Lanzamiento de bala/Técnica/Fases técnicas

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

Las fases técnicas de la bala

Existen diferentes autores que han estudiado detalladamente el movimiento empleado en el lanzamiento de bala, algunos de ellos señalan hasta 7 fases, pero la más utilizada, tanto por los entrenadores como por los libros metodológicos son tres: posición inicial, deslizamiento y esfuerzo final y recuperación, este último es el movimiento del cuerpo para recuperar el equilibrio y es una maniobra que si bien es propia del lanzamiento de bala, es usualmente un movimiento instintivo. Para su mejor comprensión desde el punto pedagógico y didáctico expondremos la técnica según estas fases y de cada una propondremos ejercicios para su enseñanza y aprendizaje.

Técnica lineal

Posición inicial

El lanzador se sitúa de espalda al área de caída de la bala, erguido y con la mirada al frente. Los pies deberán estar paralelos entre sí. Aunque esta posición es personal, pues es producto del proceso de concentración del deportista y del rompimiento de la inercia, generalmente se adelanta una pierna más que otra, atendiendo la mano de lanzar y el peso corporal se lleva un poco el peso a esa pierna. En esta posición y para comenzar el deslizamiento se lleva la bala a la fosa clavicular, donde es asegurada.

Deslizamiento

Para esta fase el deportista deberá situarse de espalda al área de lanzamiento. Debe hacer una flexión y semitorsión de la pierna sobre la que ha recargado el peso del cuerpo; con ello el deportista trata de agrupar todo el cuerpo para crear una actividad de resorte y explosividad. Luego deberá dirigir la pierna izquierda al borde contrario, para que esta pierna cumpla una labor de motor impulsor. Esta acción es la encargada de producir el cambio de la velocidad lineal en angular.

La pierna derecha, se desplazará junto con el pie, cayendo sobre el metatarso. Al llegar el pie, debe girar hacia adentro, haciendo mucho énfasis en que la pierna quede adentro y bajo la cadera, en una flexión y con el peso del cuerpo en ella.

Ejercicios de familiarización con el desplazamiento

Ejercicio # 1:
El deportista deberá ejecutar movimientos de desplazamiento con la técnica aprendida de manera continua. De esta manera logrará mecanizar el gesto técnico.
Ejercicio # 2:
Para este ejercicio el deportista deberá ayudarse de un compañero. Los atletas se tomarán las manos y uno hará el deslizamiento, el otro ejercerá cierta resistencia. De esta manera el deportista ganará habilidad en el deslizamiento.

Esfuerzo Final

En esta se conjugan la aceleración del desplazamiento todo el empuje y extensiones de pierna y brazos, que buscarán la salida más rápida de la bala. Con esto se busca que la bala caiga a mayor distancia en la proyección de un ángulo de aproximadamente 45 grados.

Este movimiento se debe realizar de piernas a brazos.

El pie derecho comenzará a rotar y empujar hacia adelante y arriba, con la pierna y la cadera. Este movimiento será trasladado a la pierna izquierda que también empujará para quedar en una gran extensión de todos sus músculos. Al quedar en las puntas de los pies se realiza una trasferencia cinemática y de vectores de fuerza desde la dedos de los pies pasando al tronco y terminar con la musculatura de los brazos y mano.

En este movimiento de giro en forma de tirabuzón, se deja pasar el brazo derecho que irá junto con la mano empujando la bala. Este brazo deberá ir despegado del cuerpo en una línea recta. El brazo izquierdo pasa semiflexionado por delante del tronco a cerrar el semicírculo.

Podemos decir que el final es muy explosivo y que la trayectoria de la bala es rectilínea, buscando la mejor altitud para lanzarla.

En el momento de la recuperación se realiza el cambio de pies después de lanzar la bala. El pie debe entrar en semicírculo contra el tope y el deportista se mantiene dentro del círculo hasta tener pleno equilibrio y estabilidad.

Ejercicios de familiarización con el es fuerzo final.

Ejercicio # 1:
El deportista deberá situarse de frente al área de lanzamiento con las piernas a la anchura de los hombros y las piernas flexionadas. En esta posición deberá ejecutar los lanzamientos.
Ejercicio # 2:
El deportista deberá simular la fase final del lanzamiento. Para ello deberá hacer una torsión del tronco para darle un mayor impulso a la bala.

Técnica rotacional

Esta técnica tiene el mismo principio y estructura mecánica que el lanzamiento del disco. Generalmente es empleada por los deportistas que practican bala y disco.

Posición inicial.

El lanzador se sitúa de espalda al área de caída de la bala, erguido y con la mirada al frente. Los pies deberán estar paralelos entre sí. Aunque esta posición es personal, pues es producto del proceso de concentración del deportista y del rompimiento de la inercia, generalmente se adelanta una pierna más que otra, atendiendo la mano de lanzar y el peso corporal se lleva un poco el peso a esa pierna. En esta posición y para comenzar el deslizamiento se lleva la bala ala fosa clavicular, donde es asegurada.

El giro o paso sprint

Esta fase comprende los siguientes movimientos:

Se realizan balanceos preliminares llevando el brazo hacia la derecha y arriba o viceversa si fuera zurdo.

El tronco debe rotar en la misma dirección.

El peso del cuerpo se sitúa sobre ambas piernas.

La pierna del brazo que porta la bala se apoya sobre la planta del pie.

La pierna izquierda se apoya sobre la región metatarsiana.

Las piernas se encuentran ligeramente flexionadas.

En esta posición el lanzador trata de alcanzar el máximo de torsión posible entre la cadera y los hombros, atendiendo a sus ejes respectivos.

De esta posición el lanzador inicia el giro pasando el peso del cuerpo de la pierna derecha hacia la izquierda.

El brazo izquierdo se abre hacia la izquierda.

La pierna izquierda girando sobre la punta del pie que ejecuta el giro activo, despegando en acción de empuje contra el piso.

El tronco se coloca sobre la vertical de la pierna izquierda.

La pierna derecha se eleva e inicia su movimiento alrededor del pie izquierdo.

El tronco no debe girar y permanecer lo más erecto posible.

El brazo izquierdo se encuentra casi en prolongación del eje de los hombros y formando un ángulo cercano a los 90º con el tronco.

La pierna derecha se dirige hacia delante en un movimiento de rotación hacia el centro del círculo.

La pierna izquierda realiza un empuje activo sin realizar extensión de la rodilla, la idea es que este movimiento sea rasante.

El pie derecho entra en contacto con el piso sobre el metatarso, cerca al centro del círculo.

La pierna izquierda se dirige hacia atrás y el brazo derecho se mantiene retrasado y en alto.

Ejercicios metodológicos

Ejercicio # 1:
El deportista simulará el paso impulsor sin bala. Al tener mecanizado este movimiento el deportista deberá practicarlo con la bala.

Fase Final

En esta fase el brazo libre que desarrolla un fuerte reflejo de extensión. La bala abandona la mano. Los dos pies deben dejar el suelo con una fuerte y rápida extensión de las piernas.

Para la recuperación se cambian los apoyos para lograr el equilibrio y no dar faltas.


Ejercicios metodológicos

Ejercicio # 1:
El deportista deberá situarse de frente al área de caída de la bala y ejecutar lanzamientos con doble apoyo.
Ejercicio # 2:
El deportista deberá situarse de frente al área de caída de la bala y ejecutar lanzamientos. En el momento del lanzamiento deberá despegar del piso con las dos piernas, asegurándose de que el despegue dé fuerza al lanzamiento.