particulares.

  • Ámbito temático coherente:

Las preguntas deben precisar el ámbito temático del propósito.

  • Dirección de las preguntas:

Las preguntas deben al fin de profundizar en el conocimiento de los temas: no es conveniente hacer sólo preguntas del mismo nivel de profundidad, sino ir de preguntas generales a preguntas particulares.

  • Carácter móvil de los propósitos de lectura y de las preguntas:

Las preguntas y los propósitos dependen del conocimiento previo que se tenga del tema. Por esta razón, son susceptibles de sufrir modificaciones para volverse cada vez más pertinentes a la necesidad de información que dio origen a la lectura en la medida que el proceso avance.

Tipos de ideas de acuerdo con las estructuras semánticas[editar]

Estos tipos de ideas se encuentran en las estructuras semánticas de los textos de intención académica y varían de acuerdo con las categorías y ámbitos temáticos que las contienen. Por ejemplo, en Matemáticas, una tesis se conoce con el nombre de teorema, en las Ciencias Naturales, es una hipótesis y en las Ciencias Sociales asume el nombre de explicación.