Contabilidad Financiera/Capítulo 1

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

1.1. CONCEPTO DE CONTABILIDAD

Encontrar un concepto de Contabilidad que, por una parte, contente a cuantos estudiosos se han ocupado del problema y, por otra, abarque los conocimientos que actualmente se le exigen a nuestra ciencia, no es tarea fácil. Para ello, en primer término, conviene hacer referencia a alguna de las definiciones que sobre la misma se han realizado, tratando de comprobar cuál es el objeto material que los distintos autores han establecido para la ciencia de la Contabilidad, así como la naturaleza científica y los fines perseguidos que se desprenden de las numerosas definiciones que se han dado sobre nuestra disciplina a lo largo de su dilatada historia, variando según el momento del pensamiento contable y, en consecuencia, dando especial énfasis a diferentes aspectos: registral, jurídico, patrimonial, económico, comunicacional, etc.

Así, por ejemplo, FERNANDEZ PIRLA[1] establece que "la Contabilidad es, ante todo, ciencia económica, por la naturaleza de los elementos sobre los que opera, por el fin que persigue -el conocimiento de la situación económica- y por los métodos que utiliza".

Parece oportuno recoger asimismo la opinión de MONTESINOS JULVE,[2] la cual sin constituir una definición de la disciplina, como así lo manifiesta el propio autor, expresa una concepción de la Contabilidad de gran interés al considerarla como: "ciencia primordialmente normativa ocupada de la captación, elaboración, representación y comunicación de informaciones relativas a la realidad socioeconómica, con vistas a facilitar decisiones operacionales de los distintos sujetos económicos".

También cabe señalar la definición de MALLO RODRIGUEZ,[3] para el que "la Contabilidad es una ciencia general aplicable a todos los sujetos económicos, cuya finalidad se centra en la elaboración de información mediante una metodología propia y adecuada que facilite la predicción y, en consecuencia, la toma de decisiones tendente a la consecución de los objetivos establecidos".

A su vez, CAÑIBANO CALVO[4] proporciona la siguiente definición de nuestra disciplina "la Contabilidad es una ciencia de naturaleza económica que tiene por objeto producir información para hacer posible el conocimiento pasado, presente y futuro de la realidad económica en términos cuantitativos a todos sus niveles organizativos, mediante la utilización de un método específico apoyado en bases suficientemente contrastadas, con el fin de facilitar las decisiones financieras externas y las de planificación y control internas".

Por último, señalar la propuesta de GARCIA GARCIA[5] al considerar la Contabilidad como una ciencia formal en el sentido de ciencia instrumental aplicable a toda realidad en que se den fenómenos circulatorios, cuando señala que "si el campo de la Contabilidad se refiere a aspectos estructurales genéricos de la realidad objetiva (por ejemplo, el aspecto circulatorio de cualquier realidad), no cabe duda que las formulaciones básicas de la ciencia contable han de ser abstractas (no ligadas a una finalidad concreta) así como el resto del contenido, cuyo desarrollo seguirá el método propio de las ciencias formales utilizando como instrumento básico el constructivismo propio de la ciencia lógico formal o el de la lógica dialéctica".

El estudio anterior sobre la conceptualización doctrinal de la Contabilidad permite observar cómo a los caracteres estrictamente jurídicos o económicos se han superpuesto otros. De esta forma, la Contabilidad se considera tanto una actividad de servicio, como una disciplina descriptiva y normativa y como un sistema de información:

  • Como actividad de servicio proporciona a las partes interesadas información cuantitativa que facilita la toma de decisiones en un ambiente de escasez de recursos.
  • Como disciplina descriptiva y normativa, capta y representa los eventos y operaciones que caracterizan la actividad económica, a través de la medición, interpretación y clasificación, reduciendo todos los datos a items significativos que describen la situación o evolución específicas.
  • Como sistema de información, reúne y comunica dicha información económica.

Teniendo en cuenta las proposiciones anteriores, se puede definir a la Contabilidad como aquella ciencia que estudia la realidad económica con objeto de elaborar y comunicar información estructurada, en términos cuantitativos y mediante un método específico, que permita el conocimiento de dicha realidad, posibilitando la adopción de decisiones tanto financieras como de planificación y control.

De esta forma, de puede sintetizar el objeto material, el objeto formal y la finalidad de nuestra disciplina:

  • El objeto material, compartido con otras ciencias, está constituido por la realidad económica.
  • El objeto formal, el que configura la autonomía científica de la Contabilidad, consiste en producir información que haga posible el conocimiento de tal realidad económica, o en otras palabras, captar, representar, medir e interpretar la estructura de los flujos de renta y agregados de riqueza, ya pertenezcan a una unidad económica o a un ente supranacional.
  • La finalidad de la Contabilidad se concreta en la selección, elaboración y comunicación de la información necesaria para fundamentar racionalmente la adopción de decisiones financieras externas y las de planificación y control internas.


  1. FERNANDEZ PIRLA, J. Mª (1974): "Teoría Económica de la Contabilidad". ICE. Madrid, pág. 16.
  2. MONTESINOS JULVE, V. (1978): "Formación histórica, corrientes doctrinales y programas de investigación de la Contabilidad". Revista Técnica Contable. Vol. XXX, nº 351 a 358, marzo-octubre, pág. 372.
  3. MALLO RODRIGUEZ, C. (1975): "Función de la Contabilidad actual en la Empresa". Revista Española de Financiación y Contabilidad, abril-septiembre, págs. 314 y 317.
  4. CAÑIBANO CALVO, L. (1990): "Contabilidad. Análisis Contable de la Realidad Económica". Pirámide. Madrid, pág. 23.
  5. GARCIA GARCIA, M. (1972): "Modernas Tendencias Metodológicas en Contabilidad". Revista Española de Financiación y Contabilidad, enero-febrero, pág. 25.