Impactos ambientales/Desarrollo del turismo

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

El turismo hace una importante contribución a las economías de los países en desarrollo. El crecimiento en el sector ha sido más rápido en estas partes que en los países desarrollados, y ha sido continuo durante varias décadas. Los proyectos de turismo pueden incluir la identificación de sitios y provisión de acceso; construcción de hoteles y otros alojamientos y amenidades para los visitantes; creación de zonas de libre comercio; y el establecimiento de tales instalaciones como complejo deportivos, marinas y parques para otras actividades de tiempo libre. La infraestructura de apoyo es un componente importante de todo proyecto de turismo. A menudo es necesario construir o mejorar instalaciones para parques, caminos, recolección y eliminación de desechos sólidos, alcantarillas y drenajes, y sistemas de distribución de agua potable. Con frecuencia el fortalecimiento institucional es financiado bajo esta categoría.

Potenciales Impactos Ambientales[editar]

Frecuentemente los proyectos de turismo son comparativamente pequeños y, al ser examinados para sus potenciales impactos ambientales, a menudo se colocan en la Categoría B. Sin embargo, merecen atención en el Libro de Consulta, primero, debido la estrecha relación que existe entre el turismo y la calidad del ambiente; y segundo, por los muchos nexos que hay entre el desarrollo turístico y otros sectores en la misma región.

Los aspectos del ambiente natural y sociocultural que constituyen importantes recursos turísticos, atraen a la gente por su valor estético, recreativo o educativo/científico. Sin embargo, muchos de los mismos aspectos son particularmente sensibles a la alteración debido a las actividades humanas. Los impactos negativos que resultan de un desarrollo turístico inadecuadamente planificado e incontrolado, pueden fácilmente dañar a los mismos ambientes de los cuales depende el éxito del proyecto. Esto a su vez puede reducir severamente los beneficios del proyecto. En otras palabras, sin una cuidadosa atención al equilibrio entre el volumen y tipo de actividades turísticas por un lado, y la fragilidad y capacidad de carga de los recursos siendo explotados por otro, los proyectos turísticos pueden ser no sólo ecológicamente dañinos sino también económicamente autodestructivos. Por ejemplo, un creciente número de hoteles ubicados para atraer turistas a un arrecife de coral, fracasan después de pocos años porque los efluentes del hotel, descargados en costa fuera, rápidamente perjudican o matan al arrecife.

El turismo aumenta la demanda de infraestructura local transporte, agua potable, recolección y tratamiento de aguas servidas, eliminación de desechos sólidos, instalaciones módicas y de varios servicios públicos que generalmente son de responsabilidad del gobierno local. A menudo estas demandas acusan importantes picos de temporada. Sin una coordinación y planificación, la demanda de servicios puede exceder su capacidad, con resultados negativos tanto para los residentes como para los turistas.

Son potenciales Problemas los nexos indirectos entre el turismo y las culturas, los negocios, la población residente y la mano de obra local. El no reconocerlos puede restarle beneficios al proyecto e infligir impactos socioeconómicos adversos sobre la población local. Por ejemplo, la comercialización de las industrias artesanales tradicionales puede resultar en una pérdida de autenticidad, con resultados negativos para los artesanos y posiblemente para los compradores también.

La magnitud y escala de los impactos depende del tamaño y tipo de desarrollo turístico que se propone, en relación con la fragilidad de su ambiente propuesto. El turismo recreativo, que incluya varias actividades deportivas y una gran infraestructura de complejos hoteleros, tiene más potencial para degradar los ecosistemas frágiles, que proyectos que intentan atraer turistas con tales intereses científicos o educativos como la observación de aves, fotografía natural o arqueología.

Por el lado positivo, los proyectos de "ecoturismo" pueden combinar la conservación de sitios naturales y culturales con beneficios económicos y recreativos. El éxito, depende de una selección inteligente del sitio, unos diseños y lineamientos operativos bien fundamentados, que tomen en cuenta la fragilidad y capacidad de los recursos que conforman la atracción turística. En consecuencia, una de las principales preocupaciones en la planificación de otros tipos de desarrollo y el análisis de sus impactos, consiste en evitar la exclusión de opciones para el desarrollo turístico debido a la degradación de los recursos especialmente aptos para ello. Una amplia planificación ambiental y del uso de la tierra, puede identificar opciones y alternativas de largo plazo y equilibrar los conceptos de un solo uso y de múltiples usos.

Problemas especiales[editar]

La disponibilidad de agua limpia para tomar, provisiones para el tratamiento de aguas servidas que concuerden con la capacidad de las masas de agua locales para asimilar la carga de contaminación, e instalaciones apropiadas para la eliminación de los desechos sólidos, son problemas críticos en este sector. Si estos servicios son proporcionados por el gobierno local o por empresas independientes que ofrecen servicios públicos, el auspiciador del proyecto debe demostrar que se ha entregado, información detallada sobre el desarrollo turístico a dichos organismos y que se encuentran preparados y capacitados para llenar las necesidades del proyecto. Si no se dispone de los servicios de los organismos locales, el plan del proyecto debe indicar claramente cómo el urbanizador propone proporcionarlo s, y los impactos de la propuesta deben ser considerados en toda evaluación ambiental u otro análisis ambiental. En cualquier caso, los planificadores deben reconocer el hecho de que los turistas provenientes de países industrializados, utilizan más agua y otros recursos y generan más basura por persona, que los residentes en países en desarrollo.

Las zonas costaneras se encuentran entre las áreas más atractivas para el turista. Consecuentemente, el turismo constituye un presión adicional para el desarrollo de áreas que ya soportan un fuerte empleo para puertos y bahías, pesquerías comerciales y marisquerías, y la expansión urbana. También, la tendencia de los urbanizadores de buscar nuevos sitios "vírgenes" lejos de playas y pueblos ya congestionados, contribuye a la tendencia hacia la urbanización de costas enteras. Los efectos ambientales de los aumentos temporales en la población, pueden ser particularmente significativos a lo largo de la costa. Para un análisis adicional de los recursos costaneros y marinos, ver el capítulo sobre "Manejo de la Zona Costanera".

La mayoría de las islas suelen ser ecológicamente frágiles y muy vulnerables ante las presiones de desarrollo, especialmente las provenientes del turismo. Suelen contar con una flora y fauna distintiva que puede ser desplazada por especies exóticas, introducidas por el desarrollo. Con frecuencia las poblaciones insulares incluyen pueblos indígenas con culturas distintivas. Los recursos naturales como arrecifes de coral, lechos de hierba marina, manglares, bosques tropicales, cascadas, cuevas, pasos, y áreas geotérmicas, se encuentran frecuentemente concentrados en pequeñas áreas que constituyen las atracciones turísticas. Las pesquerías y otras economías de subsistencia prevalecientes en las islas, pueden sufrir trastornos aun con un moderado desarrollo turístico. La base de recursos insulares de la última década, evidencia una gran disminución en la calidad ambiental debido al aumento de sedimentación, recarga con pesticidas, eutrofización debido a los fertilizantes y aguas servidas, desarrollo costanero, y descarga de efluentes industriales.

Debido a la naturaleza temporal de muchas actividades turísticas, las demandas en períodos tope pueden exceder la capacidad de los servicios públicos e infraestructura física. Los problemas típicos son la congestión del tránsito y demandas que exceden la capacidad de los sistemas de agua potable, alcantarillado y eliminación de desechos sólidos. La vida silvestre puede ser afectada por los grandes influjos de personas durante los momentos críticos de migración, alimentación, reproducción o crianza.

Las consideraciones socioculturales son particularmente importantes en la evaluación ambiental de los proyectos de turismo. Actividades como las excursiones a sitios arqueológicos, pueden estar en conflicto con las creencias religiosas locales. La construcción de hoteles puede ocasionar el desplazamiento y la reubicación involuntaria. El desarrollo inducido puede darse en los bordes de las dreas turísticas. El influjo de grandes números de extranjeros (turistas o trabajadores inmigrantes) y el probable choque resultante entre estilos contrastantes de vida, pueden tener graves impactos sobre las culturas locales. También existe el riesgo de la explotación de culturas indígenas, su música y su folclore.

Se debe considerar el impacto visual y físico de los alojamientos y demás estructuras que serán construidas para servir a los turistas. La facilidad de construcción y el diseño "eficiente", deben equilibrarse con las consideraciones de armonía con el ambiente natural y el contexto sociocultural circundante. Se debe tratar específicamente el impacto de la infraestructura turística sobre los recursos valorizados por su panorama estético (cascadas, pasos, etc.). Además, puede ser necesario establecer tarifas para el agua potable, alcantarillado y demás servicios, a fin de evitar el recargo injusto de los usuarios locales.

Todo asesoramiento de proyectos turísticos debe incluir un análisis de la distribución proyectada de costos y beneficios. Aunque es posible suponer que el turismo redundará en beneficios para los residentes locales, es Vds. probable que éstos incurran Vds. costos y disfruten menos beneficios que los visitantes, trabajadores inmigrantes o intermediarios comerciales. Por ejemplo, si se anticipa que resulten oportunidades de empleo de alta calidad, ¿cuántos empleos estarán disponibles para los residentes locales y por cuánto tiempo, especialmente si su calificación para el trabajo requiere capacitación? Las leyes y los reglamentos nacionales o regionales, referentes a la contratación de expatriados, proporcionarán una base para la evaluación de los probables impactos.

Alternativas de los proyectos[editar]

La evaluación ambiental incorpora el concepto de las alternativas para el proyecto propuesto o para las formas de ejecutarlo. Durante la planificación del proyecto, se debe identificar alternativas y describirlas en términos ambientales, técnicos, económicos y sociales para aquellos que toman las decisiones. Los impactos especiales asociados con cada alternativa, su conveniencia bajo condiciones locales, y los requisitos institucionales, de capacitación y de seguimiento ambiental, serán identificados y comparados con los recursos disponibles.

Es posible que se requiera varios planes para implementar un proyecto sólido de turismo. Como mínimo, un plan regulador y un plan de control de contaminación, posibilitarían la incorporación de objetivos ambientales a comienzos del proceso de elaboración. La planificación integrada es particularmente deseable para los proyectos de turismo.

Escala de desarrollo[editar]

Las alternativas pueden analizar la escala global de desarrollo apropiado para la región. En un extremo de la gama se encuentra el turismo de pequeña escala y reducido impacto p.eje. un refugio para la vida silvestre o estación de investigación de campo, con pocos visitantes (menos de 100 a la vez), que ofrezcan tales formas de recreación como caminatas, fotografía de la naturaleza y observación de aves, orientadas hacia la educación del turista. Al otro extremo está el turismo de gran escala y alto impacto, incluyendo el desarrollo de infraestructuras importantes con todas las comodidades, capacidad para miles de visitantes, acomodaciones de alta densidad, y una amplia gama de actividades recreativas. La planificación inicial deberá considerar la escala y capacidad para soportar.

Ubicación[editar]

La ubicación de las instalaciones es un factor principal, no sólo para el proceso de desarrollo turístico, sino para atender a impactos adversos, incluyendo el desplazamiento de la población y degradación o pérdida de recursos naturales y culturales. Con frecuencia, los hábitats únicos, peligros naturales, erosión de la playa o del suelo, intrusión del agua salada, y otros procesos naturales, no son caracterizados apropiadamente, resultando en la selección de sitios inadecuados. La ubicación no debe basarse en la playa "más bonita" o la vista panorámica más majestuosa, sino que debe resultar de un examen crítico de varios sitios alternativos.

Administración y capacitación[editar]

El apoyo institucional puede ser necesario para el éxito del proyecto de desarrollo turístico. Es posible que las inversiones deban incluir el gasto público para la infraestructura y el compromiso de personal y equipos más allá de los medios que disponen las instituciones locales para responder y administrar el nuevo desarrollo. Si el país, la región, o la localidad han visto un importante influjo de turismo en el pasado, puede ser necesaria cierta cantidad de apoyo adicional para enfocar mejor los aspectos ambientales del proyecto. Las dreas con poco o ningún desarrollo, pueden requerir una administración y capacitación administrativa para el personal local de recursos naturales (p.ej., funcionarios forestales, de parques y de pesquerías), autoridades viales y de alcantarilla, autoridades locales de control de la contaminación y agencias de protección ambiental, e inclusive la institución responsable del turismo. La mano de obra local puede requerir capacitación para poder competir para los empleos generados por el proyecto y así participar plenamente en sus beneficios.

Con frecuencia, se necesita acciones legislativas que incluyan la protección de la vida silvestre; fideicomisos nacionales como parques, edificios históricos y sitios arqueológicos; derechos por el alojamiento de tierra, mar y agua de los pueblos indígenas; y administración ambiental de los hábitat frágiles en general. El desarrollo turístico requiere una administración coordinada entre los organismos responsables del turismo, parques y reservas, y control de la contaminación, a fin de evitar el deterioro de los recursos ambientales. Puede ser necesaria una capacitación administrativa, asistencia legal, y reestructuración institucional para: (a) establecer, monitorear y aplicar las leyes y normas ambientales; (b) investigar, planificar, y monitorear los potenciales efectos adversos de la contaminación; (c) atenuar y controlar la contaminación u otros impactos adversos resultantes del turismo; (d) brindar ayuda para las organizaciones no gubernamentales y otras que laboran para prevenir el deterioro de los recursos naturales y culturales en una drea propuesta para el desarrollo; y (e) evaluar los efectos sociales sobre las comunidades locales y reducir o incluso planificar la reubicación humana.

Seguimiento[editar]

Los planes de seguimiento deberían incluir datos de base y una revisión periódica de objetivos, a fin de determinar si los planes están siendo realizados. Se puede elaborar perfiles típicos para tales dreas ecológicamente frágiles como las playas, tierras húmedas, arrecifes; la calidad del agua y carga de sedimentos en todas las masas de agua; los impactos de erosión y sedimentación asociados con el desarrollo de infraestructuras tales como caminos, puertos, bahías, marinas, hoteles, centros comerciales, etc.; impactos asociados con tales actividades recreativas como el buceo en los arrecifes, la pesca con arpón, el uso de vehículos para todo terreno, y el acceso a zonas anteriormente negadas; el grado de ajuste por fases del desarrollo y todo impacto observado; la demanda de transporte y otra infraestructura como la capacidad de agua potable, tratamiento de aguas servidas y eliminación de desechos sólidos, y las respuestas observadas del sistema; efectos sobre la sociedad y economía local y regional.

Impactos y sus medidas de mitigación[editar]

Impactos Negativos Potenciales Medidas de Atenuación
Directos -
1. Minado de la playa para arena de construcción
  • Destrucción de los arrecifes para materiales agregados, empleados en la construcción.
  • Control del contratista de la construcción
  • Presentación de planes en concordancia con las ordenanzas locales sobre las minas de arena en la playa.
2. Destrucción de tierras húmedas, bosques y otros hábitat únicos/frágiles o sitios de importancia cultural, histórica y arqueológica.
  • Las áreas consideradas para el desarrollo deben tener planes de lotización que tomen en cuenta la condición natural geográfica y socioeconómica.
  • Basar la fase de elaboración en un inventario de recursos
3. Erosión que resulta del desmonte no controlado, construcción de infraestructura como caminos y marinas.
  • Elaborar planes de control de la erosión y sedimentación
4. Pérdida de los servicios ambientales “gratuitos” que brindan los sistemas naturales y degradación de recursos del aire, agua y tierra.
  • Definir la capacidad de carga de tal modo que la población objetivo de turistas puede ser sostenida sin sobrecargar la infraestructura y los recursos existentes.
  • Introducir mejoras en el diseño del proyecto
5.
  • Contaminación del agua debido a la eliminación inapropiada de aguas servidas o desechos sólidos.
  • Eliminación marina del efluente
  • Eliminación residencial de aguas negras
  • Marinas
  • Filtración en las aguas subterráneas
  • Permitir el uso del sistema municipal o regional existente de recolección y eliminación, o construir una planta para el tratamiento local de aguas negras.
  • El desecho líquido no debe ser descargado en las playas, arrecifes de coral u otras áreas frágiles.
  • Verificar la capacidad local de control y coacción de los reglamentos de contaminación.
6. La eliminación de desechos sólidos y líquidos crea condiciones molestosas junto a las amenidades.
  • Se requiere opciones apropiadas de eliminación de desechos para manejar el potencial problema.
  • Se considerará alternativas de relleno versus incineración, así como la minimización de basura.
7.
  • Problemas de acceso creados:
    • congestión del tránsito
    • ruido
    • contaminación del aire a pequeña escala y nivel local
    • densidad poblacional mayor a los servicios disponibles.
  • Los problemas de acceso son minimizados mediante la planificación integrada, a fin de la congestión de tránsito y peatones, ruido.
8. La crianza de tortugas marítimas afectada (caso especial)
  • Control de las playas para proteger a las tortugas, junto con lineamientos de lotización y desarrollo de la playa, a fin de preservar el ambiente natural de la misma desde la duna primaria hasta el mar.
  • Restricción de actividades nocturna en playas de crianza durante períodos de colocación de huevos e incubación.
9. Desplazamiento de la población humana
  • Planificar e implementar un programa de compensación y reubicación (Ver el capítulo referente al análisis de los problemas relacionados con la reubicación involuntaria.
10. Conflictos con otros usos para recursos como la pesquería y agricultura.
  • Concebir el desarrollo turístico dentro del marco de los planes nacionales, regionales y locales de desarrollo socioeconómico, a fin de integrar los nuevos objetivos dentro de las estrategias de desarrollo.
  • Identificar las zonas más aptas para el turismo.
Indirectos -
11. Presión a capacidad para manejar al “turista o ambiente relacionado”.
    • restricciones legislativas y de votación
    • falta de apoyo institucional
    • ausencia/reducción de recursos humanos y financieros para atenuar los impactos
    • capacitación inadecuada en el manejo ambiental
  • Con frecuencia se requiere una amplia acción legislativa para tratar los impactos directos e indirectos y su seguimiento y evaluación.
  • El apoyo de personal y equipos debe ser presupuestado, incluyendo toda capacitación necesaria para atenuar los impactos y monitorear el “plan de protección ambiental” y otro plan de atenuación.
12. Efecto multiplicador sobre otras industrias produce cada vez más presión sobre recursos naturales o servicios (mercado artesanal, vendedores, taxistas, proveedores, agricultores/pescadores).
  • Proporcionar un apoyo apropiado de infraestructura y servicios para llenar las necesidades físicas, sociales y económicas de la región.
  • Reconocer el hecho de que la construcción excesiva puede ser un problema persistente.
13. Congestión, apiñamiento
  • Diseñar (áreas urbanas y redes de transporte, etc) de acuerdo con la capacidad de carga del ambiente natural.
14. Peligros naturales particulares para el sitio en desarrollo, como tormentas costaneras, inundaciones, deslaves, terremotos, huracanes, volcanes, puede poner presión sobre la infraestructura y reducir los beneficios a largo plazo.
  • Diseñar las instalaciones para:
    • (a) cumplir con las mejores especificaciones posibles a fin de superar los peligros naturales;
    • (b) aprovechar tales recursos naturales como la habilidad de las tierras húmedas para proteger contra las tormentas y absorber el agua servida tratada (ver la sección sobre “Peligros Naturales”).

Referencias[editar]

  • Safiro London de Kaptol
  • Beekhuis, J.V. 1981. "Tourism in the Caribbean: Impacts on the Economic, Social and Natural Environments". Ambio 10(6):325 331.
  • Cambers, G. 1985. "A Major Tourist Development on the West Coast of Barbados at Heywoods". Proceedings of the Caribbean Seminar on Environmental Impact Assessment. Barbados, West Indies.
  • Douglas, J.E. 1988. "The Role of the Social Contract in Effective Development Planning: The Case of the Negril Region, Jamaica. "Proceedings of the International Workshop) on Impact Assessment for International Development, Mayo 31 Junio 4, 1987. Vancouver, British Columbia.
  • Pearce, D.G., y R.M. Kirk. 1986. "Carrying Capacities for Coastal Tourism". Industry and Environment 9(l):3 6.
  • Singh, T.V., y J. Kaur. 1986. "The Paradox of Mountain Tourism: Case References from the Himalaya". Industry and Environment 9(l):21 26.
  • Tangi, M. 1977. "Tourism and the Environment". Ambio 6(6)336 341.
  • Western, D. 1986. "Tourism Capacity in East African Parks". Industry and Environment 9(l):14 16

Coordinadores: Rafael Castejón Montijano, Esther Méndez Pérez / et al