Grandes construcciones/Gran Pirámide de Keops

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

Gran Pirámide de Keops[editar]

La Gran Pirámide de Keops, un monumento ancestral que, ha perdurado por miles de años en el desierto, construida por una gran civilización; con anterioridad se creía el edificio de piedra más grande de la Tierra, hasta el descubrimiento de la Pirámide La Danta en las selvas de Guatemala , no obstante su forma es perfecta, con una altura de 136'86 metros y más de dos millones de bloques de piedra caliza, aunque... originalmente era aún más asombrosa.

Lo que alguna vez fue una de las siete maravillas del mundo antiguo, hoy son un montón de escombros de piedra caliza en el desierto del Sahara. La Gran Pirámide de Keops, en una tarjeta postal del siglo XIX

Un oasis en el desierto

Esta megaestructura, alguna vez fue una de las siete maravillas del mundo antiguo; según Heródoto -el padre de la historia-, "su tiempo de construcción fue de veinte años". Según su obra Historias, más conocida como "los nueve libros de la historia", se erigió con 2.300.000 de bloques de piedra caliza, cada uno con aproximadamente dos toneladas y algunas pesaban hasta setenta. En origen se recubrió con 27.000.000 de bloques de piedra caliza blanca, bien pulidos, de enorme peso cada uno. Se cuenta que en siglos pasados, el Nilo, el río más largo del planeta, inundaba la tumba faraónica. Con estos datos reunidos, se concluye que...la Gran Pirámide de Giza, oculta el glorioso pasado del antiguo Egipto.

¿Quién construyó esta superestructura tan extraordinaria? Jufu, popularmente célebre con el sobrenombre de Keops. Keops, -nombre griego del faraón de la cuarta dinastía-, mandó a construir la mayor pirámide de la civilización egipcia, como también la mayor del mundo antiguo, superada siglos más tarde con la construcción de la Pirámide La Danta, en el siglo II a.C., de quien hablaremos más tarde en este wikilibro; la Gran Pirámide se terminó de construir estimadamente en el año 2765 antes de Jesucristo.

El arquitecto de esta soberbia gran construcción, no es desconocido, su nombre era Hemiunu, fue pariente del mismo faraón y diseñó la más grande y la más antigua de las siete maravillas de la antigüedad. La siguiente pregunta es: ¿Cómo se construyó? Sigue leyendo.

Archivo:Keops.jpg
Estatuilla de Keops, de la cuarta dinastía egipcia

7.300 jornadas de trabajo

Ya hicimos la pregunta, ¿Cómo se edificó la segunda pirámide más grande construida por el hombre? Pues su construcción fue costosa, el primer paso consistía en cortar los trozos de piedra para convertirlos en bloques, y se preguntarán: ¿Con qué rayos las cortaban? Con solamente cuñas de madera; se cuenta que se les derramaba agua del río encima a las piedras calizas, y se dilataban, cortándolas así en un abrir y cerrar de ojos. En segundo lugar, se trasportó los pesados bloques de piedra caliza en embarcaciones de gran tecnología, a través del río Nilo. En tercer lugar, los egipcios se aseguraban de que el suelo desértico estuviera aseado, con cuerdas y varas cavaban canales para que el agua limpiara el terreno, y así luciera horizontal. En cuarto lugar, -el paso más díficil, por cierto-, consistió en trasportar las pesadas piedras sobre la gigantesca base, los arqueólogos hoy en día saben que los egipcios las arrastraban por medio de enormes rampas de tierra. En quinto lugar, al terminarse la pirámide se retiraban las rampas y los trabajadores, al mismo tiempo, recubrían de piedra caliza blanca en los costados, piso por piso. El último paso: cuando el rey de Egipto fallecía, simplemente se arrastraba el sarcófago al aposento interior, la entraba se cerraba y quedaba oculta con trampas para los saqueadores de tesoros, y no se volvió a ver hasta crearse la ciencia de arqueología. Así, de esta manera, se edificaron las demás.

No obstante, en 2007, Jean Pierre Houdin, arquitecto francés, en abril del mismo año, expuso una hipótesis sobre la construcción de la pirámide; según él, los obreros construyeron una rampa tradicional de 45 metros de altura para arrastrar las piedras; luego desde el interior del complejo, se edificó una rama en espiral, y desde ahí se subieron los bloques; además el especialista aseguró que las piedras eran subidas mediante la fuerza humana en los tramos rectos, pero en las curvas izaban cuerdas para girar los cubos. Houdin aseveró que el túnel sigue existiendo en la actualidad. Sin embargo, es solo una "teoría", pero si esto fuera cierto, los argumentos de los historiadores griegos como Heródoto sobre cámaras subterráneas y la célebre "Cámara de Horus" o "tumba-isla" serían veraces. En Historias, Heródoto, nos dice:

"Y en los diez años empleados en la construcción del camino, no se incluye el tiempo invertido en preparar el terreno del collado, donde las pirámides debían levantarse, y en fabricar un edificio subterráneo que sirviese para sepulcro real, situado en una isla formada por una acequia que del Nilo se deriva". Historias, Libro II, 124,4

Heródoto de Halicarnaso

Estas no son las únicas "teorías", existe dos más: la primera consiste en el principio de Shaduf (era la manera en la que los antiguos egipcios elevaban a gran altura baldes de agua, es probable que de igual forma elevaran los bloques de piedra caliza), ésta fue propuesta por I. Croon, lamentablemente no hay evidencia de tal caso; la segunda trata de un enigmático objeto de madera encontrado en una tumba, posiblemente se pudo colocar este mismo artículo en los cuatros lados de la piedra rodeado de una larga cuerda y haberla hecho girar. Nada mal, ambas hipótesis.

Sea como sea que se construyó la Gran Pirámide de Giza, lo cierto es que debió haber sido impresionante observar a miles de obreros egipcios trabajando en un ambicioso proyecto de arquitectura simple.

Modo de construcción de las pirámides, mediante rampas de arena.
Archivo:Shaduf.gif
Sistema de polea, denominado "principio de Shaduf", para descargar mercancías pesadas, tales como los baldes de agua o ¿por qué no? los pesados bloques de la Gran Pirámide.
Archivo:Enigmatico.jpg
Otra de las maneras que los egipcios emplearon paran construir las pirámides, especialmente la Gran Pirámide, debió haber sido la de poner un extraño objeto de madera en los cuatro lados del bloque, sujetarlo a una cuerda y hacerlo girar.
Este hallazgo arqueológico, expuesto en esta fotografía, es conocido como la Barca Solar, esta embarcación pues evidencia la sorprendente tecnología de los antiguos egipcios como también los secretos de la Gran Pirámide

Misterios de la Gran Pirámide

Esta pirámide oculta secretos fascinantes, entre ellos destaca un descubrimiento quizá polémico, ocurrido en 1954, al próximo lado sur del complejo donde se halló en un foso una embarcación de 60 metros de largo, hoy conocida por los arqueólogos como la Barca solar, ésta se encargaba de un ritual funerario consistente en llevar al faraón en su viaje al más allá; y no piensen que cualquier invento primitivo, sino uno poseyente de una tecnología náutica expectacular.

Sin embargo, la pirámide tiene aún más misterios, como el ya mencionado modo de edificación. Algunos conspiradores atribuyen dicha construcción a seres inteligentes del espacio exterior, a atlantes e inclusive al patriarca José del Génesis -ideas ridículas, para muchos-, la ciencia arqueológica nos ofrece respuestas ante este montón de planteamientos estúpidos.

Estas especulaciones se deben a enigmas que tienen intrigados a los arqueólogos de hoy en día, como el simple hecho de que en el siglo XXVIII antes de Cristo, se construyera una estructura de tales dimensiones con sus cuatro paredes orientadas a los cuatros puntos cardinales de la Tierra, con una precisión tal que pareciera haber sido obra de Dios, y aún peor: sin una brújula en mano, porque en aquel entonces no se había inventado. Además, unos agujeros que dan la sensación de haber sido realizados por un taladro que, si examinamos cuidadosamente las muescas se ve que cada vuelta de torno profundizaban doscientas veces más que uno de punta diamante; los misteriosos antiguos egipcios, fueron capaces de orientar canales internos hacia la posición de estrellas como Sirio, Zeta Orión o Alfa del Dragón, aún sin instrumentos de física óptica...

Y eso no es todo, nunca en la historia se han encontrado momias en las pirámides, menos en la de Keops. Algunos historiadores piensan que dichas estructuras nunca sirvieron como tumbas, sino como templos estelares. ¿Y qué decir dicho término? Estos, se apoyan en disparates como por ejemplo la idea de que el faraón Keops, se construyó tres pirámides para sí mismo. Entonces: ¿Para qué querría Jufu tantas? Una explicación podría tener sentido... En 1994, Robert Bauval, ingeniero angloegipcio, descubrió un hecho interesante: este hecho consistía en que las tres pirámides de la meseta de Giza están alineadas de la misma forma en que se alinean las tres estrellas principales de la constelación de Orión, incluso se dio cuenta de que para los egipcios antiguos Orión significaba el equivalente celestial del dios Osiris, y su "cinturón" lo denominaban el Duat, "puerta" por la que el alma del faraón debía transitar para llegar a su objetivo: al Amenti, al más allá. Con estas coincidencias reunidas, se podría decir que, la Gran Pirámide de Keops al igual que sus compañeras, pudieron ser especies de "máquinas de astronomía". Brook Taylor, matemático y científico inglés, aportó un dato curioso más: demostró que el perímetro de la pirámide dividido entre el doble de su altura equivale a nada más y a nada menos que al número pi (π=3,14159265358579732384...); si todo esto fuera cierto, quiere decir que todo lo escrito en los libros de historia debe cambiarse. Empero son solo anomalías de algunos distraídos.

Estos y más misterios, han rodeado a la Gran Pirámide, por cuatro mil setecientos setenta y cuatro años.

Caída de su reinado

La Gran Pirámide de Keops, termina su reinado hasta principios del siglo XIV cuando un terremoto desprendió parte del revestimiento calizo, luego los turcos otomanos utilizan el revestimiento sobrante para la mezquita de Hassan en El Cairo. Su apariencia no volvería a ser la misma.

"El hombre le teme al tiempo, pero el tiempo le teme a las pirámides"

Proverbio árabe

Por tanto tiempo, la Gran Pirámide permaneció en el desierto del Sahara y seguirá permaneciendo hasta el momento, la única de las siete maravillas del mundo antiguo que sigue en pie, sorprende a millones que la visitan y soprendió a Napoleón. Hasta el siglo XIX, la Gran Pirámide fue el edificio más alto (con 138.86 metros de alto), hasta la inauguración del Monumento Washington (170 m de altura) en los Estados Unidos de América y la Torre Eiffel (330 m) en París, Francia. Su altura original era de 146.61 metros, esto a equivale a un edificio de cuarenta plantas. Aún después de la desaparición de la cultura egipcia, la superestructura seguiría quieta en las arenas. Sin duda es el mayor legado de la civilización del Antiguo Egipto a la posteridad.

La Gran Pirámide de Keops en la actualidad