Carreras de medio fondo y fondo/Historia

De Wikilibros, la colección de libros de texto de contenido libre.
Saltar a: navegación, buscar

Historia[editar]

Los orígenes modernos de las carreras de medio fondo y fondo hay que buscarlos entre los escolares y universitarios del Reino Unido y se derivan todas del mismo patrón: la milla terrestre, 1.609 m. La competencia de 1.500 m directamente de ella. La de 5.000 m de las 3 millas, que equivalen a 4.828 m. La de 10.000 m de las 6 millas, equivalentes a 9.656 m. La de 800 m es equivalente a las 880 yardas, es decir, la mitad de una milla.

La prueba de 800 m masculinos forma parte de los juegos olímpicos modernos desde su primera edición celebrada en Atenas 1896. La modalidad femenina debutó en Ámsterdam en 1928, pero fue considerada por las autoridades del momento una prueba muy dura para las atletas y dejó de incluirse en el programa olímpico hasta la edición de 1960 celebrada en Roma.

Los 1500 m son la prueba estrella del medio fondo del atletismo actual atletismo. Los 1500 metros lisos en su modalidad masculina forman parte del programa oficial de los Juegos Olímpicos modernos desde su primera edición celebrada en Atenas en 1896. La modalidad femenina no debutaría hasta los juegos celebrados, en 1972 en Munich.

La prueba de 3000 m obstáculos ha formado parte de los Juegos Olímpicos desde su primera edición en Atenas 1896, sólo que disputadas sobre diferentes distancias. A partir de los séptimos juegos olímpicos celebrados en Amberes en 1920 se realiza la prueba como es actualmente.

Los 5000 m son una prueba de fondo del actual atletismo que debutó en la modalidad masculina en los Juegos Olímpicos realizados en 1912 en Estocolmo. La modalidad femenina se sumó al programa olímpico en los juegos olímpicos celebrados en Atlanta 1996.


Los 1000 m es una prueba de fondo del actual atletismo que al igual que los 5000 m tuvo su debut en los Juegos Olímpicos de Estocolmo en 1912, mientras que la participación femenina se inició en los Juegos Olímpicos de Seúl en 1984.

El maratón es una prueba atlética de resistencia con categoría olímpica que consiste en correr una distancia de 42.195 m. Su origen se encuentra en la hazaña del soldado griego Filipides, quien en el año 490 a.C. murió de fatiga tras haber corrido unos 40k desde puerto Maratón hasta Atenas para anunciar la victoria sobre el ejército persa. En honor a esta gesta de Filipides se creo esta prueba, que fue incluida en los Juegos Olímpicos de 1896 de Atenas inaugurados por el Barón Pierre de Coubertín, la categoría femenina compite desde Seúl 1984.

Los corredores de medio fondo y fondo más significativos en la historia de estas pruebas son: el finlandés Hannes Kolehmainen que corrió en los Olímpicos de Estocolmo 1912 y Amberes 1920. Paavo Nurmi, también de Finlandia, brilló por sus actuaciones en la década de 1920. El atleta checoslovaco Emil Zátopek, que se destacó en los juegos Olímpicos de Londres 1948 y Helsinki 1952. El etíope Haile Gebrselassie, obtuvo múltiples victorias en la década de 1990, sus actuaciones en los olímpicos de Atlanta 1996 y Sídney 2000 así como su incursión en la prueba de maratón en Berlín le dieron un lugar en la historia mundial del atletismo. Kenenisa Bekele, natural de Etiopía, se ha ganado el título de uno de los mejores fondistas de la historia, hace su aparición en el año 2001 y se destaca durante los juegos olímpicos de Atenas 2004 y Pekín 2008.

Historia del atletismo Colombiano[editar]

El atletismo colombiano como práctica organizada y destinada a la formación y competencia regida por conceptos técnicos, comenzó a desarrollarse a principios del siglo 20 pero sus precursores fueron los indígenas de la época precolombina.

Entre los chibchas las carreras a campo traviesa se incluían en el programa de las diversas actividades y constituían un prestigio religioso y social para los vencedores. En 1913 se realiza la primera carrera callejera en Colombia, que denominaron la Carrera Castillo de Koop, cuyo recorrido fue de seis kilómetros en total, se realizó por las calles de Bogotá.

Los deportistas colombianos más destacados en la historia de estas pruebas atléticas son, entre otros, Hernán Barreneche quien se coronó como campeón centroamericano y del caribe en los juegos de 1962. Álvaro Mejía Flórez es reconocido como uno de los mejores atletas suramericanos en la década de 1960 y comienzos de 1970, dentro de sus mejores actuaciones se cuenta la de los juegos centroamericanos y del caribe en 1962 y haber sido campeón en tres pruebas en los juegos bolivarianos celebrados en Quito en 1965.

Durante la década de 1970 y comienzo de 1980 Víctor Mora se destacó por su participación en diversos eventos internacionales, sus logros más altos fueron alcanzados en pruebas de calle, siendo campeón en cuatro carreras de San Silvestre. Domingo Tibaduiza, es uno de los atletas colombianos con mayor representación en los juegos olímpicos, apareciendo en las justas de 1972, 1976, 1980 y 1984, sus participaciones más relevantes han sido en los juegos Panamericanos de 1975 donde obtuvo oro en la prueba de 5000 m y en 1986 fue campeón en la maratón de Berlín.

Más recientemente nuestro país ha alcanzado importantes logros con corredores como Herder Vásquez, Diego Colorado, Rafith Rodríguez, William Naranjo, Alirio Carrasco y Javier Guarín.

Entre las damas el deporte nacional ha contado con la importante participación de Stella Castro e Iglandini González, así como Yolanda Fernández, Muriel Coneo, Érika Abril, Rosibel García y Bertha Sánchez.