Introducción a la psicología/Personalidad

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

La personalidad es el conjunto de características cognitivas, volitivas, conativas y físicas que determinan la conducta habitual de una persona y lo hacen diferente a de los demás.

Características Cognitivas

Al decir características cognitivas entendemos todo lo referente a la inteligencia de una persona, como un IQ, su memoria, su capacidad de observación y sus aptitudes para aprender.

Características Volitivas

Características Volitivas nos dan a entender todo lo referente a los sentimientos de la persona. Hay quienes tienes gran resonancia, esto es, no fácilmente olvidan, son muy emotivos, se dejan llevar por sus impulsos y no controlan sus emociones. Sin embargo hay quienes son fríos, calculadores y no se dejan manipular por nadie.

Características Conativas

Las características Conativas son situaciones hipotéticas que se le cuestionan a la persona para conocerla mejor. Por ejemplo: ¿Que haría usted si fuera director de la preparatoria? Estos cuestionamientos se realizan con mucha frecuencia en las entrevistas de trabajo.

Características Físicas

Características físicas se refiere a los aspectos corporales de la persona como su complexión, su pigmentación, el color de sus ojos.

Teoría de la personalidad de Freud[editar]

Freud considera que la persona humana esta compuesta de tres elementos y los llama el ello, el yo, y el súper yo.

El ello[editar]

En el ello residen todas nuestros impulsos instintivos, es nuestra parte inconciente y busca la satisfacción inmediata o el placer sin que le importen las consecuencias. Esto generalmente se desarrolla en el ser humano en los tres primeros años.

El yo[editar]

El yo es la parte consciente de nuestra personalidad, es nuestra parte racional, la parte realista y la parte reflexiva. No niega el placer sino que sabe cuando y como satisfacer ese placer por lo tanto es todo nuestros impulsos en el cual estan conjugado unos con otros

El súperyo[editar]

El súperyo es la parte ética y moral de nuestra personalidad. Es un constructo sociocultural, que se define principalmente en el entorno familiar. Es el encargado de poner límites y restricciones a los impulsos libidinosos del ello, emocionalmente nos indica lo que debemos hacer.

Mecanismos de defensa[editar]

Así como las plantas y los animales usan sus mecanismos para poder sobrevivir, el ser humano en muchas ocasiones en lugar de afrontar una frustración, un conflicto o culpabilidad, se engaña a si mismo distorsiona la realidad y se convence de que todo marcha bien y a todo esto lo llama mecanismos de defensa y de esta manera reducimos nuestra ansiedad.

Los mecanismos de defensa son imprescindibles para nuestro equilibrio psíquico porque nos ayudan a sortear las crisis y nos dan tiempo suficiente para resolver en parte nuestros problemas. Sin embargo el acudir continuamente a estos mecanismos no ayuda a que la persona madure y por lo mismo no van a llegar a su autorrealización.

Mecanismo de Desplazamiento[editar]

Consiste en desarrollar nuestra energía agresiva o de frustración trasladándola de una manera inconsciente hacia un objeto, persona o animal que de alguna manera nosotros podemos controlar y sabemos que no nos va a reclamar. Tenemos cierto coraje a nuestros padres o hacia algún maestro, pero sabemos que no nos podemos enfrentar a ellos porque de alguna manera pueden ejercer represalias sobre nosotros y enfocarnos nuestra frustración hacia nuestro hermano menor, golpeamos a nuestro perro o golpeamos una puerta.

Mecanismo de Represión[editar]

Consiste en mandar al “inconsciente” algún pensamiento, vivencia o impulso que nos produce demasiada ansiedad. El sujeto “olvida” lo que le perturba pero de alguna manera lo manifiesta a través de comentarios hostiles, bromas pesadas, equivocaciones al hablar a lo cual llama Freud “actos fallidos o ensueños”, así cuando una muchacha siente que sus padres se entrometen mucho en su vida sobre todo sentimental les gustaría decir “te odio, papá, mamá” y se comporta con cierta apatía hacia sus padres o con rebeldía.

Mecanismos de Regresión[editar]

Consiste en retornar a un patrón conductual anterior y menos maduro. Cuando el individuo se siente amenazado o presionado ante un problema que le es difícil superar comienza a comportarse con actitudes que le dieron buenos resultados en su pasado. Es muy común hacer berrinches, llorar como hacíamos de niños para alcanzar lo que queramos. Freud considera que cuando nos chupamos el dedo, fumamos o succionamos algún líquido estamos regresando a nuestra etapa oral que canaliza el placer sexual en la boca.

Mecanismos de Fijación[editar]

Consiste en interrumpir nuestro desarrollo psíquico por temor a lo desconocido y presentamos argumentos que justifican nuestra conducta y a veces llegamos a convencernos de ellos cuando en el fondo es miedo a lo desconocido. Esto es muy común en el área laboral en los adultos, de ahí el dicho: “Mas vale lo malo conocido, que lo bueno por conocer”.

Mecanismos de Ensoñación[editar]

Consiste en forjarnos ilusiones que no están de acuerdo con nuestras posibilidades, y aparentamos lo que no somos. Interiormente estamos concientes de nuestras carencias y limitaciones y para que los demás no se den cuenta hacemos ostentación de lo que no tenemos. La muchacha o el muchacho que presumen de que los demás le ruegan cuando en el fondo es una persona insegura, de ahí el dicho: “Dime de que presumes y te diré de que careces”.

Mecanismo de Sublimación[editar]

Es cuando se intenta cambiar un deseo que no está bien visto por otro que sea aceptado por la sociedad en su conjunto. Esto les sucedió mucho a poetas, pintores y músicos en la edad media y en la moderna al no poder contraer matrimonio con una dama considerada de una posición social muy superior a ellos, le dedicaban alguna obra literaria, alguna pintura o alguna composición musical.

Mecanismo de Sobrecompensación[editar]

Consiste en superar alguna carencia física, económica o intelectual por medio de un esfuerzo que le permita adquirir a la persona cierto estatus económico, cultural o social.

Un hombre o mujer carente de recursos para poder ser aceptado en el círculo social trata de sobresalir ya sea en el deporte o intelectualmente.

Una señorita consciente de que no es bella con su sencillez y espíritu de servicio logra lo que la guapa no puede, de ahí el dicho: “La suerte de la fea, la guapa lo desea”.

Mecanismo de Formación Activa[editar]

Consiste en culpar a otros de nuestras acciones. Se maneja mucho la frase “me hacen hacer”. Así un marido en lugar de reconocer la infidelidad hacia su esposa afirma que ella siempre anda provocando a los hombres y que por lo mismo él le ha sido infiel.

Mecanismo de Formacion Reactiva[editar]

Cuando un deseo es reprimido, es sujeto puede realizar conductas totalmente contrarias a ese deseo, generando así una reacción negativa con el fin de evitar la angustia.

Mecanismo de autopunición[editar]

Consiste en un auto castigo porque se esta conciente de alguna falta que hemos cometido y para poder recuperar la amistad con la persona agraviada el sujeto se somete voluntariamente a un castigo. Cuando el niño renuncia voluntariamente a algo para recuperar la amistad con sus padres. El marido le lleva serenata o invita a comer a la esposa debido al complejo de culpabilidad por su mal comportamiento. Con Dios cuando nos confesamos o vamos a alguna peregrinación.

Teorías Humanistas de la Personalidad[editar]

Los dos grandes expositores son Abraham Maslow y Carl Rogers.

La teoría humanista no está de acuerdo con Freud porque considera que nuestra vida no es simplemente una crisis de conflictos y que tenemos que vivir necesariamente nuestro pasado.

Rogers no llama pacientes a quienes el trataba sino clientes para que desapareciera el concepto de enfermedad.

El hombre es un ser motivado para progresar. Lo mismo que la planta y el animal tiene un enorme potencial y cuando él intenta hacer algo es que realmente puede hacerlo. Así cuando el niño intenta bajarse de la cama, cantar, bailar, etc., es que tiene dichas capacidades para realizarlo. A este impulso para realizar algo lo llamó “Tendencia a la Autorrealización”.

Todo ser humano tiene una autoimagen o concepto de sí mismo y cuando este concepto coincide con sus metas logradas diremos que es una persona “plena”.

Sin embargo muchas veces las personas más cercanas a nosotros como son nuestros padres nos etiquetan negativamente y nuestro autoestima se devalúa y nos obliga a alcanzar un “afecto positivo condicional”, esto nos quiere decir que nos hacen ver si quieres que te quiera deberás portarte bien y de esta manera la autoimagen suele ser bastante negativa.

Teoría de Alport[editar]

Las teorías de la personalidad que hasta el momento hemos visto enfatizan los primeros años de vida, esto es nuestra infancia.

Para Freud el inconsciente era un papel fundamental, para Rogers la autoimagen formada por cada uno de nosotros la enorme influencia ejercitada por nuestros padres.

La teoría de los Rasgos expresada por Alport no le da tanta importancia a estas etapas de la vida sino a la edad de la adolescencia y la edad adulta.

Entendemos por rasgos de la personalidad las características habituales del comportamiento humano que nos hacen a las personas distintas unas de otras.

Los rasgos psicológicos no es algo que podamos percibir por los sentidos como el color de nuestros ojos, el color de nuestro pelo, nuestra estatura, etc., sin embargo sí podemos inferir el rasgo de una persona a través de su conducta. Así si observamos que alguien constantemente organiza fiestas o le gusta estar con muchos amigos, podemos afirmar que uno de sus rasgos es la sociabilidad.

Las Cinco Grandes Dimensiones De La Personalidad.

Extraversión[editar]

Es locuaz, atrevido, contundente, activo, espontáneo, enérgico, entusiasta, arriesgado, sociable y dominante.

Afabilidad[editar]

Es afectuoso, amable, atento, indulgente, servicial, de buen corazón, simpático y tiene una gran disponibilidad.

Escrupuloso[editar]

Es organizado, responsable, trabajador, planificador, prudente, ahorrativo, precavido, minucioso.

Estabilidad Emocional[editar]

Poco emotivo, tranquilo, objetivo, ecuánime, poco exigente, pacífico.

Cultura o Apertura a la Experiencia o Inteligencia[editar]

Perceptivo, observador, inteligente, reflexivo, analítico, refinado, creativo, original, culto.

Jung (1875-1966)[editar]

Carlos Gustavo Jung difiere de Freud en mucho de los puntos y uno de ellos es que la libido o energía sexual no solamente se dirige a la parte sexual del individuo sino a todas nuestras fuerzas vitales. Está de acuerdo con Freud cuando habla del inconsciente racional en que son nuestros pensamientos, nuestras vivencias y nuestras experiencias que hemos reprimido para poder sobrevivir, pero aparece otro inconsciente llamado «inconsciente colectivo» que viene siendo los recuerdos y patrones conductuales heredados de nuestros antepasados parte de nuestro organismo, de igual manera también heredamos formas de pensar que traemos de generaciones posiblemente desde la prehistoria. Así todos los seres humanos cuando oímos la palabra “madre” creamos lo que Jung llama arquetipos o modelos y nos figuramos a una mujer protectora, dulce y amable.

Entre los distintos arquetipos que los seres humanos tenemos es la persona que viene siendo el medio por el cual nos damos a conocer a las demás personas y que viene siendo una máscara o escudo que cada quien nos ponemos.

Lo que hizo a Jung más famoso en su teoría, es la división de los hombres en dos grandes clases: el introvertido y el extrovertido.

 El introvertido[editar]

La persona introvertida, toda su energía la canaliza hacia su interior y se preocupa por su propio mundo interno. Son personas poco sociables, tímidas, desconfiadas y analíticas, buscan casi siempre la soledad.

 El extrovertido[editar]

Las personas extrovertidas, su energía la canaliza hacia el exterior, les preocupa el mundo externo, son personas que fácilmente hacen amigos siempre les gusta llevar la conversación en el grupo.

No existe químicamente puro un extrovertido y un introvertido, pero si predomina en nosotros una característica más que la otra.

También divide a los hombres en individuos racionales e irracionales.

 Racionales[editar]

Los racionales regulan sus acciones mediante las funciones psicológicas del pensamiento y del sentimiento al tomar decisiones se fijan más en los factores emocionales y a los juicios de valor, esto es, a los valores.

 Irracional[editar]

Los individuos irracionales se fundamentan más en la percepción, esto es, en como ven ellos las cosas incluso cuando en realidad no son así y cómo domina el inconsciente a sus emociones.

Alfred Adler[editar]

Nació en 1870 y murió en 1931. Estuvo en muchos puntos de desacuerdo con Freud, sin embargo coincide con él en el conflicto que surge entre el ello y el súper yo esto es entre las restricciones sociales como normas y reglas y nuestros impulsos instintivos por buscar el placer. Para Adler el ser humano tiene un instinto muy fuerte de motivos positivos por alcanzar la perfección social y la perfección personal. Adler fue un niño muy débil que casi muere de neumonía a los cinco años y considera que el principal formador de la personalidad es el superar nuestras debilidades físicas. A este esfuerzo lo llama de compensación, así tenemos personas ciegas que tienen un oído muy fino y son capaces de identificar a las personas por la voz.

El considera que el instinto más fuerte del hombre no es el instinto sexual sino el instinto de superación y lo que nosotros debemos intentar vencer es el complejo de inferioridad. No obstante su enfermedad física que lo llevó al borde de la muerte, sin embargo al finalizar su primaria se esforzó en superar sus incapacidades físicas y se convirtió en un líder de sus compañeros. Adler da mucha importancia a los factores sociales en el desarrollo de la personalidad, así considera que el lugar que ocupamos en el nacimiento de la familia determine nuestra conducta a seguir. Considera que el hijo único es excesivamente atendido por sus padres y de esta manera se les maltrata por el exceso de mimos y no aprende a convivir socialmente y a compartir sus juguetes. Los primogénitos son “destronados” por sus hermanos que ocupan el segundo lugar ya sean hijos o hijas. Los segundos hijos son competitivos, envidiosos y tratan de desplazar a su hermano mayor.

La constelación familiar, nuestras primeras percepciones en la familia es sumamente importante en nuestra vida y más tarde desarrollamos un estilo de vida que nos lleva a encarar emociones, pensamientos, acciones dirigidas a superar nuestros sentimientos de inferioridad y así como para Freud la principal motivación es el instinto sexual para Adler es superar nuestro complejo de inferioridad.

Teoría de la estructura corporal[editar]

Sheldon relaciona la teoría de la personalidad con la estructura de nuestro cuerpo y clasifica a los seres humanos en tres tipos:

Endomorfo[editar]

De endon = dentro y morfe = forma. Son personas de un cuerpo blando, son sociables, les gusta la buena vida, flojos para las actividades físicas, tranquilos, bonachones, fácilmente adquieren amistades, les gusta la comodidad física y raramente se enojan.

Mesomorfo[editar]

De cuerpo muscular atlético gusta de ejercicios fuertes es aventurero en el amor, enérgico, impositivo, no le gustan las hipocresías, presume de ser sincero, directo, pero también es agresivo.

Ectomorfo[editar]

De cuerpo delgado, tímido, es sensible, constantemente esta preocupado, generalmente no es sociable, teme a los grupos y tiende a la soledad.

Conviene hacer notar que no existe un ser humano químicamente puro en las clasificaciones que hemos descrito sobre la personalidad que manifiestan los psicólogos.