Impactos ambientales/Proyectos hidroeléctricos

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

Grado de desarrollo: 100% (a fecha de --)

Los proyectos hidroeléctricos incluyen las represas, los reservorios, los canales, los conductos, las centrales eléctricas y las playas de distribución que se emplean para generar electricidad. La represa y el reservorio pueden ser multipropósitos; si las características de lluvia en la cuenca hidrográfica y el caudal del río, y los modelos de uso del agua y la energía permiten, los reservorios hidroeléctricos pueden proporcionar uno o más de los siguientes servicios:

  • riego,
  • control de inundación,
  • fuente de agua,
  • recreación,
  • pesca,
  • navegación,
  • control de sedimento,
  • control de los atascamientos de hielo y
  • control de las roturas de los lagos glaciales.

Sin embargo, estos usos compiten por el agua que está almacenada en el reservorio, y cada uno puede implicar un modo de operación diario o anual diferente del reservorio.

En un proyecto hidroeléctrico, por ejemplo, el operador optimiza los beneficios energéticos, variando el nivel del reservorio según las normas que se aproximen a la trayectoria del reservorio durante un año muy seco. Para controlar las inundaciones, el operador bajará el nivel del reservorio para disponer del volumen máximo para retención de las inundaciones al inicio de la temporada de lluvia. Los reservorios de riego se llenan y se ocupa el agua según las temporadas de crecimiento de los cultivos que están bajo riego. Durante la planificación del proyecto y el desarrollo de la curva de uso, se debe resolver cualquier conflicto entre los usos competitivos.

Los proyectos hidroeléctricos, necesariamente, implican la construcción de líneas de transmisión para transportar la energía a los usuarios. Estas se tratan, en forma separada, en el capítulo Líneas de transmisión.

Impactos ambientales potenciales[editar]

La construcción y operación de la represa y el reservorio constituyen la fuente principal de impactos del proyecto hidroeléctrico (ver el capítulo: Presa hidráulica). Los proyectos de las represas de gran alcance pueden causar cambios ambientales irreversibles, en una áreas geográfica muy extensa; por eso, tienen el potencial de causar impactos importantes. Ha aumentado la crítica de estos proyectos durante la última década. Los críticos más severos sostienen que los costos sociales, ambientales y económicos de estas represas pesan más que sus beneficios y que, por lo tanto, no se justifica la construcción de las represas grandes. Otros mencionan que, en algunos casos, los costos ambientales y sociales puede ser evitados o reducidos a un nivel aceptable, si se evalúan, cuidadosamente, los problemas potenciales y se implementan medidas correctivas que son costo efectivas.

El área de influencia de una represa se extiende desde los límites superiores del reservorio hasta los esteros y las zonas costaneras y costa afuera, e incluyen el reservorio, la represa y la cuenca del río, aguas abajo de la represa. Hay impactos ambientales directos asociados con la construcción de la represa (p.ej., el polvo, la erosión, problemas con el material prestado y de los desechos), pero los impactos más importantes son el resultado del embalse del agua, la inundación de la tierra para formar el reservorio, y la alteración del caudal de agua, más abajo. Estos efectos ejercen impactos directos en los suelos, la vegetación, la fauna y las tierras silvestres, la pesca, el clima y la población humana del área. (Ver, al final de este capítulo, otros ejemplos y las medidas de atenuación que se recomiendan.)

Los efectos indirectos de la represa incluyen los que se asocian con la construcción, el mantenimiento y el funcionamiento de la represa (p.ej., los caminos de acceso, los campamentos de construcción, las líneas de transmisión de energía) y el desarrollo de las actividades agrícolas, industriales o municipales que posibilita la represa.

Además de los efectos directos e indirectos de la construcción de la represa sobre el medio ambiente, se deberán considerar los efectos del medio ambiente sobre la represa. Los principales factores ambientales que afectan el funcionamiento y la vida de la represa son aquellos que se relacionan con el uso de la tierra, el agua y los otros recursos en las áreas de captación aguas arriba del reservorio (p.ej., la agricultura, la colonización, el desbroce del bosque) que pueden causar una mayor acumulación de limos, y cambios en la cantidad y calidad del agua del reservorio y del río. Se tratan estos aspectos en los estudios de ingeniería.

El beneficio obvio del proyecto hidroeléctrico es la energía eléctrica, la misma que puede apoyar el desarrollo económico y mejorar la calidad de la vida en el área servida. Los proyectos hidroeléctricos requieren mucha mano de obra y ofrecen oportunidades de empleo. Los caminos y otras infraestructuras pueden dar a los pobladores mayor acceso a los mercados para sus productos, escuelas para sus hijos, cuidado de salud y otros servicios sociales. Además, la generación de la energía hidroeléctrica proporciona una alternativa para la quema de los combustibles fósiles, o la energía nuclear, que permite satisfacer la demanda de energía sin producir agua caliente, emisiones atmosféricas, ceniza y desechos radioactivos. Si el reservorio es, realmente, una instalación de usos múltiples, es decir, si los diferentes propósitos declarados en el análisis económico no son, mutuamente, inconsistentes, los otros beneficios pueden incluir el control de las inundaciones y la provisión de un suministro de agua más confiable y de más alta calidad para riego, y uso doméstico e industrial. La intensificación de la agricultura, localmente, mediante el uso del riego, puede, a su vez, reducir la presión que existe sobre los bosques primarios, los hábitat intactos de la fauna, y las áreas en otras partes que no sean adecuadas para la agricultura. Asimismo, las represas pueden crear pesca en el reservorio y posibilidades para producción agrícola en el área del reservorio que pueden más que compensar las pérdidas sufridas por estos sectores debido a su construcción.

Temas especiales[editar]

Efectos hidrológicos y limnológicos[editar]

Al represar un río y crear una laguna, se cambia profundamente la hidrología y limnología del sistema fluvial. Se producen cambios dramáticos en el flujo, la calidad, cantidad y uso del agua, los organismos bióticos y la sedimentación de la cuenca del río. Los proyectos hidroeléctricos, en particular, tienden a crear cambios importantes en los modelos de flujo del río, aguas abajo, porque se controla el almacenamiento y la descarga del agua según los ciclos de demanda energética, y no los ciclos hidrológicos, a los cuales el medio ambiente ribereño está adaptado.

La descomposición de la materia orgánica de las tierras inundadas enriquece de alimentos el medio ambiente. Los fertilizantes empleados aguas arriba se suman a los alimentos que se acumulan y se reciclan en el reservorio. Esto soporta no solamente la pesca, sino también el crecimiento de las hierbas acuáticas, como nenúfares y jacintos de agua. Las esteras de hierbas y algas pueden constituir molestias costosas, si obstruyen las salidas de la represa y los canales de riego, destruyen la pesca, limitan la recreación, aumentan los costos de tratamiento del agua, impiden la navegación y aumentan, substancialmente, las pérdidas de agua a causa de la transpiración.

Si el terreno inundado tiene muchos árboles y no se lo limpia adecuadamente antes de inundarlo, la descomposición de esta vegetación agotará los niveles de oxígeno en el agua. Esto afectará la vida acuática, y puede causar grandes pérdidas de pescado. Los productos de la descomposición anaeróbica incluyen el sulfuro de hidrógeno, que es nocivo para los organismos acuáticos y corroe las turbinas de la represa, y el metano, que es un gas explosivo y de invernadero.

El agotamiento del oxígeno ocurre primero en el agua más profunda, donde el oxigeno empleado por la bacteria en el proceso de descomposición no es reemplazado por la fotosíntesis de las plantas. Si la toma para la generación de energía está ubicada a un nivel bajo del reservorio, que, usualmente, es el caso, el agua que se libera de las turbinas puede carecer de oxígeno y tener sulfuro de hidrógeno. Además, puede tener un pH inferior y ser más fría que el agua superficial. Al liberar agua con estas características, se puede afectar, negativamente, las comunidades de plantas y animales del río debajo de la represa.

Las partículas en suspención que trae el río se asientan en el reservorio, limitando su capacidad de almacenamiento y su vida, privando el río de los sedimentos, aguas abajo. Muchas áreas agrícolas de las planicies de inundación han dependido siempre de los limos ricos en alimentos para sostener su productividad. Como el sedimento ya no se deposita, aguas abajo, en la planicie de inundación, esta pérdida de alimentos deberá ser compensada mediante el uso de fertilizantes, para mantener la productividad agrícola. La liberación de las aguas libres de sedimento, relativamente, puede lavar el lecho del río, aguas abajo (que puede ser beneficio, en algunos casos, y perjudicial, en otros).

Los efectos adicionales de los cambios en la hidrología de la cuenca del río, incluyen las variaciones en el nivel freático, aguas arriba y abajo del reservorio, y la incursión del agua salada a los esteros, causando impactos ecológicos directos y afectando a los usuarios, aguas abajo.

Tema sociales[editar]

A menudo, las comunidades e industrias que se encuentran distantes de la represa disfrutan de los beneficios. Pero los que soportan la mayor parte de los costos ambientales y sociales de la construcción de la represa, a saber: los habitantes del área inundada por el reservorio, posiblemente, no reciban su participación proporcional de los beneficios. Al llenar el reservorio, se produce el desplazamiento involuntario de las personas que viven en el área (en algunos proyectos, cientos de miles o más de un millón de personas), y esto les afecta, profundamente, a ellos y a la gente ya establecida en las áreas de reasentamiento (Para mayor información sobre el "Desplazamiento Involuntario", ver el capítulo específico). A las personas que permanecen en la cuenca del río, a menudo, se los restringe el acceso al agua, la tierra y los recursos bióticos. Se interrumpe la pesca artesanal ribereña y la agricultura tradicional (tipo recesión) de la planicie de inundación, a causa de los cambios en el caudal y la reducción en el asentamiento de limos. Las planicies de inundación de muchos ríos del trópico son áreas enormes de gran importancia para la población humana y la de los animales; al reducirse el tamaño de estos terrenos, tiene que haber un cambio en el uso de la tierra, si no las poblaciones se verán obligadas a cambiarse de sitio. A menudo, se aumentan las enfermedades relacionadas con el agua (p.ej., la malaria, la esquistosomiasis, la oncocerciasis, la encefalitis), si son endémicas en el área, como resultado de la creación del reservorio y los medios necesarios para su manejo.

Los problemas sociales y ambientales surgen de la migración controlada e incontrolada de otros grupos al área, es decir, los trabajadores de la construcción y los empleados de la central hidroeléctrica, los jornaleros temporales que trabajan en las otras actividades inducidas por la represa, y los campesinos que aprovechan el mayor acceso al área gracias a los caminos, líneas de transmisión o mejor transporte fluvial (ver los Capítulos "Colonización de Nuevas Tierras" y "Desarrollo Inducido"). Las consecuencias son: problemas de la salud, agotamiento de los servicios públicos, competencia por los recursos, conflictos sociales e impactos ambientales negativos para la cuenca, el reservorio y el valle del río, aguas abajo.

Pesca y fauna[editar]

Como se mencionó anteriormente, la pesca ribereña, usualmente, se deteriora, debido a los cambios en el caudal del río, la degradación de la calidad del agua, la pérdida de los sitios de desove y las barreras que impiden la migración de los peces. Sin embargo, se crean recursos de pesca en el reservorio, que, a veces, resultan más productivos que los que hubieron, anteriormente, en el río.

En los ríos que tienen esteros que son, biológicamente productivos, los peces y moluscos sufren debido a los cambios en el flujo y la calidad del agua. Las variaciones en el caudal de agua dulce, y, por tanto, en la salinidad del estero, cambia la distribución de las especies y los modelos de reproducción de los peces. Las variaciones en la cantidad de alimentos y el deterioro en la calidad del agua del río, pueden tener efectos profundos para la productividad del estero. Estos cambios pueden tener resultados importantes para las especies marinas que se alimentan o pasan parte de su ciclo vitalicio en el estero, o que son influenciadas por los cambios en la calidad de las áreas costaneras.

El mayor impacto para la fauna se originará en la pérdida de hábitat, que ocurre al llenar el reservorio y producirse los cambios en el uso de la tierra de la cuenca. Pueden ser afectados los modelos de migración de la fauna, debido al reservorio y el desarrollo que se relaciona con este. La caza ilegal y la erradicación de las especies consideradas como plagas agrícolas, tienen un efecto más selectivo. La fauna y las aves acuáticas, los reptiles y los anfibios pueden prosperar gracias al reservorio.

Amenaza sísmica[editar]

Existe mucha evidencia que ha relacionado la creación de los reservorios con los eventos sísmicos; sin embargo, la probabilidad de que cause actividad sísmica en las áreas asísmicas es difícil de predecir. En las áreas sísmicas, el reservorio puede adelantar el acontecimiento de un terremoto, con el posible resultado de que los eventos sean más frecuentes pero menos destructivos. La Evaluación Ambiental debe considerar estos dos fenómenos.

Manejo de la cuenca hidrográfica[editar]

Es un fenómeno común, ver el aumento en la presión sobre las áreas altas encima de la represa, como resultado del reasentamiento de la gente de las áreas inundadas y la afluencia incontrolada de los recién llegados al área. Se degrada el medio ambiente del sitio, la calidad del agua se deteriora, y las tasas de sedimentación del reservorio aumentan, a raíz del desbroce del bosque para agricultura, la presión sobre los pastos, el uso de químicos agrícolas, y la tala de los árboles para madera o leña. Asimismo, el uso del terreno de la cuenca alta afecta la calidad y cantidad del agua que ingresa al río. Por eso, es esencial que los proyectos de las represas sean planificados y manejados considerando el contexto global de la cuenca del río y los planes regionales de desarrollo, incluyendo, tanto las áreas superiores de captación, aguas arriba de la represa y la planicie de inundación, como las áreas de la cuenca hidrográfica aguas abajo.

Alternativas del proyecto[editar]

Existe una variedad de alternativas para los proyectos hidroeléctricos propuestos. Individual o colectivamente, pueden influenciar el tamaño, la ubicación y el momento de implementación del proyecto hidroeléctrico propuesto.

  • Se puede cambiar la demanda de energía, aplicando medidas de conservación, mejorando la eficiencia, o restringiendo el crecimiento regional;
  • Se puede utilizar centrales termoeléctricas o fuentes alternativas de energía, incluyendo cogeneración, por la industria, de energía hidroeléctrica de baja carga hidrostática, biogás, etc.;
  • Se puede investigar la posibilidad de ubicar el proyecto en un río que ya tenga una represa, diversificando sus funciones:
  • Se debe ubicar la represa propuesta, de tal manera que se reduzcan al mínimo los impactos negativos y sociales;
  • Es posible ajustar la altura de la represa, su área de inundación, o el diseño, para reducir los impactos ambientales negativos.

Administración y capacitación[editar]

La administración de un proyecto hidroeléctrico uní propósito, típicamente, es la responsabilidad de una empresa eléctrica pública o privada. Los reservorios multipropósitos pueden ser manejados o supervisados por las agencias gubernamentales con la autoridad más amplia para distribuir el agua para los diferentes usos competitivos, aunque no es raro, en algunos países, que la empresa eléctrica proporcione y maneje las áreas recreativas públicas y que venda el agua excedente a otros usuarios. Sea cual fuera el arreglo, es importante que exista la provisión para la planificación coordinada del uso de la tierra y el agua de la cuenca hidrográfica y la región. A menudo, esto se efectúa a través de un consejo para la cuenca del río u otra entidad regional. El capítulo sobre **Presa hidráulica da mayor información sobre este tema.

La organización que opera la represa y el reservorio debe tener la responsabilidad de recolectar los datos de línea de base, construir y manejar la represa, producir el plan maestro para el uso del agua, con las estrategias administrativas para regular el reservorio y controlar los vectores de las enfermedades. Ha llegado a ser una práctica común, y es aconsejable en la mayoría de los casos, que la entidad operativa establezca una unidad de manejo ambiental en el nivel del proyecto. Además, se debe consultar a la organización operativa durante la planificación de las fuentes de agua municipal y las plantas de tratamiento de agua, debe ser notificada, y se debe pedir sus comentarios, con respecto a las solicitudes de retiros mayores de agua, descargas de aguas servidas, aguas arriba.

La agencia gubernamental responsable por los recursos energéticos debe asegurar que exista cooperación intersectorial, tanto a nivel de las políticas, como en el campo, entre los ministerios gubernamentales que son responsables para los sectores de agricultura, pesca, bosques, ganadería, salud, fauna, turismo, planificación municipal e industrial y transporte.

Se debe establecer un programa de monitoreo ambiental y económico. El trabajo de monitoreo puede ser realizado por la agencia ejecutora y/o la organización operativa, o por el consejo de la cuenca del río, si existe. Las disciplinas que deben participar en el diseño del programa y la interpretación de los resultados pueden ser las siguientes: hidrología, limnología, pesca, silvicultura/botánica. ecología de la fauna, ganadería y manejo de los terrenos de pastoreo, sociología rural y salud.

Para aprovechar al máximo las oportunidades de capacitación, el personal del proyecto ambiental debe ser contratado, oportunamente, y debe participar en la Evaluación Ambiental, el desarrollo de las medidas de atenuación y el programa de monitoreo y la supervisión de la construcción. Por lo tanto, estará en una mejor posición para entender los aspectos ambientales del proyecto y realizar el monitoreo y manejo ambiental.

Monitoreo[editar]

No hay ningún programa estándar de monitoreo para un proyecto hidroeléctrico, pero la Evaluación Ambiental debe incluir uno que haya sido diseñado para el proyecto específico. Cuáles de las siguientes variables requieren monitoreo dependerá de las necesidades de información de la administración.

  • La lluvia;
  • El volumen de agua almacenada en el reservorio;
  • El volumen anual de sedimento que ingresa al reservorio;
  • La calidad del agua a la salida de la represa y en algunos puntos a lo largo del río, incluyendo:
    • la salinidad;
    • el pH;
    • temperatura
    • la conductividad eléctrica;
    • la turbiedad;
    • el oxigeno disuelto;
    • los sólidos suspendidos
    • los fosfatos;
    • los nitratos;
    • el caudal del río en varios puntos, aguas abajo;
    • el volumen de agua que se utiliza en el reservorio y aguas abajo, según el tipo de uso;
    • la generación de sulfuro de hidrógeno y metano en la represa;
    • el muestreo limnológico de la microflora, micro fauna, hierbas acuáticas y organismos bénticos;
    • evaluaciones de la pesca (especies, poblaciones, tamaño, etc.) del río y del reservorio;
    • la fauna (especies, distribución, números);
    • el ganado (especies, números, distribución, condición);
    • cambios en la vegetación (cubierta, composición de especies, tasas de crecimiento, biomasa) en la cuenca hidrográfica superior, la zona debajo del reservorio y las áreas aguas abajo;
    • los impactos en las tierras silvestres, las especies, o las comunidades de plantas de especial importancia ecológica;
    • la salud pública y los vectores de las enfermedades;
    • la migración de la gente hacia el área y fuera de ella;
    • los cambios en el estado económico y social de las poblaciones reasentadas y la gente que permanece en la cuenca.

Potenciales impactos negativos - Medidas de atenuación[editar]

Impactos Negativos Potenciales Medidas de Atenuación
Directos -
1. Efectos, ambientalmente negativos, de la construcción:
  • contaminación del aire y del agua como resultado de la construcción y de la eliminación de los desperdicios;
  • erosión del suelo;
  • destrucción de la vegetación;
  • problemas de saneamiento y salud en los campamentos de construcción
  • Medidas para reducir los impactos:
    • control de la contaminación del aire y agua;
    • ubicación cuidadosa de los campamentos, edificios, excavaciones, canteras, depósitos de basura y desechos;
    • precauciones para reducir la erosión;
    • reclamos de la tierra;
2. Dislocación de la gente que vive en la zona inundada
  • Reubicar a la gente en un área adecuada;
  • Proveer compensación en especie por los recursos perdidos;
  • Proporcionar los servicios adecuados de salud, infraestructura y oportunidades de empleo;
3. Pérdida de terreno (agrícola, bosques, pastos, humedales) a causa de su inundación para formar el reservorio.
  • Ubicar la represa de tal modo que se reduzcan las pérdidas;
  • Reducir el tamaño de la represa y el reservorio;
  • Proteger áreas de igual tamaño en la región para compensar las pérdidas.
  • Crear terrenos utilizables en las áreas que, previamente, no eran apropiadas, para compensar las pérdidas;
4. Pérdida de propiedades históricas, culturales o ascéticas a raíz de la inundación.
  • Seleccionar el sitio de la represa, o reducir el tamaño del reservorio para evitar pérdidas;
  • Recuperar o proteger el patrimonio cultural;
5. Pérdida de tierras silvestres y hábitat de la fauna
  • Ubicar la represa o disminuir la magnitud del reservorio para evitar o reducir las pérdidas.
  • Establecer parques compensatorios o áreas reservadas.
  • Rescatar a los animales y reubicarlos
6. Proliferación de las hierbas acuáticas en el reservorio y aguas abajo, impidiendo la descarga de la represa, los sistemas de riego, la navegación y la pesca, y mayores pérdidas de agua por transpiración.
  • Limpiar la vegetación lignosa de la zona del reservorio antes de inundarla (eliminar los nutrientes).
  • Disponer medidas para controlar la maleza
  • Cosechar la vegetación para compost, forraje o biogás.
  • Regular la descarga del agua y manipular los niveles de la misma para desalentar el crecimiento de la maleza.
7. Degradación de la calidad del agua del reservorio.
  • Limpiar la vegetación lignosa de la zona del reservorio antes de inundarla.
  • Controlar el uso de la tierra, las descargas de las aguas servidas y la aplicación de agroquímicos en la cuenca hidrográfica.
  • Limitar el tiempo de retención del agua en el reservorio
  • Instalar salidas a diferentes niveles para evitar la descarga de agua sin oxígeno.
8. Sedimentación del reservorio y pérdida de su capacidad de almacenamiento
  • Controlar el uso de la tierra en la cuenca hidrográfica (prevenir, especialmente, la tala de los bosques para agricultura.
  • Implementar actividades de reforestación y/o conservación de suelos en las cuencas hidrográficas (efecto limitado).
  • Eliminar, hidráulicamente, los sedimentos (lavado, corrientes de agua, liberación de corrientes de alta densidad).
  • Operar el reservorio de tal manera que se reduzca la sedimentación (significa la pérdida de ciertos beneficios energéticos).
9. Formación de depósitos de sedimento en la entrada del reservorio, creando un efecto de contracorriente, e inundando y saturando las áreas, aguas arriba.
  • Lavar el sedimento, corrientes de agua.
10. Lavado del lecho del río, aguas debajo de la represa.
  • Diseñar una trampa eficiente, para eliminar el sedimento (p.ej. lavar el sedimento, corrientes de agua) para aumentar el contenido de sal de agua liberada.
11. Reducción de la agricultura en la planicie de inundación (recesión)
  • Regular la liberación de agua de la represa para duplicar, parcialmente, el sistema natural de inundación.
12. Salinización de los terrenos aluviales
  • Regular el flujo para reducir el efecto
13. Intrusión del agua salada a los esteros y aguas arriba
  • Mantener un caudal mínimo, por lo menos, para impedir la intrusión.
14. Interrupción de la pesca en el río, debido a los cambios en el flujo, el bloqueo de la migración de los peces, y el cambio en la calidad y limnología del agua.
  • Mantener un flujo mínimo, por lo menos, para la pesca
  • Instalar gradas para los peces, y otros medios para que puedan pasar
  • Proteger los sitios de desove.
  • Implementar acuacultura y desarrollar la pesca en el reservorio como compensación.
15. Se agarran las redes en la vegetación sumergida del reservorio
  • Desbrozar, selectivamente, la vegetación antes de la inundación
16. Aumento de las enfermedades relacionadas con el agua
  • Diseñar y operar la represa para reducir el hábitat del vector
  • Controlar el vector
  • Emplear profilaxis y tratar la enfermedad
17. Demandas opuestas en cuanto al uso del agua.
  • Planificar el manejo de la represa dentro el contexto de los planes regionales de desarrollo.
  • Distribuir el agua equitativamente entre los grandes y pequeños agricultores y entre las diferentes regiones geográficas del valle.
18. Trastorno social y reducción del nivel de vida de la gente reasentada
  • Mantener el nivel de vida, asegurando que el acceso a los recursos sea, por lo menos, igual a lo que se perdió.
  • Proveer servicios sanitarios y sociales.
19. Degradación ecológica debido al aumento de presión sobre la tierra
  • Seleccionar el sitio de reasentamiento para evitar que se supere la capacidad de carga de la tierra.
  • Aumentar la productividad o mejorar el manejo de la tierra (mejoramiento de la agricultura, el pastoreo y la silvicultura) para que pueda soporta una población más grande.
20. Trastorno/destrucción de los grupos indígenas y tribus
  • Evitar el desplazamiento de las personas no asimilables, culturalmente; donde esto no sea posible, reubicarlas en un área que les permita mantener su estilo de vida y costumbres.
Indirectos -
21. Aumento de humedad y neblina, localmente, creando un hábitat favorable para los vectores insectos de las enfermedades (mosquitos, tsetsé).
  • Controlar los vectores
22. Migración incontrolada de la gente hacia el área, gracias a los caminos de acceso y las líneas de transmisión.
  • Limitar el acceso, implementar desarrollo rural y servicios de salud para tratar de reducir el impacto.
23. Problemas ambientales como resultado del desarrollo que posibilita la represa (agricultura con riego, industrias, crecimiento municipal).
  • Implementar planificación integral en toda la cuenca para evitar el uso excesivo, abuso y uso incompatible de los recursos terrestres y acuáticos.
Exteriores -
24. Mal uso de las tierras de las áreas de captación sobre el reservorio, produciendo mayor sedimentación y cambios en la calidad del agua. *Incluir en la planificación del uso de la tierra, las áreas de la cuenca hidrográfica que se encuentren encima de la represa.

Referencias[editar]

  • Dixon, J.A., L.M. Talbot, y G J M Le Moigne. 1989. Dams and the Environment Considerations in 3 World Bank Proijects. Documento T6cnico del Banco Mundial 110. Washington D.C.: Banco Mundial.
  • Garzon, C. 1984. Water Quality in Hydroelectric Projectso Considerations for Planning in Tropical Forest Regions. Documento Técnico del Banco Mundial 20. Washington D.C.: Banco Mundial.
  • Goodland, R. 1978. Envirgnmental Assessment of the Tucurui Hydroproject. Amazonia. Brasilia, Brasil: Eletronorte.
  • 1989. "The World Bank's New Policy on the Environmental Aspects of Dam and Reservoir Projects." Indian Journal of Public Administration. 35(3):607 633.
  • Intermin Mekong Committee. 1982. Environmental Impact Assessment Guidelines for Application to Tropical River Basin Develooment. United Nations Economic and Social Commission for Asia and the Pacific Environment and Development Series. Bangkok, Tailandia.
  • Mahmood, K. 1987. Reservoir Sedimentationy Inigact. Extent, and Mitigation. Documento Tdcnico del Banco Mundial 71. Washington D.C.: Banco Mundial.
  • Banco Mundial. 1989. "Environmental Policy for Dam and Reservoir Projects." Directriz Operativo 4.00, Anexo B. Banco Mundial, Washington D.C.



Volver al Índice General